Un informe publicado por la aseguradora Blue Cross Blue Shield reveló el grave impacto que la salud de la Generación de los Millennials (los nacidos entre 1981 y 1995) podría tener en la economía estadounidense.

En comparación con cuando la Generación X (los nacidos entre 1965 y 1980) tenía la misma edad, se proyecta que los Millennials experimentarán un crecimiento económico más lento y pagarán más en costos de atención médica durante la próxima década, lo que podría tener un efecto demoledor en la economía en general.

Así es como los “anillos de los dientes” revelan detalles de nuestra vida

Tendencia preocupante

La peor salud de los Millennials se debe en gran medida al aumento de los problemas de comportamiento, como la depresión y la adicción, pero también a la hipertensión y el colesterol alto, entre otros factores, como la epidemia a los opioides.

El advenimiento de las redes sociales y dispositivos personales promueve bajos niveles de actividad física y facilita un entorno de aislamiento que favorece estados depresivos.

Si la tendencia continúa, la tasa de mortalidad de los Millennials podría aumentar en más del 40 por ciento en comparación con la de la Generación X a la misma edad.

La tasa de mortalidad de los Millennials para los 35 años está justo por debajo del 0,25 por ciento para los hombres y alrededor del 0,12 por ciento para las mujeres. Eso es superior a una tasa de mortalidad de Generación X a los 35 años que alcanzó un pico de poco menos del 0,20 por ciento para los hombres y alrededor del 0,10 por ciento para las mujeres.

El doctor Randell Wexler, proveedor de medicina familiar en el Centro Médico de la Universidad Estatal de Ohio, señala que la mejor manera para que los jóvenes contrarresten los problemas de salud física y mental planteados en el informe es hacer más actividad física.

Consecuencias a largo plazo

Pero el advenimiento de las redes sociales y dispositivos personales portátiles como teléfonos inteligentes, tabletas y computadoras portátiles, permite a las personas entretenerse sin realizar actividad física y favorecer un entorno de aislamiento social que puede promover estados depresivos.

La peor salud de los millennials se debe en gran medida al aumento de los problemas de comportamiento, como la depresión y la adicción, pero también a la hipertensión y el colesterol alto.

El informe debería servir como una señal de advertencia para los millennials. Eso significa que necesitan ir al médico para chequeos regulares en lugar de solo cuando se enferman. La encuesta también indica que casi un tercio de los millennials no tienen un médico de atención primaria, lo que probablemente impide que muchos reciban atención preventiva.

Los millennials también podrían terminar pagando un 33 por ciento más para cubrir el costo de sus problemas de salud si las tendencias continúan.

Para las personas mayores es muy importante permanecer activos durante la pandemia

Específicamente, los analistas encontraron que si las tendencias de salud continúan a este ritmo, los millennials podrían ver una reducción de 4.500 dólares por año (o $ 375 por mes) en sus ingresos para 2027. De hecho, el informe sugiere que estos malos hábitos y patrones de salud podrían “obstaculizar la prosperidad futura de los millennials” y tener consecuencias a largo plazo.

Si la salud de los millennials no mejora, podría tener serias implicaciones económicas, dado que la mala salud tiene una incidencia negativa directa en la productividad de un individuo, ya que hace que la persona permanezca más en casa o sea incapaz de mantener un trabajo, y por lo tanto, contribuir menos al presupuesto familiar y a la economía en general.

Referencia: The Economic Consequences of Millennial Health. Blue Cross Blue Shield, 2019. https://bit.ly/35wKGRc

Más en TekCrispy