Así como existen personas extrovertidas e introvertidas, existen personas más dramáticas que otras. Más de un habrá sentido algo de decepción alguna vez al contar un evento que nos conmoviera profundamentamente a alguien que lo consideró como una total minucia.

De manera similar, una torcedura de tobillo será algo similar a un rasguño para una persona, mientra que para otra es un dolor equivalente a una puñada. Este tipo de percepciones y manifestaciones están muy relacionadas con la personalidad de cada uno.

Sin embargo, llama la atención que esto no solo ocurre en los seres humanos, sino también en sus mascotas, y un equipo de investigadores se ha dedicado a estudiar a profundidad este tema.

La personalidad y el dolor

Las personas extrovertidas tienden a expresar abierta y detalladamente su dolor, aunque esto no implica una medida realista de cómo lo sienten.

El dolor es una respuesta emocional como resultado de una señal que envía el cuerpo al cerebro a través del sistema nervioso luego de cierto estímulo. El cerebro interpreta dicho estímulo y crea una experiencia emocional desagradable que modifica el comportamiento del individuo a finde protegerlo de la amenaza actual. Pero además, esto tambiéndeja una huella que le ayuda a evitar la repetición del evento en el futuro.

Este tipo de situaciones también van forjando la personalidad con el pasar de los años, haciendo que las personas respondan emocional y conductualmente en su entorno de manera diferente entre ellas.

Por ejemplo, las personas extrovertidas tienden a ser más ruidosas y expresivas respecto a sus experiencias y pensamientos, por lo que no es de extrañar que se les haga fácil expresar su dolor abiertamente. Estas incluso pueden contarlos con lujo de detalles y demostraciones físicas exageradas pues para los extrovertidos es importante que los demás entiendan su sufrimiento. Esto no necesariamente ocurra con los introvertidos, que en su lugar podrían preferir guardar silencio sobre sus malas experiencias y evitar buscar ayuda en otros.

La influencia del neuroticismo

Sin embargo, el hecho de poder expresar lo que sentimos de manera abierta no necesariamente implica que expresemos realmente cómo nos estamos sintiendo. Los investigadores sugieren que la extroversión tiene muy poca relación con la concepción real del dolor para alguien, la cual asocian más con el neuroticismo.

El neuroticismo, conocido popularmente como inestabilidad emocional, es un rasgo de la personalidad que se refiere a cuán emocionalmente estables son las personas. Las personas que tienen un puntaje alto en el neuroticismo puede que experimenten un dolor más severo.

Luego de un evento doloroso, puede que protejan la lesión resultante con mucho más cuidado y sean más pesimistas respecto a su pronóstico, siendo especialmente difícil para ellos imaginar un futuro en el que dicha solución se resuelva.

Las mascotas también tienen personalidad

A pesar de que la extroversión y el neuroticismo son rasgos de la personalidad humana, estos también se hacen presentes en los animales de compañía. Esto es evidente en el hecho de que es más difícil detectar el dolor en algunos animales en comparación con otros.

Ahora bien, reconocer si un animal está sufriendo en verdad demasiado es de vital importancia en el área de la veterinaria para decidir qué hacer en cada situación de dolor, ya sea las medicinas que se aplicarán, las dosis pero sobre todo, la necesidad de sacrificarlo para aliviar su sufrimiento.

Entonces un equipo de investigadores decidió investigar si la forma en que los animales experimentan dolor los animales se relaciona con su personalidad, como ocurre en los humanos. Para ello, estudiaron un grupo de caballos y perros que habían pasado por diferentes situaciones de dolor, y presentaron sus hallazgos en un artículo de The Conversation.

Neuroticismo y extroversión en caballos y perros

Vaquero, Caballo, Perro, Pasto, Occidental, Rancho
Los caballos y los perros expresan su dolor de manera similar a los humanos de acuerdo a rasgos como extroversión y neuroticismo.

El equipo estudió caballos que recibían atención veterinaria por cojera, y perros que habían sido sometidos a una cirugía de castración. Le solicitaron a los dueños de estos animales que los calificaran de acuerdo al neuroticismo y extroversión, y luego sumaron los puntajes de cada rasgo para conocer la personalidad de cada uno de los animales estudiados.

Los animales extrovertidos suelen ser exuberantes, aventureros y fáciles de excitar, mientras que los neuróticos tienden a estar fácilmente estresados, ansiosos y tensos.

Al mismo tiempo, el veterinario calificó la cojera de cada caballo de 0 a 5, luego de lo cual evaluaron su lesión ultrasonido o rayos X y calificaron la gravedad del daño en una escala similar.

Los caballos que obtuvieron un puntaje más alto en neuroticismo fueron calificados como menos tolerantes al dolor por sus dueños y menos estoicos, es decir, menos controlados, según sus puntajes veterinarios.

Pero estos también tenían a llegar a la cirugía con una lesión menos grave que otros, probablemente porque la habrían estado protegiendo más. Los caballos más neuróticos pueden limitar su movimiento para reducir la cantidad de movimientos de su extremidad lastimada, de manera similar a como lo hacen los humanos neuróticos.

En cambio, los caballos más extrovertidos fueron los que presentaron puntajes de cojeras más elevados (más graves), y también fueron más expresivos respecto a su dolor por medio de su comportamiento.

En el caso de los perros, los investigadores también registraron la temperatura de sus ojos, la cual por lo general funciona como un indicador fiable, pues aumenta ante la excitación emocional y disminuye con el dolor.

Notaron que los perros más extrovertidos según los puntajes de sus sueños tenían indicadores conductuales más claros del dolor, como masticar su herida y gemir. La temperatura de sus ojos también era elevada, lo que sugiere una respuesta emocional pronunciada.

Sin embargo, en los perros con puntajes más bajos en este rasgo se registró una disminución de la temperatura de sus ojos después de la cirugía de castración, mostrando así una respuesta menos intensa al dolor. De modo que

De modo que la conclusión parece ser que la extroversión y el neuroticismo se manifiestan de manera similar en  humanos y animales. Los más extrovertidos expresan su dolor de manera más obvia, y los neuróticos suelen ser más sensibles y cuidadosos.

Referencia:

Pain expression is linked to personality in horses. https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0168159113002967

A preliminary investigation into personality and pain in dogs. https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S155878781730165X

Your personality determines how you experience pain – and it’s the same with your pet. https://theconversation.com/your-personality-determines-how-you-experience-pain-and-its-the-same-with-your-pet-128428