Asma

El microbioma es el término utilizado para referirse a todo el conjunto de microbios y sus genes que pueblan el cuerpo, el cual es de vital importancia para el procesamiento de los nutrientes y la protección contra agentes infecciosos. Ahora se ha encontrado un vínculo entre este y la gravedad del asma, un afección que dificulta la respiración.

En Estados Unidos, más de 6 millones de niños menores de 18 años sufren de asma, por lo que es la principal enfermedad pediátrica crónica y también la primera causa de pérdida de días escolares según los datos de la Fundación de Asma y Alergia de América.

Una nueva investigación publicada en la revista Nature Communications sugiere que las bacterias que viven en las vías respiratorias superiores están relacionadas con la gravedad de los síntomas del asma entre los niños que la presentan de manera leve a modera. Es decir, existe la posibilidad de que el microbioma de esta área estimule la gravedad de esta afección.

Analizando moco de vías respiratorias superiores

En un estudio publicado en la revista The New England Journal of Medicine en 2018, los investigadores reunieron 214 niños con edades que iban de 5 a 11 años que presentaban asma leve a moderada.

Estos participaron en un ensayo clínico de AsthmaNet enfocado en determinar si quintuplicar la dosis de un corticosteroide inhalado ante los primeros signos de empeoramiento del asma era mejor que mantener una dosis baja del mismo medicamento, pero no se encontró ningún beneficio en aumentar la dosis.

Al principio del ensayo, cuando todos los participantes tenían su asma controlada pero ante la presencia de los primeros signos de que el control de la misma estaba disminuyendo, se recolectaron muestras de moco nasal de los niños para estudiar el microbioma de las vías respiratorias superiores.

La colonización del grupo Moraxella se asocia con síntomas más graves

En su análisis del moco, los investigadores encontraron que los niños que mostraron señales de advertencia de que les iba a dar asma tenían más probabilidades de tener bacterias asociadas con la enfermedad. Entre ellas, los grupos bacterianos Staphylococcus, Streptococcus y Moraxella, los cuales habitan en las vías respiratorias superiores.

En cambio, la presencia de los grupos bacterianos Corynebacterium y Dolosigranulum estuvieron asociados con períodos de buena salud, cuando el asma había sido bien controlada.

Sin embargo, notaron que cuando las vías respiratorias pasaban de estar dominadas por estos dos grupos a estar dominadas por la bacteria Moraxella tenían mayor riesgo de que sus síntomas de asma empeoraran en comparación con los niños que experimentaron otro tipo de cambio microbiano.

“Nuestros datos demostraron un cambio rápido del microbioma de la vía aérea en los niños que pasaron de la salud respiratoria a la enfermedad”, dijo el primer autor Yanjiao Zhou, quien realizó una investigación posdoctoral de microbioma y bioinformática en la Universidad de Washington antes de unirse a la facultad de la Universidad de Connecticut.

“También es interesante descubrir que el patrón de cambio de microbioma podría desempeñar un papel importante en la exacerbación del asma. Estamos planeando futuros estudios para explorar esta posibilidad”.

Estos resultados pueden servir como base para nuevas terapias para esta enfermedad crónica, como la alteración de los tipos de bacterias que viven en las vías respiratorias superiores para promover la colonización de las más saludables.

Referencia:

Asthma severity linked to microbiome of upper airway. https://medicine.wustl.edu/news/asthma-severity-linked-to-microbiome-of-upper-airway/

The upper-airway microbiota and loss of asthma control among asthmatic children. https://www.nature.com/articles/s41467-019-13698-x