Aunque en la actualidad las mamografías son la mejor herramienta de diagnóstico que los clínicos tienen a su disposición para detectar el cáncer de mama, no son perfectas.

Uno de cada cinco cánceres de mama no es detectado por radiólogos capacitados que examinan mamografías. Además, alrededor del 50 por ciento de las mujeres que se realizan mamografías anuales tendrán un hallazgo falso positivo en algún momento durante un período de 10 años.

La CES 2020 nos da un vistazo al futuro con las Smart Homes

Sistema evaluado

Pero, un nuevo sistema de inteligencia artificial desarrollado por investigadores de Google Health, está demostrando ser más efectivo para detectar el cáncer de mama en mamografías que los radiólogos capacitados.

El objetivo de la AI no es reemplazar a expertos clínicos, sino encontrar una forma de implementar este software en espacios clínicos para ayudar a reducir el error humano.

El nuevo sistema de IA fue entrenado en un conjunto de datos de casi 100.000 mamografías. En un estudio que evaluó el rendimiento del software predictivo, investigadores probaron el sistema de AI en dos grandes conjuntos de mamografías, uno del Reino Unido y otro de los Estados Unidos.

En el conjunto de datos de Estados Unidos, el software funcionó significativamente mejor que los expertos humanos, produciendo 5,7 por ciento menos diagnósticos falsos positivos. Aún más llamativo, el sistema registró un 9,4 por ciento menos de falsos negativos, lo que sugiere que detectó varios cánceres de seno que los expertos humanos no detectaron.

Los resultados en el conjunto de datos del Reino Unido fueron menos impresionantes pero aún significativos. En el Reino Unido, las mamografías son examinadas por dos radiólogos separados, lo que generalmente reduce el volumen de errores, pero el sistema de inteligencia artificial desarrollado por Google aún superó a los expertos humanos con un 1,2 por ciento menos de falsos positivos y un 2,7 por ciento menos de falsos negativos.

En un estudio independiente realizado una organización de investigación externa, seis radiólogos estadounidenses se enfrentaron al sistema de inteligencia artificial, evaluando 500 mamografías de muestreo aleatorio del conjunto de datos de Estados Unidos.

Ayudar a los humanos

Nuevamente, el sistema superó significativamente a los radiólogos humanos en promedio. Sin embargo, el estudio sí señala que, aunque hubo seis cánceres detectados por la IA que fueron ignorados por los seis expertos humanos, hubo al menos un caso detectado por los seis humanos que el sistema de inteligencia artificial no detectó completamente.

En la actualidad, uno de cada cinco cánceres de seno no es detectado por radiólogos capacitados que examinan las mamografías.

No se identificaron patrones claros para explicar por qué estos casos particulares resultaron en diferencias significativas entre humanos e inteligencia artificial, pero los investigadores de Google sugieren que el futuro de estas herramientas radica en ayudar a expertos humanos en lugar de reemplazarlos por completo.

Alphabet, la compañía creada para apostar por el cambio

El investigador Daniel Tse, parte del equipo de Google Health que desarrolló el proyecto, sugirió que el objetivo no es reemplazar a expertos clínicos, sino encontrar una forma de implementar este software en espacios clínicos para ayudar a reducir el error humano. Al respecto, comentó:

“Creemos que esto es solo el comienzo. Hay cosas en las que estos modelos y tecnología son realmente buenos, y hay cosas en las que los radiólogos, que pasan toda su vida haciendo esto, son realmente buenos”.

Referencia: International evaluation of an AI system for breast cancer screening. Nature, 2020. https://doi.org/10.1038/s41586-019-1799-6

Más en TekCrispy