Durante más de un siglo, la existencia de mundos alienígenas habitables ha sido un pilar de la cultura popular. Aunque en la actualidad los avances tecnológicos permiten estudiar planetas a años luz, los resultados de esas observaciones son poco alentadoras respecto a la posibilidad de la vida más allá de nuestro planeta.

Los científicos explican que uno de los mayores obstáculos puede ser la falta de una atmósfera con alto contenido de oxígeno para respirar, un requisito indispensable para los potenciales colonos humanos.

Esta nueva técnica puede ayudar a detectar oxígeno en exoplanetas

Acondicionando el planeta

La historia de los océanos y la atmósfera de nuestro planeta sugieren que el ascenso a los niveles actuales de oxígeno fue bastante difícil. El consenso actual es que la Tierra experimentó un aumento de tres pasos en los niveles de oxígeno atmosférico y oceánico, el primero de los cuales fue llamado el “Gran Evento de Oxidación” ocurrido hace unos 2.400 millones de años.

Las bacterias fotosintéticas oceánicas han sido las principales productoras de oxígeno durante la mayor parte de la historia de la Tierra.

Después vino el “Evento de Oxigenación Neoproterozoica” hace unos 800 millones de años, y finalmente el “Evento de Oxigenación Paleozoica” hace unos 400 millones de años, cuando los niveles de oxígeno en la Tierra alcanzaron su pico moderno.

Lo que ocurrió durante estos tres períodos para aumentar los niveles de oxígeno sigue siendo debatido. Una idea es que los nuevos organismos acondicionaron el planeta al reestructurar la atmósfera y los océanos a través de sus metabolismos o de sus estilos de vida.

Por ejemplo, el auge de las plantas terrestres hace unos 400 millones de años podría haber aumentado el oxígeno en la atmósfera a través de la fotosíntesis terrestre, tomando el relevo de las bacterias fotosintéticas oceánicas, que han sido las principales productoras de oxígeno durante la mayor parte de la historia de la Tierra.

Un proceso ineludible

Si bien los eventos que impulsaron los abundantes niveles de oxígeno en el planeta implican una serie sucesos y hechos particularmente propicios que hacen pensar que somos muy afortunados, los resultados de una reciente investigación sugieren que este no es el caso.

De acuerdo a la investigación, la oxigenación de la Tierra puede haber sido ineludible una vez que la fotosíntesis evolucionó.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Leeds, en Reino Unido, desarrolló modelos computarizados que evalúan de los ciclos de carbono, oxígeno y fósforo, los cuales muestran que las transiciones de oxígeno pueden ser explicadas por la dinámica inherente de nuestro planeta y que probablemente no requirieron ningún evento milagroso.

Nuestro escudo magnético temprano era más fuerte de lo asumido

A la vez, los resultados de esta investigación muestran que el patrón de oxigenación puede ser creado sin la necesidad de dar saltos evolutivos difíciles y complejos, o eventos volcánicos o tectónicos catastróficos circunstanciales.

De acuerdo a estos resultados, la oxigenación de la Tierra puede haber sido ineludible una vez que la fotosíntesis evolucionó, por lo que las posibilidades de que existan mundos con alto contenido de oxígeno en otros lugares del universo podrían ser mayores de lo que se piensa en la actualidad.

Referencia: Stepwise Earth oxygenation is an inherent property of global biogeochemical cycling. Science, 2019. https://doi.org/10.1126/science.aax6459

Más en TekCrispy