Foto:Miro.Medium

Faltan pocos días para 2020 y con este nuevo año vienen no solo el surgimiento de nuevas tecnologías, sino también el fortalecimiento y crecimiento de las que están, ecosistemas como el big data y el machine learning han tenido un alcance notable este año en el mercado tecnológico, sin embargo, algunos especialistas tienen ciertas opiniones respecto al futuro de estas el próximo año.

IA y Machine Learning, una fusión poderosa

Actualmente existe un debate recurrente acerca de si la inteligencia artificial realmente ofrecerá soluciones importantes en los diferentes sectores de la industria, principalmente en el ańalisis de datos, sectores como el big data y lo que podrían permitir en ese entorno.

Muchos expertos señalan que la inteligencia artificial y el aprendizaje automático se convertirán en una subespecialidad dentro del panorama de análisis de datos más amplio. Haoyuan Li, director de Alluxio autor del estudio  “Los equipos de inteligencia artificial y análisis se fusionarán en uno como la nueva base de la organización de datos”, dice lo siguiente:

“La IA es el siguiente paso para el análisis de datos estructurados. Lo que solían ser modelos estadísticos ha convergido con la informática para convertirse en IA y ML. Por lo tanto, los equipos de datos, análisis e inteligencia artificial deben colaborar para obtener valor de los mismos datos que todos utilizar.”

Asimismo,  el socio gerente de Fractal Analytics, expande la idea afirmando que la “Inteligencia artificial y el machine learning, definirán claramente como parte de análisis más amplios y tendrán áreas de aplicación mejor definidas. Muchas compañías están confundidas acerca de lo significan estos dos “.

Catalogada como una de las tecnologías de mayor alcance este 2019, permitiendo desarrollar modelos de aprendizaje que puen ofrecer soluciones para diagnosticar enfermedades tempranas, mejorar la calidad de vida de personas a nivel psicológico o incluso facilitar el trabajo fuerte en grandes empresas, existe cierto escepticismo con la IA, no obstante aquí lo peligroso no es lo la tecnología en sí, sino lo que las personas podrían hacer con ella.

En este sentido, Suraj Amonkar, vicepresidente de Fractal Analytics, cree que “la comunidad de IA continuará debatiendo y progresando en el desafío de la gobernanza, la privacidad, la seguridad y la ética en la IA”. Otros aseguran que “en el próximo año, las organizaciones comenzarán a usar ‘Ética en IA’ para impulsar la forma en que las nuevas aplicaciones de IA se conceptualizan y diseñan desde cero. relacionado con la forma en que usan (o son utilizadas por) la tecnología, el diseño para una IA ética se convertirá en la norma con el tiempo “.

¿Big Data y hadoop son tecnologías que morirán en 2020?

Actualmente el Big Data también es punto de discusión, así como el ecosistema hadoop, empresas como Google y Amazon implementan esta tecnología que permite el manejo y análisis de grandes volúmenes de datos, esto también impulsado por la inteligencia artificial.

Estos análisis han generado un mayor impacto en el mercado, este crecimiento es proporcional a las capacidades que ofrece la IA, es decir que ambas tecnologías se complementan. Especialistas sugieren que el crecimiento de Bussines Analytics y el Big Data será de hasta de USD203 mil millones en 2020.

En este aspecto entra hadoop, una plataforma que engloba todos los servicios y herramientas necesarios para implementar big data, de la forma más económica (open source), con el fin de mejorar la experiencia del usuario. Algunos críticos señalan que este ecosistema está muriendo pero algunos defensores aún mantienen la fe.

Haoyuan Li, dice: “Se habla mucho de que Hadoop está muerto … pero el ecosistema de Hadoop tiene estrellas en ascenso. Los marcos de cómputo como Spark y Presto extraen más valor de los datos y se han adoptado en general calcular el ecosistema “. Li explica además que “HDFS el Sistema de archivos distribuidos de Hadoop morirá, pero el cómputo de Hadoop seguirá vivo y fuerte”.

Por su parte, el director de tecnología de Yellowbrick Data, Brian Bulkowski, tiene una opinión similar pero aclara que: “Big Data está realmente muerto, pero el lago de datos parece grande”. Y Todd Wright, director de gestión de datos y soluciones de privacidad de datos de SAS, nos recuerda que “la promesa de los grandes datos nunca vino de tener simplemente más datos, y de más fuentes, sino de poder desarrollar modelos analíticos para obtener mejores conocimientos sobre estos datos”.

A pesar de las diferencias, la realidad es que tanto la IA como el big data están entre nosotros, ahora, las compañías pueden acceder a grandes volúmenes de datos y procesarlos de forma óptima gracias a estas tecnologías y es que el análisis de datos es tan importante para la industria como las tecnologías que se utilicen.