Una década está por terminar y no cabe duda de que fue una gran época para la televisión. Vimos una auténtica evolución del concepto de entretenimiento televisivo, desde el indiscutible reinado de HBO hasta el inicio de la guerra del streaming con Netflix a la cabeza.

Grandes producciones con increíbles historias y personajes que nos cautivaron estuvieron al servicio de las parrillas de programación que luego inundarían las redes sociales con teorías, memes, hashtags y trending topics. Varias de estas series comenzaron en la década pasada y terminaron en esta, dejando muy en alto las expectativas de los espectadores para proyectos venideros.

TekCrispy ha seleccionado las 10 mejores series de la década, que te mostramos a continuación, sin ningún orden aparente:

Breaking Bad — 2008 -2013

¿Te habías preguntado qué podía pasar si un hombre honesto se vuelve un verdadero capo de la droga solo por generar ahorros para su familia a sabiendas de que tenía un cáncer terminal? Estamos seguros de que antes del 2008 pocas personas se plantearon esa situación hasta que a Vince Gilligan se le ocurrió el guion de ‘Breaking Bad’.

Con actuaciones de un reparto estelar liderado por Bryan Cranston y Aaron Paul, ‘Breaking Bad’ narra precisamente la historia de Walter White –aka Heisenberg– (Cranston), un profesor de química al que le diagnostican cáncer de pulmón inoperable que comienza a cocinar metanfetaminas para generar un colchón para su familia para después de su muerte, junto a un alumno de su clase, Jesse Pinkman (Paul), con el que hace una dupla bastante dispareja pero muy interesante y sólida.

‘Breaking Bad’ nos atrapó por sus actuaciones y situaciones extremas, además del constante dilema moral entre lo que es correcto y lo que no, además de la evolución de los personajes cuando son arrastrados cada vez más a un fondo sin salida. Hasta la llegada de ‘Chernobyl’, ‘Breaking Bad’ era considerada como la mejor serie de televisión de la historia, según IMDb.

Game of Thrones — 2008 – 2019

Game Of Thrones 2

George R.R. Martin ya había atrapado a millones de lectores con su saga de Juego de Tronos, pero no fue sino hasta 2008 cuando HBO apostó por hacer una adaptación con David Benioff y D.B. Weiss a la cabeza y el resto es historia. ‘Game of Thrones’, la serie más vista en la historia de la televisión nos llevó a un mundo de fantasía medieval con personajes increíbles y una producción que puso la barra muy alta en cuanto a series de televisión se refiere.

Todos rápidamente adoptamos una casa y personaje favorito, entre los más populares, Jon Snow, Arya Stark, Daenerys Targaryen, Tyrion Lannister, Brienne of Tarth e incluso el ultra rebelde The Hound. Frases como “Winter is coming” y “Dracarys” se hicieron presentes en las redes sociales, junto a millones de memes que salían como pan caliente tras cada episodio que se emitía los domingos a las 8 pm en HBO. ‘Game of Thrones’ se lleva el premio por estrategias de mercadeo y redes sociales, pues cada semana se volvían tendencia en el ciberespacio, además de las alianzas comerciales con marcas como KFC, Oreo, Monopoly y Johnny Walker.

Todos estamos de acuerdo en que las primeras temporadas fueron impecables, llenas de momentos emocionantes e intrigantes, plagados de miedo por descubrir quién sería el próximo personaje favorito en morir despiadadamente, tal como ocurrió con Ned Stark, al que todos apostábamos que sería el héroe al final de la historia.

También acordamos que las últimas temporadas, pero sobre todo la última, dejó mucho qué desear en cuanto a historia y desarrollo de personajes, convirtiéndose al final en una novela cuyo final fue absolutamente injusto para todos. Auge y caída para los productores de la serie, quienes comenzaron como unos verdaderos rockstars, pero que terminaron lanzados a las garras de una intensa fanaticada que jamás les perdonará el final de una historia tan increíble.

Al final de todo le damos la razón a Ygrritte: “You know nothing, Jon Snow” y lloramos tu injusto final. Aunque a pesar de este terrible desenlace, ‘Game of Thrones’ sí que fue una serie que desafió todos los estándares de la época y nos regaló intensas temporadas en las que formulábamos las teorías más descabelladas por saber quién se quedaría con el trono.

Chernobyl — 2019

‘Chernobyl’ es el claro ejemplo de que menos es más. Una miniserie producida por HBO para narrar los hechos que provocaron el desastre nuclear en la central Vladimir Ilich Lenin en la ciudad de Chernóbil, Ucrania, en 1986, cuando existía la Unión Soviética. Tan solo 5 episodios bastaron para destronar a ‘Breaking Bad’ como la mejor serie de todos los tiempos, simplemente por su manera de narrar una historia tan intrincada en la que vimos luchas de poder, la soberbia política e ideológica en plena acción, así como la irresponsabilidad que supone la falta de meritocracia.

Siempre en la búsqueda de la verdad, ‘Chernobyl’ nos muestra el verdadero precio que tienen las mentiras, con actuaciones impecables de la mano de Stellan Skarsgård como Boris Shcherbina, el genial Jared Harris como Valeri Legásov y una deslumbrante Emily Watson como Uliana Jomyuk, bajo el concepto de Craig Mazin. La serie rápidamente alivió las rabias por el final de ‘Game of Thrones’ y le devolvió a HBO su estatus de dios y señor del entretenimiento televisivo.

Si aún no has visto esta serie, te recomendamos que no pierdas más tiempo, pues sin duda te mantendrá atrapado.

Mad Men — 2007 – 2015

Si lo vintage es your kinda thing definitivamente ‘Mad Men’ es la serie para ti. Ambientada en los años 60, narra la historia de la agencia de publicidad Sterling Cooper ubicada en Nueva York, específicamente en Madison Avenue, avenida de la que reciben el nombre de Mad Men (los hombres de Mad), en la que cada personaje aporta todo un universo de situaciones que para la década de los sesenta era común –y que en cierta forma siguen ocurriendo en nuestra época–.

Protagonizada por Jon Hamm, quien interpreta a Don Draper, un exitoso publicista, pero con un atormentado pasado y turbulenta vida amorosa, ‘Mad Men’ nos regaló un reparto en el que vimos el nacimiento de estrellas como Christina Hendricks y Elisabeth Moss, cuyos personajes demuestran la evolución de la liberación femenina, así como del lugar que ocupan las mujeres en ambientes laborales.

Sin duda, Peggy Olson (Moss) es, si no el mejor, de los mejores personajes de ‘Mad Men’, pues resulta un verdadero encanto verla evolucionar de una tímida novata secretaria a toda una mujer de negocios.

Por supuesto, resulta todo un paseo en el que vemos cómo era la cultura estadounidense en una década que fue tan crucial para la humanidad desde todo punto de vista. Cientos de guiños a la cultura pop y la historia de la década, además de la música y este momentazo en el que podemos ver el impacto que tuvieron Los Beatles en generaciones de hombres maduros como Don Draper.

‘Mad Men’, también producida por HBO resultó ser una de las mejores series de la televisión y de la década, aunque se haya estrenado en 2007, culminó ocho años después en 2015, cerrando con broche de oro la mitad de los 10s.

Black Mirror — 2011 – presente

Comenzamos con el reinado de Netflix. Luego de que HBO monopolizara los Emmys y Globos de Oro, la reina de las plataformas de streaming llegó para quedarse con propuestas sumamente interesantes como ‘Black Mirror’. Creada por Charlie Brooker, esta serie plantea escenarios distópicos en los que la tecnología es la absoluta maestra titiritera de nuestro destino.

Si bien es una serie que podría considerarse de ciencia ficción, a ratos parece de terror, pues las amenazas que vemos en intrincados episodios en los que la tecnología se apropia de todo, ha hecho a más de uno parar la antología para ver algo más ligero. Es algo que nos afecta verdaderamente, una pregunta que nos persigue a todos en algún punto: ¿algún día llegaremos a estar bajo el control absoluto de las máquinas y la tecnología? Para ‘Black Mirror’ sí.

Al tratarse de una serie de antología, no es necesario verla en orden, por lo que puedes ver los episodios que más te llaman la atención, aunque te recomendamos no perderte ni uno. En 2018 “rompieron” Netflix cuando estrenaron su película ‘Bandersnatch’ bajo una premisa de “Escoge tu propia aventura” en la que cada usuario podía seleccionar opciones que irían afectando la narrativa, y, por ende, el final.

Realmente ‘Black Mirror’ comenzó como una producción británica de Channel 4 –los que nos trajeron éxitos como ‘The Bodyguard’ y ‘The End of the F***ing World’– en sus dos primeras temporadas, pero, dado el éxito de la serie en Reino Unido, Netflix se hizo con los derechos y lo demás fue historia.

Mr. Robot — 2015 – a finalizar en 2020

Entre tantas propuestas de acción como ‘Game of Thrones’ o ‘The Walking Dead’, ‘Mr. Robot’ llegó como una propuesta muy diferente a lo que ya existía en el mercado. Una especie de ‘Fight Club’ de hackers llegó a nuestras pantallas para darnos actuaciones magistrales como las de Rami Malek –quien años después se poseyó por Freddie Mercury en ‘Bohemian Rhapsody’– como el hacker con ansiedad social y de Christian Slater como Mr. Robot, en una historia en la que un grupo de hacktivistas (fsociety) decide emprender la misión casi imposible de liberar a los humanos de sus deudas para darle una verdadera patada al sistema.

La fotografía de esta serie resulta impecable y su guion nos plantea nuevamente el dilema entre el bien y el mal, entre lo que es correcto y lo que no es. Se trata de un thriller en el que un grupo de anarquistas trata de hacer de su anarquía la regla, tomando la defensa de los derechos como aval de su labor. Colmada de momentos altamente estresantes, discursos dignos de inspiración para protestas sociales y de un soundtrack impecable, ‘Mr. Robot’ se encamina hacia su capítulo final con el estreno de su cuarta temporada en la que finalmente veremos el destino de fsociety.

The Crown — 2016 – presente

Nada nos intriga más que conocer los dramas y vidas de la realeza, y como la británica no hay. Netflix le dio luz verde a Peter Morgan para contar su particular biografía de la reina Isabel II de Reino Unido desde que contrae nupcias con Felipe de Edimburgo. Es una serie que realmente vale la pena, seas o no fanático de la realeza, pues no solo muestra las vidas de la monarquía, sino también la historia de una Inglaterra que estaba aún con resaca por la Segunda Guerra Mundial y que se debatía por dejar viejos patrones para entrar a la modernidad.

Quizás uno de los mejores elementos que tiene ‘The Crown’ como serie es su reparto. Claire Foy y Vanessa Kirby nos cautivaron por completo en las dos primeras temporadas por sus impecables actuaciones, pero ahora, en versiones más adultas, Olivia Colman y Helena Bonham Carter han sido una selección igualmente acertada. También hay que hacer mención especial a Jared Harris como el rey Jorge VI y a John Lithgow como Winston Churchill.

Resulta increíblemente interesante ver los paralelos entre la corona y la sociedad británica con respecto a su paso hacia la modernidad, un elemento que queda impecablemente retratado en la serie. Si aún no la has visto, te recomendamos ponerte al día con esta gran serie que te hará decir ‘God Save the Queen’.

Dark — 2017 – presente

Si eres fan de la ciencia ficción, los viajes en el tiempo y la nostalgia ochentera, pues ‘Dark’ es perfecta para ti. Esta serie alemana le ha dado la vuelta al mundo por su alocada historia de viajes en el tiempo que aún nos tiene con el cerebro hecho un rompecabezas imposible de armar, se ha posicionado como una de las mejores series de esta década por su propuesta con tramas fascinantes que combina elementos de ‘Back to the Future’, ‘Donnie Darko’ y algo de paranoia nuclear.

Creada por Baran bo Odar y producida por Netflix, ‘Dark’ narra la historia de una serie de extrañas desapariciones que ocurren cada 33 años en los que están implicados los miembros de una sociedad llamada Sic Mundus que buscan reordenar el ciclo de Dios, solo que en el camino comenzamos a confundirnos entre quiénes son los buenos y quiénes son los malos.

Si llegaste al episodio final de la segunda temporada estamos seguros de que tu cerebro explotó igual que el nuestro y que sigues esperando respuestas a tantas preguntas. Y si no has visto ni un episodio, te recomendamos verla, eso sí, es una serie a la que tienes que prestarle mucha atención por la cantidad de detalles que forman parte de la historia.

Stranger Things — 2016 – presente

Stranger Things

Los hermanos Duffer se ganaron nuestro corazón de manera absoluta cuando estrenaron la primera temporada de ‘Stranger Things’ en Netflix. ¿El concepto? Simple: mezcla las películas de Steven Spielberg, John Carpenter, John Hughes, una buena dosis de new wave y a Winona Ryder. Una serie ambientada en la década de los 80 gira en torno a la misteriosa desaparición de Will Byers en un pueblo como Hawkins en el aparentemente no pasa nada, pero sí que pasa de todo.

Con un increíble reparto infantil, ‘Stranger Things’ fue capaz de traer de vuelta a los 80 y de hacerle justicia a todos los nerds del mundo, con impecables valores de amistad. El arma secreta de la serie fue definitivamente Millie Bobby Brown en el papel de Eleven, una niña con un talento increíble que hoy en día es insuperablemente famosa por ello.

La primera temporada de ‘Stranger Things’ dejó a todos con ganas de más por su impecable manera de contar historias utilizando algo tan simple como lo que sentimos como casa: nuestros recuerdos de la infancia. Con numerosas referencias a la cultura pop, ‘Stranger Things’ pasa de la inocencia de la niñez a lugares tan oscuros como el Upside Down, acompañado de un soundtrack que todo aquel que sienta nostalgia por los ochenta disfrutará con gran aprecio.

Solo podemos darles las gracias a los Duffer por haber creado una historia tan increíble con un reparto tan perfecto.

House of Cards — 2013 – 2018

Si bien Netflix existe desde 2007 como servicio de streaming, no fue sino hasta la década de los 10s que comenzó a posicionarse como una empresa creadora de contenidos que podía competir con grandes jugadores como HBO y Warner. Desde que se plantearon producir sus propias series la historia cambió para siempre, convirtiéndose en su modelo de negocios actual por el que facturan millones de dólares.

En 2013, ese contenido original comenzó a hacerse notar con el estreno de ‘House of Cards’, un drama político basado en el libro homónimo de Michael Dobbs protagonizado por Kevin Spacey que gira en torno a la historia de Francis Underwood y su ascenso al poder. Nada más y nada menos que dirigida por David Fincher, ‘House of Cards’ se volvió rápidamente una referencia televisiva y puso a Netflix en el mapa como el lugar donde tenías que estar si querías ver buenas series.

Las primeras temporadas fueron impecables en todos los sentidos. Cada vez la trama se volvía más espesa e intrigante, hasta que la tragedia pasó. Kevin Spacey fue demandado por acoso sexual en la era del Me Too y todo se fue al suelo. Netflix despidió a Spacey de manera inmediata y el futuro de ‘House of Cards’ era muy incierto.

Tras haber pasado la tormenta, Netflix y el resto del reparto decidieron darle un cierre al drama político que había atrapado a millones de espectadores, cautivados cada vez que Spacey rompía la cuarta pared para demostrar con descaro la clase de escoria que era. La última temporada se estrenó en 2018 y lo que comenzó como una historia fuerte que merecía un final digno, terminó terriblemente mal. Quizás sea de los peores finales en la televisión –sí, superando por mucho el de ‘Game of Thrones’–.

No obstante, ‘House of Cards’ se encuentra en esta lista porque sí es verdad que antes de toda la controversia de Kevin Spacey, la serie fue un referente al género de dramas políticos que además nos enseñaron a ver cómo era realmente la política. Además de haber sido de las primeras series originales de Netflix, uno de sus primeros pasos para llegar hasta donde están actualmente.

Menciones honoríficas

Claro está que una década de televisión es muy difícil de resumir en un solo artículo, sobre todo en una década como esta que nos dejó tantas series icónicas e importantes. No podíamos dejar de mencionar a ‘The Big Bang Theory’ por tantos momentos aportados a la cultura pop, por darles un puesto digno a los nerds y por la cantidad de personajes del cine, la televisión y la ciencia que pasaron por sus pantallas. ¡Bazinga!

En un tono menos de comedia, debemos destacar ‘Better Call Saul’ porque lograron trasladar el mundo de ‘Breaking Bad’ a un interesante spin off que cuenta la vida del abogado Saul Goodman antes de conocer a Walter White. Fue una increíble apuesta de Vince Gilligan por agrupar a los fans de ‘Breaking Bad’ y ampliar ese universo tan apreciado por la televisión.

Ahora, no podría existir una lista de la década sin mencionar a ‘True Detective’, cuya primera temporada nos regaló la dupla de Matthew McConaughey y Woody Harrelson como dos detectives que van tras la pista de un asesino en serie por 17 años, que combina los paralelismos del tiempo de los personajes, así como extraños crímenes.

La segunda temporada pasó algo desapercibida –protagonizada por Colin Farrell y Rachel McAdams–, pero la tercera hizo que la serie resurgiera como el ave fénix cuando escogieron una trama mucho más intrincada con más líneas de tiempo y con la actuación de un grande de las pantallas: Mahershala Ali.

Siguiendo en la misma línea de asesinos en serie e investigaciones, debemos mencionar ‘Mindhunter’, un thriller que sigue la historia del seguimiento a asesinos seriales estadounidenses sumamente conocidos como Son of Sam y Charles Manson por parte del FBI. Si es el tipo de historias que te gusta consumir, te recomendamos ambas series ampliamente.

En cuanto a sociedades distópicas no podemos dejar de hablar de ‘The Handmaid’s Tale’ y de ‘Westworld’, que, aunque ambas tienen un concepto totalmente distinto, ambas plantean contextos en de absoluto control de la humanidad. Y por supuesto, ante el control existe la rebeldía, que es realmente de lo que van estas series altamente premiadas.

Por último, mención especial a ‘La casa de papel’, la serie española que puso al mundo entero a bailar el ‘Bella Ciao’ y a llevar monos rojos con máscaras de Dalí. La serie creada por Atres Media resultó un boom absoluto cuando Netflix decidió estrenarla en su plataforma y lo se pensó como una serie de dos temporadas ya va vía su cuarta temporada con el grupo liderado por El Profesor.

Como ves, esta década nos dejó series increíbles y grandes aportes a la cultura pop, pero cada quien tiene su favorito. Para ti, ¿cuáles son las mejores series de la década? Cuéntanos en los comentarios.