Está claro que este último año ha sido altamente movido para Facebook. Además de los muchos problemas y enfrentamientos legales que ha tenido con el gobierno de los Estados Unidos, también se ha visto envuelto en una gran serie de proyectos.

Contra todos los contratiempos, la compañía parece tener intenciones de seguir creciendo y esto está comenzando a preocupar de nuevo a varias instituciones. Particularmente, Facebook nunca ha tenido una relación muy armoniosa con la FTC, por lo que no es sorpresa que su próximo encuentro legal de este año sea con ella.

A pesar de que no ha habido declaraciones oficiales de la misma al respecto, es claro que la FTC parece tener algo entre manos. Mientras tanto, Facebook parece querer hacer todo lo posible antes de ser frenados, de nuevo.

Todo comenzó en enero

Principalmente, el origen de toda la polémica que envuelve a Facebook en este momento se dio en enero de este año. Para esa fecha, el CEO de la empresa, Mark Zuckerberg, declaró que la empresa planeaba unir sus empresas de mensajería.

En pocas palabras, dio a conocer lo que se convertiría en la unión se sus 4 plataformas más conocidas: Facebook, Messenger y, las posteriormente adquiridas, Instagram y WhatsApp.

La meta de la empresa es permitir que todas las plataformas se integren y sea posible enviar mensajes y contenidos entre ellas. Sin embargo, la FTC ve esto como una medida preventiva de la empresa para comenzar a poner trabas si por una resolución legal, su adquisición de las últimas dos compañías deba disolverse –cosa que l FTC ya ha causado en otras oportunidades con otras empresas.

¿Qué ha hecho la FTC?

En esta oportunidad, la FTC no ha dado ningún tipo de reporte oficial al respecto. Pero, por lo que parece, tienen planeado hasta acudir a instancias legales para iniciar un proceso contra Facebook.

¿El motivo? Evitar que esta red social logre su cometido de expandir sus servicios y homogeneizarlos en todas sus plataformas. ¿Por qué? Debido a las preocupaciones que esto les genera en cuanto al monopolio de la información.

¿Por qué ocurre todo esto?

Facebook no es necesariamente la compañía con mejor reputación en este tema y nadie puede culpar a la FTC por tener sus dudas en cuanto al manejo que la empresa tendrá con la información de sus usuarios.

Sin embargo, a pesar de las preocupaciones que esto pueda causar extraoficialmente, en una corte, suele ser difícil probar los perjuicios a los usuarios que podría causar un servicio que se da gratuitamente,

¿Qué espera la FTC?

Posiblemente, al final de este juicio Facebook consiga los permisos necesarios para seguir con sus actividades. Con suerte, al menos de él saldrán algunas reglas extra que tendrá que cumplir.

Sin embargo, lo más probable es que lo que busque la FTC sea tiempo. Facebook ha estado haciendo las cosas de forma muy acelerada, lo que complica los controles. Tal vez, la verdadera meta de todo este enfrentamiento legal, sea simplemente comprar un poco más de tiempo para tomar acciones más estructuradas más adelante.