En Alemania se han vivido momentos duros, y los mismos han repercutido fuertemente en lo que es su sociedad hoy en día. De por sí, las dos grandes guerras afectaron fuertemente al país, pero la posterior separación del país en dos con la construcción del Muro de Berlín ha sido un elemento que marcó para siempre la cultura en esa nación.

Para entender el contexto actual, hay que revisar los acontecimientos que dieron lugar luego de la Segunda Guerra Mundial. Debido a que Alemania perdió el combate y se rindió ante los Aliados, los países que conformaban esta unión, es decir, Reino Unido, Estados Unidos, Francia y la Unión Soviética, se dividieron el país en cuatro partes, y todas estas fronteras se unían en Berlín, ciudad que también quedaría dividida.

Posteriormente, en 1949, Alemania quedaría dividida nuevamente en dos partes, la del Oeste pertenecería a la República Federal de Alemania, que sería la Alemania Occidental, la cual se regiría por el modelo capitalista de Reino Unido, Estados Unidos y Francia; y la República Democrática Alemana sería la del Este, es decir, Alemania Oriental, la cual seguiría el modelo socialista de la Unión Soviética.

Ambos lados se diferenciaban en sus políticas, las cuales marcaron el comportamiento de sus ciudadanos. La Alemania Occidental era mucho más liberal con respecto a sus ciudadanos, pero la a Alemania Oriental mantenía políticas estrictas, incluso tenían una policía secreta, la Stasi, que velaba porque estas políticas se cumplieran en la población.

Éxodo masivo y construcción del muro

En vista de tales políticas, millones de personas comenzaron a pasar la frontera hacia la Alemania Occidental, de las cuales la mayoría eran jóvenes de menos de 30 años. Esto no le gustó a la RDA, así que el 13 de agosto de 1961 ordenaron la construcción de una cerca con alambre de púas que impidiera el paso de los ciudadanos, la cual posteriormente se convirtió en un muro de concreto.

Muchos quedaron atrapados, pues la cerca se construyó sorpresivamente durante la noche, y esta fue alargándose con el paso de los días. En total llegó a medir 155 kilómetros.

Las políticas fronterizas se endurecieron cada vez más, y la gente se sintió más atrapada con el paso del tiempo. Las vallas fueron electrificadas, habían perros guardianes, torres de vigilancia y soldados listos para disparar a matar a cualquiera que intentara cruzar ilegalmente.

La caída del muro y sus secuelas

Fueron casi 30 años en los que los alemanes se mantuvieron separados. En ese tiempo, murieron más de 100 personas (la cifra no es exacta, pues la página oficial del muro de Berlín afirma que murieron 140 personas y un estudio de la Universidad Libre de Berlín de 2017 dice que fueron 262) y, en consecuencia, se modificó muchísimo el estilo de vida de los ciudadanos alemanes.

El muro cayó gracias a la apertura de las fronteras de Austria y Hungría en mayo de 1989, lo cual generó un éxodo masivo de personas que huían a estos países. En consecuencia, hubo una gran cantidad de manifestaciones que comenzaron en Leipzig y se extendieron hasta la Alexanderplatz en Berlín. La marea de personas era indetenible, así que el gobierno no tuvo más remedio que anunciar el fin de las restricciones de viaje para los ciudadanos del este de Alemania.

IMDb, la mayor base de datos de películas es más antigua que Internet

Desde entonces, Alemania ya no está dividida en cuanto a territorio, pero las diferencias culturales, económicas y sociales se sienten fuertemente hoy en día.

Un territorio, dos polos distintos

Comenzando por el hecho de que a los alemanes del Este se les llama ossi y a los del Oeste, wessi, podemos darnos cuenta de la diferencia entre ambas culturas. De hecho, a aquellos matrimonios conformados por un wessi y un ossi son llamados wossis, y estos bien podrían reflejar los grandes conflictos culturales que aún se ven en el país, pues según las estadísticas, estas parejas no suelen durar mucho tiempo juntas, y conforman tan solo el 11% del total, es decir, casi el mismo porcentaje de matrimonios de alemanes con extranjeros.

¿Mucho consumo o vida sustentable?

Es curioso, pero hasta desde el espacio podemos ver la gran brecha que aún existe entre ambos polos. Por ejemplo, al observar la siguiente imagen:

El lado de las luces verdes corresponde a la Alemania Occidental y el amarillo, a la Oriental. Los wessis modificaron sus patrones de consumo eléctrico para poder ser más amigables con el ambiente, de forma que sus luces se ven más verdes que las de los ossis, quienes aún mantienen el sistema de la época soviética.

Sin embargo, es curioso que, a pesar de las políticas ambientales de los wessis, estos son los que más basura producen de ambos bandos. La siguiente gráfica del año 2012 lo demuestra:

Fuente: El Orden Mundial
Fuente: El Orden Mundial

Por lo tanto, podemos deducir que la producción viene por parte de los wessis y el consumo, de los ossis, pero esto no significa un equilibrio ni nada por el estilo. De hecho, puede haber una diferencia de hasta el 30% en lo que cobra un trabajador de una industria en el mismo puesto, pero en ambos lados, siendo en el lado Oriental en donde hay mejores salarios. Solamente 21 de los 500 alemanes más ricos habitan en el lado Oriental, 14 de ellos en Berlín.

Grandes diferencias

No es muy difícil deducir entonces que la mayoría de los jóvenes de Alemania están resididos en el lado de la producción, pues es hacia esa zona en donde se consiguen los trabajos.

Fuente: El Orden Mundial

Esto debido a que, además de que es la zona en la que se produce lo necesario para el país, también es en donde más se invierte, dejando de lado al Occidente. Por lo tanto, también explicaría el cambio poblacional entre las zonas del país.

Fuente: El Orden Mundial

También existe una gran diferencia en cuanto a la deserción estudiantil, pues a pesar de que Alemania del Este tiene una buena calidad en su educación según varios reportes, la falta de perspectivas laborales se refleja en su mayor tasa de fracaso escolar.

Fuente: El Orden Mundial

Estas diferencias son muy difíciles de borrar, lo cual viene dado principalmente por los movimientos políticos que se han llevado a cabo con el paso de los años. Quizás en un futuro esto cambie, pero esto solo sería posible con políticas que nivelen las diferencias entre ambas zonas, de forma que las desigualdades no estén tan polarizadas como lo han estado hasta ahora.

Fuente:

https://elordenmundial.com/wossis-matrimonio-aleman/

https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-50214151

Más en TekCrispy