Cancer Colorrectal

Cerca del 80 por ciento de los cánceres colorrectales se han relacionado con mutaciones en un gen llamado APC, las cuales dan lugar al incremento de los niveles de la proteína βcatenina. Luego de ello, ocurre una acumulación de proteínas en el núcleo celular que puede activar una cantidad de genes que impulsan la proliferación celular y promueven el crecimiento y mantenimiento de tumores colorrectales.

Y a pesar de que proceso parece detallado así, aún se desconoce la forma exacta en la que la βcatenina ingresa al núcleo celular después de que sus niveles aumentan. Es por ello que un equipo de investigadores de la Universidad de Toronto decidió indagar un poco al respecto e intentar identificar los genes necesarios para la actividad continua de βcatenina en las células de cáncer colorrectal.

Los resultados, publicados en la revista Journal of Cell Biology, revelan que una proteína llamada Importin-11 es la que cumple la función de transportar la proteína βcatenina que causa cáncer al núcleo de las células de cáncer de colon. Partiendo de ello, se creen que la inhibición de este transporte podría bloquear el crecimiento de la mayoría  cánceres colorrectales causados ​​por niveles elevados de βcatenina.

Importin-11 transporta βcatenina

Como es común en este tipo de estudios, los investigadores aplicaron la tecnología de modificacion genética CRISPR. Por medio de esta, desarrollaron ua nueva técnica por medio de la cual pudieron detectar en el genoma humano aquellos genes que favorecen la actividad de βcatenina en las células de cáncer colorrectal luego de su incremento debido a las mutaciones APC.

Uno de los genes involucrados en dicho proceso fue IPO11, el cual codifica la ya mencionada proteína Importin-11. Esta se une a βcatenina y la escolta al núcleo de las células de cáncer colorrectal con mutaciones en APC.

Notaron que los niveles elevados de de Importin-11 están relacionados con los cánceres colorrectales humanos. Y en efecto, la eliminación de la proteína Importin-11 de estas células impidió el transporte de la la βcatenina hacia el núcleo y la activación de sus genes diana. También inhibió el crecimiento de tumores formados por células cancerosas mutantes de APC aisladas en pacientes.

“Concluimos que Importin-11 es necesario para el crecimiento de las células de cáncer colorrectal”, dice Stephane Angers, profesora del Departamento de Ciencias Farmacéuticas de la Facultad de Farmacia Leslie Dan de la Universidad de Toronto.

Este nuevo hallazgo puede servir como un objetivo potencial para el desarrollo de nuevas terapias enfocadas en el bloqueo de este proceso de transporte, para así reducir el crecimiento de cánceres colorrectales causados por este tipo de mutaciones.

Referencia:

Researchers identify new therapeutic target for colorectal cancer. https://medicalxpress.com/news/2019-12-therapeutic-colorectal-cancer.html