El gobierno de Estados Unidos anunció nuevas restricciones, y esta vez a las empresas que se encargan de enviar software con Inteligencia Aritificial hacia otros países. Esta limitación se debe a la enorme preocupación por parte del gobierno de dicho país con respecto a la participación de China en la tecnología.

Según el Departamento de Comercio, a partir de este 6 de enero, será obligatorio que las empresas soliciten una licencia para continuar con la exportación de este software de imágenes geoespaciales impulsado a través de la tecnología de inteligencia artificial hacia otros países, a excepción de Canadá.

“Esta regla se está emitiendo en forma final interina porque aunque el Gobierno cree que es de interés para la seguridad nacional de los Estados Unidos implementar de inmediato estos controles, también quiere brindar al público interesado la oportunidad de comentar sobre el control de nuevos artículos”, expresó BIS.

Las compañías tendrán que usar una licencia para poder exportar este software de IA

El Gobierno teme que las nuevas tecnologías caigan en manos de potencias rivales, y eso ha provocado una significativa restricción para las compañías tecnológicas.  El fin de esta medida es evitar que estos países copien fácilmente la tecnología estadounidense, señala la fuente.

Además, Estados Unidos teme que este software que sirve de ayuda para los drones y satélites, logren identificar objetos, no sólo caiga en manos de potencias rivales como China, sino que también sea de poder para otros retadores políticos.

Mediante un anuncio por parte de la Oficina de Industria y Seguridad (BIS), se dio a conocer que esta medida es aplicada de acuerdo a la Ley de Reforma del Control de Exportaciones (ECRA) de 2018.

Según la ECRA, estas nuevas tecnologías podrían usarse tanto para fines civiles como para fines militares, lo que significaría un gran riesgo para Estados Unidos, que el gobierno de China consiguiera acceso a estas tecnologías.

La medida se publicó por la oficina de Industria y Seguridad (BIS), siguiendo la Ley de Reforma de Exportaciones de 2018.