Los cigarrillos electrónicos no pasaron mucho tiempo fuera del radar de la sociedad –ya fuera para bien o para mal. Desde su llegada al mercado, el asenso de su popularidad ha sido meteórico.

No solo ha podido llegar a los adultos que planeaban dejar el tabaco –si primer objetivo– sino que se abrieron paso en un mercado nuevo de gente más joven ávida de una experiencia similar a la de fumar, pero sin los perjuicios a la salud. Lastimosamente, en la actualidad ya sabemos que eso aún no existe.

No han sido pocos los casos que se han presentado en los que los jóvenes desarrollan problemas de salud respiratoria luego de utilizar estos elementos. Por ello, cada vez son más los espacios y plataformas que han comenzado a restringir su uso y publicidad.

¿Qué ha estado pasando?

Un ejemplo de lo anterior podrían ser las redes sociales como Instagram, que se han dedicado a bloquear los contenidos promocionales de las empresas que las usaban para publicitar sus productos de tabaco. Ahora, también han determinado tomar las mismas medidas restrictivas con aquellas que promuevan en uso de vapers.

Sin embargo, las restricciones impuestas solo evitaban que las compañías se “auto-publicitaran” y sacaran ads referentes a sus productos. Lo que significa que tenían carta blanca para llamar a promotores externos como los Influencers, para que hicieran publicidad de su producto.

Continuando la medida

Instagram notó esto y ha decidido tomar cartas en el asunto. Este miércoles, han revelado en un comunicado que comenzarán a censurar los contenidos de Influencers que patrocinen de algún modo el uso de productos de tabaco, vapers o armas.

Lleva tus tweets a Instagram fácilmente con Pikaso

De este modo, la plataforma podrá comenzar a verdaderamente sacar por completo de su ecosistema contenidos que promocionen el uso de este tipo de productos. Ya otros espacios como la televisión y los medios impresos se encuentran debidamente regulados en estos ámbitos.

Por otra parte, la web en general aún sigue siendo un campo sin arar en muchos de estos temas. Debido a lo cual, empresas que de otro modo no podrían publicitarse han aprovechado estos vacíos para hacerse más presentes.

Evitar que ello siga pasando es una tarea que Instagram han tomado en serio, al menos para su plataforma. Con ello, se podría estar estableciendo un ejemplo que las otras redes sociales podrían seguir.

La lucha contra el vapeo sigue

La medida tomada por Instagram se ha visto complementada por una resolución del British Advertising Standards Authority. En esta, a las empresas de tabaco se les restringe la posibilidad de promocionar el uso de cigarrillos electrónicos en sus redes sociales.

Este se trata de un paso más en el intento de evitar que esto se siga extendiendo. Sin embargo, el proceso de salida de un producto como este, no será para nada como su llegada. Por ello, harán falta algunos años de esfuerzo para conseguir que esta moda dañina pase al olvido.

Más en TekCrispy