Un reporte de Reuters señala que un impase entre Google y una compañía reguladora, podría influir en la decisión de la compañía de dejar de dar soporte Android a usuarios de Turkía en el futuro.

La junta de competencia de Turkía dictaminó que los términos de contrato establecidos por Google no eran aceptables, esto trajo como consecuencia que la compañía de Mountain View considerara nuevos contratos con sus socios turcos. Esto quiere decir que los servicios de Android no estarán disponibles para los smartphones en Turkía.

“Hemos informado a nuestros socios comerciales que no podremos trabajar con ellos en los nuevos teléfonos Android que se lanzarán para el mercado turco”, dijo Google en un comunicado y continuó explicando:  “Los consumidores podrán comprar modelos de dispositivos existentes y podrán usar sus dispositivos y aplicaciones normalmente. Los otros servicios de Google no se verán afectados”.

Antecedentes

Asimismo, Google aseguró que está trabajando con las autoridades competentes para resolver el problema que vienen sucediendo desde el 2018 entre los entes reguladores y Google.

Sin embargo, la nueva medida tomada surge después que Yandex denunciara las prácticas antimonopolio de Google tras cambiar la opción del buscador por defecto a Google.

Esto ocasionó que Google enviara un comunicado oficial a Reuters usando como intermediaria a una empresa de publicidad turca. Haberturk, la junta de competencia turca, dijo que impuso una multa del 0.05 por ciento de los ingresos de la compañía de Mountain View por violar las medidas, esto representa la cifra de USD$17,4 millones.

Por su parte, Google tendrá hasta 60 días para impugnar el fallo o hasta que decida cambiar los acuerdos de distribución para que los operadores puedan configurar diferentes motores de búsqueda en Android.

Anteriormente,  Haberturk también inició una investigación en contra de Google para verificar si la compañía había hecho uso de su poder con algoritmos de búsqueda y publicidad redireccionada.