Tres científicos chinos involucrados en los nacimientos de bebés genéticamente modificados han sido condenados por practicar medicina ilegalmente. El investigador He Jiankui, líder del equipo, fue sentenciado a 3 años de cárcel y multado con 3 millones de yuanes ($ 430.000).

Los otros dos investigadores recibieron condenas menores y multas. Zhang Renli fue sentenciado a 2 años de prisión y multado con un millón de yuanes, mientras que Qin Jinzhou recibió una sentencia de 18 meses y una multa de 500.000 yuanes.

Modificación genética

Hace 13 meses, He Jiankui, formado en la Universidad Rice y en Stanford, informó que había ayudado a crear los primeros bebés humanos genéticamente modificados del mundo, las gemelas nacidas en noviembre de 2018 apodadas “Lulú y Nana”. El anuncio provocó un debate mundial sobre la ética de la edición de genes.

Los investigadores emplearon la tecnología de edición de ADN conocida como CRISPR para alterar los genomas humanos.

Además de la condena a prisión y el pago de la multa, al investigador se le prohibirá de por vida seguir involucrado en la medicina reproductiva. La sentencia fue dictada el lunes 30 de diciembre por el Tribunal Popular del Distrito de Shenzhen Nanshan.

He Jiankui y sus colaboradores emplearon la versátil tecnología de edición de ADN conocida como CRISPR para alterar los genomas de gemelos cuando eran embriones recién fertilizados, y luego los transfirieron al útero de la mujer para comenzar el embarazo.

Práctica ilegal

El equipo de investigación estaba basado en la Universidad del Sur de Ciencia y Tecnología, y en un manuscrito científico que describe la creación de las gemelas se enumera un total de diez participantes, incluyendo trabajadores de laboratorio y expertos en bioinformática. No está claro si los otros miembros del equipo se enfrentarán a sanciones.

Por practicar medicina ilegalmente, científicos chinos involucrados en los nacimientos de bebés genéticamente modificados han sido condenados. En la imagen, He Jiankui, líder del equipo.

Según el tribunal, He Jiankui y sus colegas conspiraron a partir del año 2016 para crear bebés editados genéticamente, fundamentándose en la idea de modificar un gen llamado CCR5, lo cual podría hacer a los humanos resistentes al virus del VIH.

He Jiankui creía que su investigación podría traerle fama y fortuna, y podría ser un gran avance científico para China, pero después de que el experimento fuera revelado por la Revisión de Tecnología del MIT en noviembre pasado, la mayoría de los expertos condenaron inmediatamente la investigación y las autoridades abrieron un caso de investigación criminal.

El tribunal determinó que He Jiankui y sus colegas “violaron deliberadamente las normas nacionales pertinentes sobre investigación científica y gestión médica” y “aplicaron precipitadamente la tecnología de edición genética a la medicina de reproducción asistida humana”.

Referencia: The first trial of the “Gene Editing Baby” sentenced three defendants, including He Jiankui, to criminal responsibility. Xinhua news agency, 2019. https://bit.ly/2te0lHF