El nuevo proyecto estará dirigido por Kyle Rankin –cineasta encargado de ‘Night of the Living Deb’ y ‘The Witch Files’– y girará entorno a una joven de 17 años que debe hacer uso de su ingenio para sobrevivir a un terrible tiroteo que se está llevando a cabo en su escuela secundaria.

Quienes habrán leído las noticias del 2019, reconocerán que los tiroteos masivos formaron la mayor parte negativa del año que aún no termina. Sin embargo, son eventos como esos los que inspiran a los creadores del séptimo arte para crear historias que aporten a la audiencia. En esta oportunidad, estamos hablando de ‘Run Hide Fight’, que será el primer estreno de una nueva casa productora.

Rankin ha estado trabajando por años en el proyecto y, de acuerdo a lo que afirma el cineasta, la producción obtuvo la atención de principales medios de Hollywood, pero que el tiroteo que tuvo lugar en la escuela Parkland 2018 en Florida, los terminó alejando. No obstante, en donde unos ven miedo, otros ven oportunidades, por lo que el productor Dallas Sonnier de Cinestate intervino y recaudó el dinero de forma independiente para seguir manteniendo con vida a la cinta.

El nacimiento de Rebeller

Es así como la cinta pasa a ser un secreto y se convierte en la primera producción de una casa de producción nueva Rebeller –que Cinestate ha lanzado para darle vida a otras producciones que no cuentan con el espacio de la mayoría–, que se centrará en “géneros que Hollywood ignora y en guiones que Hollywood tiene demasiado miedo tocar”.

En ‘Run Hide Fight’, Isabel May lidera el elenco, mientras que Thomas Jane y Radha Mitchell protagonizan como los padres del personaje principal. La película ve a la joven y a sus compañeros de clase tratando de sobrevivir al ataque de un grupo de tiradores.

Por su parte, Sonnier afirma que son estas tragedias las que deberían llegar a las taquillas para causar el impacto que se necesita, y generar la conciencia necesaria.

“Esta es una película que puede llegar a un público más amplio. Soy muy consciente de la responsabilidad de producir películas que demandan sensibilidad después de la tristeza del mundo real y tienen grandes esperanzas en este proyecto socialmente relevante y articulado”.