Los hallazgos proporcionan nuevos conocimientos sobre la interacción entre la nutrición y la salud reproductiva masculina.

En las últimas décadas y a nivel global, una variedad de estudios epidemiológicos han reportado disminuciones en la calidad del esperma entre los hombres sanos.

Aunque algunas veces las interpretaciones de estos estudios se tornan desproporcionadas y son criticadas, lo que muestran no deja de ser motivo de preocupación, a la vez que revelan la necesidad de contar con una mejor comprensión de los factores que afectan a la calidad del esperma en los seres humanos.

¿Consumir un huevo al día puede afectar nuestra salud cardiovascular?

Rápido efecto

Los factores de riesgo para la baja calidad del esperma en hombres sanos implican, por ejemplo, la edad reproductiva masculina, la exposición ambiental a disruptores endocrinos y factores de estilo de vida (por ejemplo, tabaquismo, consumo excesivo de alcohol y nivel de actividad física).

Los hallazgos proporcionan nuevos conocimientos sobre la interacción entre la nutrición y la salud reproductiva masculina.

La obesidad, con patologías asociadas como la diabetes, es también un fuerte factor de riesgo. Es bien sabido que los factores nutricionales y metabólicos pueden afectar la fertilidad masculina, pero se sabe poco sobre los mecanismos moleculares subyacentes.

A fin de profundizar en esta materia, un equipo de investigadores de la Universidad de Linköping en Suecia, realizó un estudio cuyos resultados muestran que los espermatozoides humanos se ven afectados por la dieta, y que estos efectos surgen rápidamente.

Para examinar la capacidad de respuesta de los espermatozoides humanos a los cambios en la dieta, el equipo reclutó a 15 hombres en buen estado de salud, no fumadores, de 20 a 27 años de edad con un índice de masa corporal (IMC) normal, quienes fueron sometidos a un régimen dietético personalizado.

Motilidad normalizada

Todos los participantes acordaron consumir solo las comidas proporcionadas por el equipo de investigación para la intervención de 2 semanas. Durante la primera semana, a cada participante se le proporcionó una dieta saludable con un contenido energético total correspondiente a su gasto energético total estimado.

La segunda semana, su dieta se complementó con azúcar correspondiente a un 50% adicional de su gasto energético total estimado (promedio de 375 gramos de azúcar por día, equivalente a aproximadamente 3,5 litros de bebidas azucaradas o aproximadamente 450 gramos de golosinas). Esta estrategia de 2 pasos generó líneas de tiempo de muestra emparejadas que permitieron a cada individuo ser su propio control.

Los investigadores evidenciaron que los espermatozoides humanos se ven afectados por la dieta, y que estos efectos surgen rápidamente.

Se recogieron muestras de semen al comienzo de la intervención, después de la semana de dieta saludable y al finalizar la semana con una dieta alta en azúcar.

El análisis de estas muestras reveló que alrededor de un tercio de los participantes presentaba baja motilidad de esperma. No obstante, los investigadores evidenciaron que durante el periodo de estudio la motilidad de los espermatozoides de todos los participantes se normalizó.

Control de la natalidad: ¿una responsabilidad puramente femenina?

En referencia a estos resultados, la investigadora Anita Öst, afiliada al Departamento de Medicina Clínica y Experimental de la Universidad de Linköping y coautora del estudio, comentó:

“El estudio muestra que la motilidad de los espermatozoides puede ser cambiada en un corto período de tiempo y parece estar estrechamente ligada a la dieta. Esto tiene importantes implicaciones clínicas. Pero no podemos decir si fue el azúcar lo que causó el efecto, ya que es posible que haya sido un componente de la dieta básica saludable que pudo provocar un efecto positivo en el esperma”.

En última instancia, señalan los autores, los hallazgos proporcionan nuevos conocimientos sobre la interacción entre la nutrición y la salud reproductiva masculina y abren una vía de investigación futura.

Referencia: Human sperm displays rapid responses to diet. Plos Biology, 2019. https://doi.org/10.1371/journal.pbio.3000559

Más en TekCrispy