Mucho revuelo se ha armado alrededor de la batalla legal en la que estaba involucrado el presidente de Samsung Electronics, Lee Sang-hoon. Esta se dio a causa de varias denuncias sobre las acciones del mismo contra los sindicatos en la empresa.

Ahora, finalmente ha llegado el final de este proceso y el veredicto ha sido dado. Tal parece que Sang-hoon tendrá cumplir con una sentencia por sus probadas acciones.

La condena

Según el veredicto ofrecido, Sang-hoon ha sido encontrado culpable de los cargos por atentar contra la organización sindical. Ahora, la sentencia que se le ha dado lo compromete a cumplir con 18 meses de prisión.

Aún se desconocen más detalles sobre la situación actual del presidente de Samsung Electronics. Es posible que se le imponga una fianza luego, o que se cambie la prisión por el arresto domiciliario. Pero, por ahora, lo que se sabe es que ha sido condenado a año y medio de cárcel.

¿Qué ha pasado?

Todo esto se ha dado por las acusaciones sindicales sobre las acciones perjudiciales que este había realizado para frenar el crecimiento de los sindicatos. En este proceso él no estuvo solo, ya que también se encontraron involucrados otros 24 trabajadores actuales y pasados de la empresa.

Las acciones de todos estos iban orientadas a evitar la propagación de los sindicatos. Uno de los medios más comunes para ello era amenazar con bajar los sueldos en caso de que estos se formaran. Asimismo, la empresa se esforzada por evitar los tratos con subcontratistas que sí apoyaran estas organizaciones laborales.

Todas estas acciones están penadas en las leyes de Corea del Sur. Por lo que, era cuestión de tiempo para que la empresa y sus dirigentes enfrentaran las consecuencias de sus acciones.

¿Qué pasará?

Esta política anti-sindical no es nueva. La viva prueba de ello es que no han existido casi sindicatos en toda la historia de Samsung Electronics. Sin embargo, la condena de Lee Sang-hoon ha sentado un precedente.

Si los futuros directores de la empresa no cambian el enfoque, podrían terminar viéndose enfrentados a las mismas circunstancias. Por ello, en un futuro podríamos comenzar a ver más sindicatos bien formados y organizados en la empresa.

Hasta la fecha, la compañía solo cuenta con dos grandes organizaciones de este estilo, una formada el año pasado y la otra, este mismo. Sin embargo, el vuelco que la empresa tendrá que dar, podría hacer que esto cambie bastante en el corto plazo.