¿Te imaginas poder saber si tu hijo será exitoso a nivel académico? Si bien desde pequeños los niños pueden mostrar muchas señales de particular inteligencia, el ritmo y los acontecimientos de la vida pueden cambiar el panorama drásticamente.

Existen una variedad de factores que influyen en el éxito académica de una persona, no solo su facilidad de aprendizaje. Una investigación publicada en la revista  Developmental Science revela que, por ejemplo, el estado socioeconómico de los padres y las diferencias de ADN heredadas de los niños son dos predictores muy potentes del logro educativo.

Space Place, el sitio web de la NASA con actividades educativas para niños

Pruebas poligénicas

Los investigadores recolectaron datos de 5.000 niños nacidos en el Reino Unido entre 1994 y 1996, tomando en cuenta pruebas en etapas clave de su educación, el nivel educativo y el estado ocupacional de sus padres.

También aplicaron la puntuación poligénica de todo el genoma, una técnica estadística que permite estudiar el efecto de las variantes de ADN, para evaluar las diferencias genéticas heredadas que permiten predecir el éxito educativo de los niños.

Descubrieron que los niños que obtuvieron los puntajes poligénicos altos presentaban un rendimiento significativamente diferente de los niños con puntajes poligénicos bajos a la edad de siete años.

Los investigadores notaron que esta brecha fue haciéndose cada vez más grande entre estos grupos conformen los jóvenes avanzaban en sus años escolares, dando lugar a una diferencia equivalente a las calificaciones de una A y una C para cuando los niños recibieron su Certificado General de Educación Secundaria (GCSE).

Un buen estado socioeconómico

Notaron también que los niños con una alta propensión genética a la educación, provenían también de familias ricas y bien educadas. Estos tenían la mayor ventaja a la hora de destacar en el ámbito académico, y 77 por ciento de ellos lograron llegar a la universidad.

Por otro lado, apenas el 21 por ciento de los niños que provenían de familias con un bajo  nivel socioeconómico y baja propensión genética (de acuerdo a los resultados obtenidos en las pruebas), llegó a recibir educación superior.

Los genes no lo determinan todo

A pesar de ello, la investigación sugiere que los genes no necesariamente son tan influyentes. El factor predictor del éxito académico de los niños más poderoso es en realida tener padres altamente educados y con una buena posición económica.

El 47 por ciento de los niños en la muestra del estudio tenía una alta propensión genética para ser buenos estudiantes. Sin embargo, el 62 por ciento de ellos tenía una baja propensión genética para lograrlo, pero estos también tenían padre adinerados lo que los ayudó en ello.

La autora principal del estudio, la profesora Sophie von Stumm del Departamento de Educación de la Universidad de York, resalta que, si bien se trata de una investigación meramente observacional, los resultados son dignos de atención.

“La genética y el estado socioeconómico capturan los efectos tanto de la naturaleza como de la crianza, y su influencia es particularmente dramática para los niños en los extremos de la distribución”.

Revelan que en realidad el problema no es tan influenciado por los genes, aunque estos son importantes, sino que los niños no tienen las mismas oportunidades de educación debido al estado económico de sus padres, lo cual puede ayudar a identificar a los niños con mayor riesgo de obtener malos resultados en su proceso educativo. Pero además, pueden servir para desarrollar nuevas políticas para mejorar el acceso a la educación.

Referencia:

Genes and family are biggest predictor of academic success, study suggests. https://www.eurekalert.org/pub_releases/2019-12/uoy-gaf121819.php

Más en TekCrispy