En lo que respecta a hábitos saludables, se ha recomendado actividad física frecuente, suficiente descanso, una alimentación baja en comida procesada, grasas y azúcares y rica en vegetales y, por supuesto, una correcta hidratación para el buen desarrollo de todos los procesos que realizan las células de nuestro cuerpo.

Tomar agua con frecuencia es absolutamente necesario para los seres humanos, sin embargo, hay una variedad de mitos en torno a ello que han logrado reducir el interés de las personas por consumirla.

Una investigación reciente abordada por especialistas del University College London ha y publicada en la revista Age and Aging revelado que estos mitos sobre el consumo saludable de agua pueden terminar siendo perjudiciales para las personas mayores al desalentarles de beber suficiente líquido para mantenerse saludables.

Las personas mayores no se hidratan como deberían

Sabiendo que los mitos sobre el consumo de agua están muy arraigados, los investigadores realizaron entrevistas para recolectar las opiniones de las personas mayores sobre el tema. Los encuestados eran individuos mayores de 75 años de edad que vivían en el norte y centro de la ciudad de Londres, aunque también se entrevistaron nueve cuidadores informales.

Luego de analizar la información recolectada, los investigadores concluyeron que a pesar de que había cierta conciencia sobre los mensajes de salud pública que promueven la hidratación como un hábito saludable, los encuestados manejaban muchos conceptos erróneos al respecto.

Cuando se les habló sobre las recomendaciones actuales de hidratación actuales para personas mayores, varios de los participantes del estudio consideraron estas como inalcanzables e incluso, que era un tema que carecía de importancia para ellos. En este sentido, resaltan la opinión de uno de los entrevistados, que expresó lo siguiente: “Nunca he bebido mucha agua y todavía no lo hago, y no veo ninguna razón para hacerlo”.

Otros preferían consumir líquidos de otras formas, como bebidas alcohólicas. Ante ello, los investigadores señalaron que la cerveza, por ejemplo, puede servir como hidratante en algunos casos siempre que no se excedan los niveles aceptados, pero esto aplica solo para aquellos que no tienen que restringir su ingesta de alcohol por otras razones o afecciones.

La importancia de la hidratación en personas mayores

Los autores explican que la hidratación es común entre un tercio y casi la mitad de las personas mayores frágiles, y esto aumenta el riesgo de resultados adversos para la salud, como el derrame cerebral.

Se recomienda que las mujeres mayores tomen ocho vasos de agua al día y que los hombres mayores tomen 10.

De hecho, las personas que ingresan a un hospital a causa de un accidente cerebrovascular tienen el doble de probabilidades de sufrir una discapacidad significativa si están deshidratados.

Es por ello que el autor principal, el Dr. Cini Bhanu, de UCL Epidemiology & Health Care, asegura que “mantenerse hidratado es clave para una buena salud entre las personas mayores” pues reduce el riesgo de ingresos hospitalarios y del deterioro de la salud.

A su vez, recalca que las creencias erróneas y la ignorancia sobre el consumo de agua son un impedimento en el logro de este objetivo. “Existen muchos conceptos erróneos, por ejemplo, que la sed es un indicador confiable de cuándo se necesita beber, cuando esto ya no sea el caso para las personas mayores. Otro mito es que hay que beber agua, de hecho, té, café y todos los jugos cuentan”, dice.

La recomendación es que las mujeres mayores tomen 1,6 litros de líquido, lo que equivale a ocho vasos de agua al día, mientras que los hombres mayores deben tomar dos litros, o bien, 10 vasos, y cumplir con esta meta incluso aunque no se tenga sed.

Referencia:

Abstract T MP86: A Prospective Study of the Effect of Dehydration on Stroke Severity and Short Term Outcome. https://ahajournals.org/doi/abs/10.1161/str.46.suppl_1.tmp86

‘I’ve never drunk very much water and I still don’t, and I see no reason to do so’: a qualitative study of the views of community-dwelling older people and carers on hydration in later life https://academic.oup.com/ageing/advance-article/doi/10.1093/ageing/afz141/5637594