En este último año, Instagram ha demostrado su compromiso con la lucha contra el bullying en la web. Con la facilidad e impunidad que otorga a veces el anonimato tras una pantalla, muchas personas aprovechan para decir cosas que jamás se les ocurrirían en la vida real.

Por mucho tiempo, este tipo de conductas no tenían ningún tipo de regulación y estaban comenzando a tener un impacto negativo en la salud mental y emocional de muchas personas –sobre todo, de las más jóvenes.

Ahora, este tipo de situaciones se han vuelto conocidas y las personas han comenzado a darle a este problema la importancia que se merece. Por ello, constantemente surgen programas de ayuda, campañas de concientización y nuevas regulaciones en las plataformas web para evitar propiciar este tipo de contenidos.

Es en esta última categoría donde se han destacado las acciones de Instagram. Ya que, desde el inicio de este año ha lanzado una serie de funciones en busca de encontrar medios efectivos con los que hacerle frente al bullying. Algunos fueron tan llamativos como su intento de remover el contador de likes de las publicaciones y otras pasaron un poco por debajo de la mesa, como su función para bloquear los bullies sin que estos pudieran saberlo.

¿Qué hará la nueva función?

Ahora, esta reciente actualización de Instagram viene de la mano con la asistencia de un sistema de inteligencia artificial (IA). Este, ha sido entrenado con mensajes ofensivos anteriormente reportados en la página, para ser capaz de reconocerlos antes de que el usuario los publique.

Hace pocos meses, una función similar se probó únicamente en la sección de comentarios de las publicaciones. Ahora, esta busca expandirse hasta llegar a la publicación en sí.

De este modo, podrá alertar a los usuarios de que su contenido podría ser ofensivo antes de que lo posteen. De este modo, tendrán la oportunidad de reconsiderar sus comentarios antes de subirlos a la web.

¿Esto de verdad tiene un impacto?

En última instancia, es claro que Instagram no puede obligar a sus usuarios a dejar de publicar comentarios, a menos que estos sean reportados. Por ello, mucho del impulso del cambio aún depende de la voluntad de sus usuarios.

Sin embargo, Instagram ha dicho que ha visto una buena receptividad para las alertas que aparecían en los comentarios. Debido a esto, se podría pensar que este próximo paso también debería ser bien recibido. En general, la respuesta de las personas a este tipo de funciones ha dejado pruebas de que, muchos están dispuestos a cambiar sus formas si se les advierte y se les da la oportunidad de hacerlo.

¿Desde cuándo estará activa?

Por los momentos, esta nueva función apenas se encuentra en su fase introductoria. Debido a esto, no llegará a la vez a todos los países. Aún Instagram no ha revelado cuáles son estas naciones selectas en las que la IA se pondrá a prueba por primera vez.

Sin embargo, lo que sí sabemos es que, en los próximos meses, el alcance de la misma debería comenzar a ampliarse. Debido a lo cual, para el primer trimestre del 2020 ya deberíamos contar con una versión más universal de esta función en la mayoría de los países en los que Instagram presta servicio.