Los cambios de imagen muchas veces se convierten en una forma de expresión y de liberación para las personas. Sin embargo, algunas veces pueden resultar intimidantes, ya que no se conocerá el resultado de los mismos hasta que estén listos.

Para ese momento, ya todo estará hecho y cabe la posibilidad de que no nos guste el resultado. Esto puede ocurrir con bastante frecuencia con cambios de imagen semipermanentes como teñirse el pelo. Ya que solo sabremos cómo nos luce, una vez lo tengamos en nuestro cabello. Con la finalidad de evitar que esta incertidumbre siga presente, Google ha creado una nueva alternativa con su app de reconocimiento de imagen, Google Lens.

Una nueva asociación

Ahora, Google se ha asociado con la empresa de productos de belleza L’Oréal para ofrecer un nuevo servicio. Ya la compañía de tecnología había realizado alianzas anteriormente para aumentar la funcionalidad de Google Lens.

Sin embargo, L’Oréal se trata del primer trabajo conjunto con una compañía de la creciente industria de la belleza. Por lo que, se puede ver esta alianza como un paso inicial que podría dar bases a más alianzas similares en un futuro.

¿Cómo funciona esta opción?

Básicamente, esta nueva modalidad de la app se activará cada vez que un usuario use la cámara de la misma para escanear un tono de tinte de cabello. Luego, las personas podrán ver, gracias al la IA de la aplicación y sus capacidades de edición, cómo luciría este tono en su propio cabello.

Específicamente, el proceso de ver qué tal quedaría el tono se da gracias a la página web Garnier, en la que podrás ver sobre tu propio cabello colocado el color de tinte que la app identificó en la caja. De este modo, tomar la decisión de aventurarse o no en un cambio de look de este tipo ya no tendrá que ser más solo un salto de fe.

¿Ya está activa?

En efecto, la aplicación ya se encuentra disponible en los Estados Unidos. Hasta la fecha, es capaz de funcionar con los tonos de tintes almacenados en más de 500 tiendas Wallmart en todo el territorio estadounidense.

La llegada de esta app  se une a otras iniciativas del mundo de la belleza como la función de realidad aumentada de YouTube que permite a sus usuarios probar tonos de labial a medida que los ven en un video. Asimismo, también existe una iniciativa de Target con su “estudio de realidad virtual” para que las personas puedan “probar” sus productos de maquillaje desde casa. Este podría ser un pequeño gran paso para Google en su intento por labrarse un lugar en el naciente mundo de la belleza y la realidad aumentada.