En este último año, el nombre de este modelo de aviones ha sido bastante común en las noticias. Los dos accidentes fatales que se desencadenaron en dos ejemplares de este modelo, en menos de 5 meses, encendieron las alarmas del mundo.

Desde marzo, estos aviones se pusieron en tierra temporalmente, como una medida preventiva. De esta forma, mientras investigaba cuál era la falla, se podía evitar que esta se presentara de nuevo en una tercera ocasión.

Se pensó que mucho del problema se encontraba en el diseño como tal del avión. Sin embargo, también las cabezas giraron para mirar con sospecha los entrenamientos de los tripulantes y las medidas de seguridad estipuladas para el avión.

La producción nunca se detuvo

A pesar de la suspensión de los vuelos de estos modelos, Boeing nunca dejó verdaderamente de fabricarlos. Todo ello, debido a la fe que este tenía en que pronto podrían volver a estar volando.

No obstante, las dudas acerca de la capacidad de los mismos de funcionar sin causar más accidentes han hecho que este permiso se retrase. A inicios de año, Boeing declaró que el 737 MAX debería estar de vuelta en los aires antes de que termine el 2019.

Por ello, nunca detuvieron la producción de los mismos. Lo que sí cambiaron, fue un poco el rating de producción. Inicialmente, tenían pautados 52 por mes y lo bajaron a 42. Con el tiempo que ha pasado, la compañía declara ya tener más de 400 modelos de estos en tierra, nuevos y listos para ser utilizados.

No más 737 MAX hasta el 2020

Para mala suerte de la empresa, no parece que sus proyecciones vayan a cumplirse. Puesto que la Administración Federal de Aviación (FAA) a través de Stephen Dickson asegurara que el 737 MAX no volaría hasta la llegada del 2020.

Por ello, ha quedado oficializada la salida de este avión de los aires y también el cese de su producción. Hasta que finalmente se consigan las certificaciones necesarias y el avión pase todas las evaluaciones requeridas, Boeing no continuará con la producción de estos vehículos aéreos.

Debido a esto, la existencia de los mismos se mantendrá en los 400 antes mencionados, hasta que sean evaluados en el 2020. Ahora, la fecha exacta de esta evaluación aún es desconocida. Por lo que, tendremos que continuar pendientes de las declaraciones de Boeing y la FAA más adelante para conocer más detalles.

¿Cómo impacta esto a Boeing?

Un freno en seco como este, y la previa detención de la producción de los aviones claramente ha tenido un impacto en Boeing. Sin embargo, aún no existen cifras ni declaraciones específicas que lo comprueben.

Para acabar con esta duda, la empresa ha fijado una fecha a finales de enero de 2020 para dar detalles sobre el impacto que han tenido estos cambios en sus operaciones. Todo ello, junto a los detalles del desempeño financiero que ha tenido la compañía en este último trimestre del año.