Durante décadas, hemos estado aprendiendo día a día que existen mejores y peores comidas para nuestro organismo. Se sabe que todo en exceso es malo, pero, en algunos, casos consumir altas cantidades de ciertos alimentos puede terminar por resultar muy beneficioso.

En este caso, un vivo ejemplo son los tan amados como temidos ajís picantes. Si bien es cierto que estos sabores ardientes no son del gusto de todos, parece que son capaces de aportar mucho bienestar a cualquier organismo.

Para comprobar ello, recientemente se ha realizado un estudio en Italia en el que se ha visto el impacto del consumo de ají en la calidad de vida y longevidad de las personas. Los resultados han llegado a ser mucho más prometedores de lo que originalmente se habría esperado.

Un ají picante al día mantiene lejos al doctor

La investigación se llevó a cabo en Italia y siguió las vidas y dietas de más de 28.000 voluntarios durante más de 8 años para poder sacar los resultados. Dentro de los puntos observados, se notaba el tipo de alimentación complementaria, la cantidad de ingesta semanal de ají y la cantidad de enfermedades cardiacas o cerebrovasculares detectadas en las personas.

Fue impresionante notar que, aquellos que consumían ají picante por lo menos tres veces a la semana tenían un riesgo un 40% menor de sufrir un ataque cardiaco. Asimismo, el riesgo de sufrir problemas cerebrovasculares como derrames cerebrales disminuía hasta menos de la mitad para estos sujetos.

Por ello, es claro que la calidad de vida de aquellos con un alto consumo de ají era mucho mejor que la de aquellos que lo evitaban. En conclusión, ha quedado claro que este alimento es un protector natural para el organismo.

Los italianos tenían razón

Este estudio ha sido publicado apenas este diciembre, por lo que se puede asumir que inició sus investigaciones por una fecha cercana a la del 2010. A pesar de que se trata de un proyecto ambicioso, había personas que ya conocían estos beneficios, todos aquellos atados a la comida mediterránea.

Muchas veces se ha dicho que esta dieta y muchos de sus componentes son altamente beneficiosos para el organismo. Sin embargo, ello era tratado solo como conocimiento popular o simple tradición.

Ahora, el cambio que han hecho estos investigadores italianos es que han comenzado a darle bases científicas y estudiadas a lo que la cultura de la zona ha dicho por décadas. Tal vez con ello se logre que las personas comiencen a tomar más en serio los beneficios que esta trae.

Un dato importante

Eso sí, un detalle que es imperante aclarar es que el principal protagonista de estos beneficios, según el estudio realizado es el ají. Después de todo, no hubo mucha diferencia en la incidencia positiva del mismo entre aquellos que lo consumían en platillos mediterráneos o en otras preparaciones menos saludables.

En consecuencia, este descubrimiento ratifica el poder del ají para mantener sano al organismo. Ya que, incluso por su propia cuenta es capaz de causar grandes efectos positivos en la salud general de las personas.

Referencia:

Chili Pepper Consumption and Mortality in Italian Adults: DOI: 10.1016/j.jacc.2019.09.068