Tesla, el fabricante pionero de vehículos de conducción autónoma, siempre busca ir un paso más allá en el mercado de coches autónomos pero aún no ha desarrollado vehículos con un nivel de conducción autónoma total, sin embargo, dos nuevas patentes sugieren un Autopilot que revolucionará la industria.

La compañía de coches autónomos de Elon Musk no solo es pionera en el desarrollo de este tipo de vehículos, sino en el software de autoconducción que coloca a disposición para impulsar el uso de esta tecnología en la industria automotriz.

Sin embargo, el sistema de Autopilot ha sido duramente criticado debido a que lo consideran insuficiente para adquirir e nivel conducción autónoma total.

Aunque la compañía prometió a principios de año que la versión 3.0 del Autopilot será capaz de revolucionar este nivel de conducción, es ahora cuando revela detalles claros de dos nuevas patentes que describen mejoras realmente notables y poderosas del sistema. Pues el Autopilot se renueva con mejoras que permiten recolectar y procesar la data del vehículo de forma rápida y en tiempo real gracias al aprendizaje profundo.

La patente describe un sensor en el vehículo que permitirá captar y descomprimir todos los datos para que sean procesadores con el chip de inteligencia artificial desarrollado por Tesla.

IA del futuro podría entender perfectamente a los humanos

Una vez es comprimido y procesado por aprendizaje profundo y la red neural artificial, la información es enviada al vehículo autónomo en cuestión de segundos.

La patente donde mencionan a los creadores Brijesh Tripathi, Timofey Uvarov y Evgeny Fainstai, describe un proceso que será capaz de separar la información obtenida del vehículo para obtener una mejor toma de decisiones de conducción en tiempo real, lo que, según la compañía, permitirá crear un software de autoconducción para vehículos totalmente autónomos, es decir sin necesidad de un conductor humano que supervise o haga maniobras difíciles de conducción.

La segmentación de datos permitirá que acciones como analizar la iluminación global, solo se centrará en los sensores que procesen la información que corresponda, esto evitará pérdida de información relevante.

A finales de 2016, Tesla contrató a un grupo de ingenieros provenientes de la empresa de hardware AMD, quienes estaban a la orden de Petter Banon un ex arquitecto de procesadores Apple.Estos fueron los responsables de desarrollar un chip de inteligencia artificial capaz de procesar los datos y tomar las decisiones mediante aprendizaje.

Además de esto, Tesla también patentó una unidad vectorial computacional para procesar datos de salida. Recientemente, la compañía de Elon Musk también anunció su patente para fabricar baterías más eficientes y económicas.

Más en TekCrispy