Si haces un censo rápido, preguntándole a las personas a tu alrededor que se llevarían a una isla desierta, seguro muchos dirán que su smartphone. La importancia de este dispositivo en nuestros tiempos es comprensible cuando notamos que ahora manejamos prácticamente todo desde ahí: cuentas bancarias, correo electrónico, contacto familiares y de trabajo, jugar, etc. Las funciones que podemos darle son muchas y por ende, sufrir el robo o extravío del smartphone resulta sin duda una experiencia terrible.

No obstante, la tecnología cada vez más avanzada detrás de estos equipos ha abierto la posibilidad de prepararnos ante este inconveniente y hacer que la experiencia resulte lo menos traumática posible, permitiendo recuperar la información e incluso localizar el dispositivo. Por ello, en esta  guía te mostraremos todo lo que necesitas saber para estar preparado ante una eventualidad como esta, manteniendo tus datos protegidos, con la posibilidad de encontrar el equipo o de recuperar la información.

Preparando el dispositivo

Si bien la poderosa tecnología de los smartphones modernos permiten posibilidades como la de localizar el equipo o recuperar los datos, esto no ocurre de forma automática ni por arte de magia. Al contrario, requiere la intervención de los usuarios a fin de activar todas estas opciones que brindan la posibilidad de prepararnos ante el robo o el extravío del dispositivo.

En ese sentido, te presentaremos las opciones a las que debes recurrir para que el equipo comience a ejecutar esas funciones que nos abrirán las puertas a una posible de recuperación.

Encontrar mi teléfono

La integración de Google y Android dan para mucho y una de las utilidades más interesantes que se le ha dado, se basa en el aprovechamiento de los servicios de ubicación para conocer donde se encuentra el equipo. En ese sentido, si en algún momento no encuentras tu teléfono, el servicio te dará la posibilidad de emitir un sonido para ubicarlo o ver su localización en un mapa.

El uso de esta función es súper sencillo y para configurarla solo es cuestión de activar la opción “Utilizar Ubicación” en la sección “Ubicación” de la configuración de Android.

Asimismo, dependiendo del modelo de tu equipo, puedes buscar la opción “Encontrar mi dispositivo” para activarla y comenzar a disfrutar de la función.

Posteriormente, para acceder a las opciones de recuperación solo debes ingresar en este enlace. El sitio solicitará los datos de tu cuenta Google y de inmediato te mostrarán todos los equipos que tienes sincronizados con tu cuenta. Selecciona el que quieres ubicar y pasarás a una pantalla que muestra dos opciones: hacer sonar y localizar.

Adicionalmente, si desplazas hacia abajo encontrarás  varias opciones muy útiles que te permitirán:

  • Comprobar las actividades recientes del smartphone: acá podrás ver el último inicio de sesión y algunos cambios en la cuenta Google.
  • Bloquear el teléfono.
  • Llamar al teléfono.
  • Cerrar sesión.
  • Borrar la información del dispositivo.

De manera que, que este apartado de Google cuenta con todas las medidas que puedes tomar en caso de no encontrar tu equipo. En primer lugar puedes hacerlo sonar, si no está en el mismo espacio físico, entonces verifica su ubicación desde el mapa y a partir de acá según sea el escenario puedes optar por el resto de las opciones tomando la que más se ajuste a tu caso.

Pantalla de bloqueo y contactos de emergencia

Desde los dispositivos Android más modernos existe la posibilidad de aprovechar la pantalla de bloqueo para agregar información personal para que otras personas puedan colaborar con nosotros en caso de alguna eventualidad en la que estemos inhabilitados. Por ejemplo, si llegases a sufrir algún accidente, agregar datos como tu grupo de sanguíneo o un contacto importante resulta clave para brindar el auxilio que necesitas.

Se filtran imágenes del prototipo de pantalla deslizable de TCL

Para activar esta opción debes dirigirte a “Información del teléfono” en donde encontrarás el apartado “Información de emergencia”. Al activarla, podrás ver la opción “Información médica” y adicionalmente los contactos de emergencia.

Algunos equipos también incorporan la opción “SOS” que al activarla te permitirá enviar una notificación a tus contactos de emergencia con tu ubicación, tras presionar 5 veces el botón de apagado. Esta alternativa es excelente para alertar a tus contactos de confianza en caso de encontrarte en algún peligro.

Toma nota de tu IMEI

Tener anotado el IMEI de nuestro dispositivo puede ser de gran ayuda en caso de que haya sido robado o perdido y quieras inutilizarlo. Si bien desde las opciones de Google tendrás la posibilidad de hacerle un borrado general al equipo, con la técnica del IMEI es posible que el dispositivo quede completamente inútil. Sin embargo, en este método nuestro alcance solo llega hasta tener el IMEI puesto que, el resto quedará en manos de la operadora con la que usamos el dispositivo.

En ese sentido, si sufres el robo o extravío de tu smartphone, solo es cuestión de comunicarte con tu operadora para hacer el reporte y que a través del IMEI se proceda a la inutilización del equipo.

El IMEI puede ser visto como el identificador único de cada smartphone y para ubicarlo tenemos dos alternativas: la primera es buscarlo en la caja del smartphone y la segunda es mirarlo desde el mismo equipo. Para llevar a cabo la segunda opción, solo debes marcar *#06# y de inmediato se mostrará el IMEI.

Guarda este dato y mantenlo en un lugar seguro para el momento en que lo necesites.

Protege tus datos con cifrado

El cifrado de datos es la opción de seguridad más robusta por la que podemos optar en caso de que queramos mantener nuestra información lejos del alcance de terceros. En el caso de Android, existe la posibilidad cifrar todos los datos del dispositivo, incluyendo la memoria SD, de esta manera, quién quiera acceder a ellos tendrá que ingresar primero la contraseña de acceso.

La desventaja de este procedimiento es que el acceso a la información se hace mucho más lento, considerando que el sistema necesita primero descifrar los datos para presentarlos.

Para llevar a cabo este proceso, debes dirigirte a las opciones de seguridad y una vez ahí ubicar la opción “Cifrar teléfono” o “Encriptar dispositivo”. Al activarla, comenzará la tarea de cifrado cuyo tiempo estimado de finalización dependerá enteramente de la cantidad de datos que tengas en tu dispositivo.

Olvida el reconocimiento facial

Si bien el reconocimiento facial es súper atractivo, hasta el momento no resulta la opción más segura para proteger nuestro dispositivo. Por esta razón, si quieres proteger los datos de tu equipo en caso de robo o extravío, lo ideal es activar las opciones de PIN, patrón o la huella dactilar.

La gran desventaja del reconocimiento facial es que aún no es del todo preciso por lo que alguien muy parecido a ti o incluso, con una fotografía, tendrá la posibilidad de desbloquear el equipo.

Activa la sincronización y backup

El robo o extravío de tu smarpthone no debe representar la pérdida de toda tu información, considerando que las aplicaciones cuentan con opciones de backup. En ese sentido, información como la de WhatsApp, por ejemplo, puede ser restaurada por completo en un nuevo equipo siempre y cuando tengas activadas las tareas de respaldo de la aplicación.

De la misma manera, asegúrate de mantener activado el servicio de Google Drive y Google Fotos a fin de respaldar tus imágenes y el resto de documentos que manejes en el smartphone.

Más en TekCrispy