En la sociedad actual, los avances tecnológicos simplemente se encuentran a la orden del día. A cada momento se hacen nuevos descubrimientos que cambian la forma en la que el mundo se desarrolla.

Este proceso se trata de un patrón que se ha mostrado en la sociedad desde que esta se ha conformado. Sin embargo, en los últimos años, y, sobre todo, en las últimas décadas, la velocidad de estos procesos ha aumentado y los cambios se han vuelto mucho más vertiginosos.

Ahora que llega el 2020, estamos dejando atrás una década que ha traído muchos cambios a la forma en la que vemos al mundo e interactuamos con él. Durante estos últimos 10 años, se han presentado muchas novedades que han marcado la historia tecnológica de la humanidad. Y, ya que estamos a punto de entrar en otra época de cambios, vale la pena hacer un recuento de los momentos más significativos en la historia de la tecnología de la época.

Lanzamiento del iPhone 4 (2010)

Vimos el inicio de esta última década en el 2010 y una de las mejores formas de identificar ese año es con la presentación del revolucionario iPhone 4. Así como la llegada del primer iPhone marcó la década del 2000, el iPhone 4 es la insignia del 2010.

Este equipo llegó el 24 de junio de ese año para revolucionar la forma en la que los teléfonos se venían haciendo hasta la fecha. Específicamente, el detalle que lo hizo destacar fue la llegada de su pantalla de vidrio o “retina” que lo hacía mucho más resistente que cualquier otro modelo del mercado.

Asimismo, su chip procesador A4 lo hacía considerablemente más eficiente tanto para su competencia como para sus antecesores. Desde el 2013 este equipo está descontinuado y no ha recibido actualizaciones desde el 2014 debido a la llegada de modelos más nuevos y avanzados.

Sin embargo, a pesar de que físicamente ya no esté más, este equipo vivirá por siempre en nuestra memoria. No solo por haber cambiado la forma en la que veíamos a los equipos de la marca, sino también por haber sido el último que llegó a ser presentado por Steve Jobs.

SpaceX lanza su primer cohete (2010)

Como ya todos sabemos, esta compañía de desarrollo de naves espaciales es propiedad del peculiar personaje millonario de Silicon Valley, Elon Musk. Este siempre ha declarado tener un marcado interés por las nuevas tecnologías y el progreso de la sociedad a través de las mismas.

Él también es propietario de otras grandes compañías del mundo, como Tesla, en donde apuesta desde hace años por los autos eléctricos –un elemento que en la actualidad está comenzando a cobrar importancia.

Ahora, SpaceX se enfoca primordialmente en la fabricación de naves espaciales privadas diseñadas para, en un futuro, ser capaces de hacer viajes comerciales al espacio. Es importante también mencionar la importancia que tuvo el vuelo de su nave Falcon 9 el nueve de diciembre del 2010.

Después de todo, esta se trató del primer lanzamiento, órbita y recuperación de una nave de origen privado en la historia. Con ello, SpaceX sentó un precedente y marcaron lo que sería toda una década de pruebas e innovaciones en esta área.

Lanzamiento de Twitch (2011)

Es claro que la transmisión de contenidos en streaming se ha vuelto uno de los sellos de nuestra época. En la actualidad, al pensar en este concepto lo primero que nos llega a la mente es Netflix.

Sin embargo, este no se trata del único gran exponente de este ámbito. De hecho, al referirnos al ámbito de los videojuegos y transmisión de gameplays, el equivalente de Netflix sería Twitch.

El 6 de junio del 2011 este finalmente llegó al mundo como una subplataforma para la página de videojuegos Justin.tv. Sin embargo, la popularidad de los contenidos de Twicth y el formato (en vivo o por encargo) en el que se podía visualizar, hizo de la misma una mucho más popular que aquella que inicialmente le dio origen.

Por ello, el 2014 Justin.tv cerró oficialmente mientras Twitch alcanzaba sus niveles de reconocimiento más altos. Hasta la fecha, plataformas como YouTube y Dailymotion aún no han sido capaces de mantenerle el paso. Debido a lo cual, esta plataforma se ha instaurado como la insignia de los gamers en esta década.

Muerte de Steve Jobs (2011)

Apple se ha destacado a lo largo de su historia por ser una compañía llena de sorpresas e innovaciones. Sin embargo, no todas nos han dejado un buen sabor de boca.

El 5 de octubre del 2011, la página oficial de Apple dio a conocer el deceso de su cofundador más icónico, Steve Jobs, luego de una larga batalla contra el cáncer de páncreas. Otro de los teléfonos revolucionarios de la era, el iPhone 4S, justo había sido lanzado el día anterior por el sucesor designado de Jobs como CEO, Tim Cook.

Este dispositivo fue el primero en implementar al asistente virtual Siri y cambiar nuestra forma de interactuar con estos equipos. Lastimosamente, Jobs no llegó a ver el éxito que tuvo este dispositivo, pero marcó un antes y un después en Apple.

La compañía no solo había perdido a su imagen sino también la mente creativa, innovadora y llena de pasión de su creador que la impulsaba constantemente a mejorar y aceptar nuevos desafíos. Hasta estos momentos, Jobs aún se mantiene como el ícono indiscutible de Apple, así como en el signo de una generación llena de inventiva y voluntad para cambiar el mundo.

Facebook compra Instagram (2012)

Las redes sociales son otros de los íconos innegables de nuestra era. Sin embargo, casi todas las más conocidas de la actualidad fueron fundadas en la década pasada. En esta, lo que más se destacó fue el proceso de transformación por el que pasaron muchas de estas plataformas.

Por ejemplo, la joven Instagram comenzó a destacar tanto entre los usuarios de la web que llamó la atención de uno de los gigantes de este mundo, Facebook. Para el 2012 ya su éxito era notorio y Facebook no tardó en hacer un trato por 1 billón de dólares para adquirirla.

Ahora, esta empresa ha logrado crecer hasta contar con billones de usuarios diarios y estar valorada en más de 100 billones de dólares. La empresa se ha convertido no solo en una de las bases sobre las que Facebook se sustenta, sino que, al momento de su adquisición, se mostró como el primer paso de Facebook en su intento por comenzar a crear un ecosistema de redes propio en la web.

Lanzamiento de Tinder (2012)

Admitámoslo, actualmente son muy pocos los individuos que no han oído por lo menos hablar de Tinder. Esta aplicación de citas dio sus primeros pasos en el 2012 y desde entonces no se ha detenido.

Para bien o para mal, esta red social para solteros se ha convertido en el espacio predilecto para aquellos que quieren conocer nuevas personas. A pesar de la alta connotación sexual que tiene este sitio ahora, inicialmente estaba planteado como un espacio en el cual conocer gente y hacer nuevas conexiones.

Después de su llegada al mundo y de éxito que tuvo, muchas otras iniciativas similares comenzaron a desarrollarse. Como consecuencia, lo que en el 2012 era una rareza –las apps de citas– ahora se han vuelto prácticamente un elemento de todos los días.

En resumen, la llegada de Tinder significó la aparición de dos grandes cambios en nuestra sociedad. En primera instancia, se modificó el modo en el que las personas se relacionan a la hora de tener citas y amplió el panorama de muchas de estas, permitiéndoles conocer individuos que de otro modo jamás se habrían cruzado.

Al mismo tiempo, Tinder normalizó el uso de este tipo de apps y pavimentó el camino que transitaron todas las demás aplicaciones que la siguieron. Básicamente, se convirtió en la pionera que marcó la pauta de cómo se comenzarían a dar las relaciones en la web.

Edward Snowden revela planes de la NSA (2013)

Nos es extraño para nadie la polémica que se desató el 9 de junio de 2013, luego de que el exempleado de la CIA, Edward Snowden, revelara haber sido la fuente que en los últimos días ha estado surtiendo de datos para las impactantes noticias publicadas por diarios como The Guardian y The Washington Post.

En ellas, se ponían al descubierto muchas de las tácticas de espionaje utilizadas por el gobierno de los Estados Unidos y la National Secutiry Agency (NSA) sobre sus propios ciudadanos. El descontrol que generaron sus declaraciones lo obligaron a tener que dejar el país y a tener que pedir asilo en variados países como China, Rusia, Ecuador y Perú.

Posteriormente, Snowden también compartió más datos sobre las tácticas de espionaje del gobierno estadounidense y de sus organismos de inteligencia. En esa oportunidad, reveló que la nación también había estado utilizando sus habilidades para espiar las actividades de otros países, como, por ejemplo, China.

Las acciones de este hombre causaron que los cimientos de una nación temblaran bajo el escrutinio de la mirada internacional. Hasta la fecha, en Estados Unidos se le considera un traidor, pero para muchos países de la comunidad internacional es más bien un héroe. Según las palabras de su propio padre: “es verdad que mi hijo traicionó al gobierno, pero no traicionó al pueblo de los Estados Unidos”, por lo que, tener una apreciación u otra, se trata simplemente de un asunto de principios y lealtades.

Facebook compra WhatsApp (2017)

Hablando de la evolución de las redes sociales en nuestra época, otro de los grandes cambios que no podemos dejar de nombrar se trata de la adquisición de WhatsApp por parte de Facebook. Para febrero del 2014, Mark Zuckerberg y Jan Koum habían tenido dos años completos de encuentros y conversaciones.

Por ello, a pesar de que la compra de WhatsApp por 19 billones de dólares nos tomó a todos por sorpresa, en el fondo se veía venir. Con esta adquisición, Facebook dio un paso más en el mundo de la mensajería instantánea gracias a esta nueva plataforma mucho más popular y utilizada que su antiguo Messenger.

De esta unión, Facebook consiguió un nuevo elemento con el que constituir su ecosistema digital. A pesar de que la empresa se mantuvo relativamente independiente, poco a poco hemos podido ver cómo el modelo de Facebook ha comenzado a imponerse. Ahora, es notorio que este se trató de otro de los puntos vitales de la historia de la empresa que le permitió convertirse en el imperio que conocemos en la actualidad.

Gamergate (2014)

Durante la pasada década, ocurrieron muchos eventos que lograron definir el curso de la historia de la tecnología. En este caso, esta situación lo que hizo fue revelar una situación latente dentro de la misma, específicamente en el área de los videojuegos.

El caso Gamergate tuvo en primera instancia como víctima a la desarrolladora independiente de videojuegos Zoë Quinn. A partir de falsas acusaciones realizadas por su novio en un portal de la web, en la misma comenzó a desenvolverse un torbellino de acusaciones, amenazas y recriminaciones por parte de muchos otros usuarios de la web y miembros de la comunidad de gamers.

Todo este evento, destapó una olla de bullente misoginia y sexismo que, aparentemente, siempre había estado presente en el mundo de los videojuegos. El caso Gamergate fue estudiado por la policía de Estados Unidos debido a que la persecución en internet llegó a ser tan fuerte para las mujeres que fueron víctimas de la misma que llegaron a presentarse casos graves de acoso y hasta amenazas de muerte.

Lastimosamente, las investigaciones estuvieron plagadas de confusiones y obstrucciones que no permitieron conocer a los autores de tan terribles amenazas. Aún hoy, el caso Gamergate, a pesar de estar “cerrado”, se ha vuelto un claro ejemplo de los problemas actuales de la web y de realidades sociales que aún no han sido debidamente tratadas.

La controversia de Gamergate

Debido a las acciones tomadas por varios medios y redes sociales para desalentar los comentarios surgidos en la web, especialmente contra Quinn, muchos de estos fueron removidos. Como varios de ellos apuntaban no solo a detalles personales de Quinn sino que alegaban que profesionalmente había estado manipulando las reseñas de sus juegos.

Esto fue desmentido fácilmente, pero las acusaciones continuaron. En consecuencia, muchos usuarios tomaron este ataque contra la mujer de los videojuegos también como una campaña contra la censura y en pro del periodismo de videojuegos transparente. Está más que claro que el origen de todo este movimiento no fue el mismo, sin embargo, también ha sido adoptado como tal.

Por ello, aún ahora existe esta dualidad de visiones en la web que lo vuelven un tema bastante difícil de tratar. Algunos incluso hablan de que se trata de que su presencia se trata de una guerra cultural actual. En este caso, no se pudo hacer nada para contrarrestar el mal legado que dejó este evento y ha quedado como un punto oscuro en la historia de desarrollo de esta década.

Apple lanza los AirPods (2016)

Un lanzamiento que también fue significativo durante esta época fue la llegada de los AirPods de Apple. Durante años, se habían estado creando diferentes diseños de audífonos para mejorar lo ofrecido por los tradicionales con cables.

Sin embargo, pocos lograron ser tan innovadores como los AirPods, ya que, son estos ahora los que marcan la pauta en el desarrollo de este tipo de equipos. Los AirPods, no solo mostraron ser capaces de reproducir música de forma inalámbrica, sino que contaban con un micrófono incorporado que permitía contestar llamadas telefónicas y pedirle cosas a Siri.

Asimismo, estos poseían sensores de movimiento para parar la música cuando fueran removidos de los oídos. Incluso, también podían recibir comandos al tacto a través de “taps” sobre su superficie.

La segunda generación de AirPods no trajo muchos cambios más allá de una extensión en el tiempo en que se pueden utilizar sus funciones. Ello debido a que, desde su llegada, este equipo golpeó fuerte y, aún ahora, se constituye como uno de los equipos más completos de esta área.

Escándalo de Cambridge Analytica (2016)

Otro de los eventos que realmente marcaron esta década fue el escándalo de Cambridge Analytica. Cuando se reveló la forma en la que Facebook vendía desde el 2014 datos de usuarios a esta empresa, ya nada volvió a ser lo mismo.

El uso de los datos de esta compañía privada y la participación que la misma tuvo en las campañas electorales del 2016 dejaron al mundo preocupado. Desde entonces, Facebook ha estado constantemente bajo el escrutinio del ojo público, la confianza en esta red social ya nunca ha sido la misma.

Este escándalo, además de elevar las preocupaciones con respecto a Facebook y el manejo de datos que realiza, también aumentó la consciencia de las personas sobre la importancia en general de la privacidad de los datos en la web.

Desde entonces, los movimientos de concientización sobre este tema y la lucha por la privacidad en la web han hecho mucha más presencia en la sociedad. Por lo que, se podría decir que todo este escándalo fungió como un punto de partida desde el cual todos estos movimientos por la defensa de los datos en la web tomaron una base con la que sustentar sus argumentos: es posible, ha pasado y tiene que parar.

Las redes 5G se vuelven algo real (2018)

Está claro que la conectividad es una de las características primordiales de nuestra sociedad moderna. En la actualidad, estamos cada vez más conectados entre nosotros, y también lo están los aparatos electrónicos entre sí.

Sin embargo, debido a la gran demanda de banda que esto último supone, el lograrlo de forma efectiva y sin interferencias se ha sido un verdadero problema. O, por lo menos, lo era hasta la llegada de las redes 5G al mundo.

A finales del tercer trimestre del 2018 en Estados Unidos se dio el primer paso en la consecución de las redes 5G en la sociedad. Gracias a ella, un mundo conectado por el IoT (Internet of Things) ya no se trata más de solo un sueño futurista, sino de una meta que podríamos alcanzar en menos años de lo esperado.

A pesar de que aún faltan algunos años para que veamos a estas redes en todo su potencial, la verdad es que el futuro tiene un aire prometedor. Por el momento, Estados Unidos se mantiene con el liderazgo en esta materia, pero otros países como Corea del Sur lo siguen bastante de cerca. Asimismo, naciones como Rusia ya han mostrado también su interés por un futuro interconectado como el que pueden proveer las redes 5G.

Las redes 5G y su consecución real han supuesto un salto enorme para la humanidad y se ha llegado a pensar en la llegada de las mismas como la marca de una cuarta revolución industrial enfocada en la conectividad y velocidad de transmisión de datos de las redes.

Google consigue la Supremacía Cuántica (2019)

Procesador Sycamore de la computadora cuántica de Google.

Otro evento que simplemente no podemos dejar pasar al hablar de eventos que han marcado la historia de la tecnología debemos mencionar la llegada de la Supremacía cuántica al mundo. Google ha sido el primero en alcanzarla a través del procesador cuántico Sycamore, creado por la propia empresa.

Gracias a este, en octubre de este año han revelado que construyeron una computadora cuántica capaz de resolver en 3 minutos algo que a la súpercomputadora más poderosa le hubiera tomado 10.000 años.

Este logro significa un paso más en el camino hacia una nueva era tecnológica. La “supremacía” de los qubits sobre los bits se da por la forma en la que estos interactúan y porque los primeros son capaces de cubrir más terreno y variables por vez ya que trabajan con todos los números entre el 0 y el 1, mientras que los últimos solo funcionan con estas dos cifras enteras para todos sus procesos.

Incluso, este mismo año Google ha mencionado que está dentro de sus planes encontrar los usos prácticos de esta tecnología. Ya que, por ahora, los existentes se encuentran más que todo en el campo de las ideas. El descubrir la forma de usar esta tecnología ahora, indiscutiblemente cambiará el curso que seguirá la humanidad y definirá el estilo del avance de la tecnología en esta década y las siguientes.

Larry Page y Sergey Brin dejan Alphabet (2019)

Larry Page y Sergey Brin.

Para cerrar esta recopilación de momentos que han definido el mundo de la tecnología en la década del 2010, no podemos olvidar mencionar la sorprendente salida de la palestra pública de los creadores de la compañía multinacional Google.

Ya hace años, los creativos Larry Page y Sergey Brin habían cedido su puesto como CEOs de Google a Sundar Pichai y se habían enfocado en cumplir sus funciones como CEO y Presidente, respectivamente, de la compañía matriz que surgió para unir a Google y a todos sus emprendimientos asociados bajo un mismo techo, Alphabet.

Ahora, los ejecutivos han dado a conocer en el último trimestre de este año su decisión de alejarse por completo de sus labores directivas en Alphabet también. Al ser cuestionados sobre la decisión comentaron que nunca han sido personas que buscaran frenar el avance de su compañía o el progreso y que consideran que ya no es necesario que Alphabet y Google cuenten con dos CEOs y un presidente.

Ahora, la figura del presidente desaparece y Sundar Pichai se presentará como el CEO tanto de Google como de Alphabet. Page y Brin han aclarado que se mantendrán en contacto constante con Pichai y que seguirán en la nómina de la compañía. Sin embargo, ya no ostentarán ningún tipo de cargo oficial en la misma.

Con ello, dan cierre a un ciclo que inició para ellos el 4 de septiembre de 1998 cuando el buscador de Google salió por primera vez al mundo. Asimismo, con su partida también vemos el final de una década llena de cambios y altibajos. Ahora, el 2020 nos abre las puertas a un tiempo de incluso más innovaciones y de un acelerado crecimiento. Ya solo nos queda cruzar el umbral para descubrir todo lo que verdaderamente nos espera.