Los avances constantes de la tecnología han hecho que casi cada día llegue hasta nosotros la aparición de un nuevo equipo, técnica o proceso para facilitar muchas de nuestras tareas cotidianas o para realizar acciones que antes se veían como imposibles.

Sin embargo, siempre existen algunas creaciones que simplemente tienen más impacto que las demás. Un ejemplo de ello es la llegada de los servicios de almacenamiento en la nube.

Anteriormente, solo era posible ver en ellos alguna utilidad para usuarios particulares. Sin embargo, ahora, con la automatización de muchos procesos esta también se está convirtiendo en una gran herramienta empresarial.

Los últimos cambios en la forma en la que interactuamos con la información, como por ejemplo la llegada de las redes 5G, harán que poco a poco, los equipos como tal no necesiten tanto almacenamiento, sino que estarán constantemente conectados a la nube.

No obstante, para que ello pase aún hace falta tiempo y un proceso de refinamiento de técnicas. Para dar un primer paso en esta dirección, Google ha decidido hacer algunas actualizaciones en los servicios de la nube.

La llegada de Transfer Service

Estas actualizaciones se han presentado bajo la forma de un nuevo servicio de transferencia de datos de Google Cloud. El nombre del mismo es Transfer Service y tiene la labor de actuar como un gestor dentro del traspaso de datos de una plataforma a la nube.

Básicamente, ha sido creado para poder trabajar con grandes cantidades de información. Es decir, millones de datos almacenados en uno o varios servidores. Gracias a él, la transferencia de los mismos ya no tendrá que ser un tedioso esfuerzo manual ni tampoco tendrá que confiársele a terceros.

Esquema de funcionamiento de Transfer Service.

Este servicio se encargará de gestionar todo el proceso y verificar la validez de los datos, así como que todos lleguen completos a la nube. Su presencia, entonces, podría interpretarse como un sello de calidad que permite tener la seguridad de que los procesos se llevarán a cabo adecuadamente y que no habrá ninguna fuga accidental de datos.

¿Ya se encuentra disponible?

En efecto, Google ya ha liberado esta función para que pueda ser utilizada por quien lo desee. Para tenerla, simplemente es necesario activarla e instalarla desde Google Cloud. Luego, también se podrá monitorear todo el proceso de la misma a través de la propia plataforma.

Update empresarial

Como lo hemos dicho, este servicio nació como una facilidad para el transporte de grandes masas de datos a los almacenamientos de la nube. Por ello, el fácil ver que este se encuentra principalmente orientado para ser utilizado en el sector empresarial.

Ya que, lo que busca es crear un camino más fácil con el que las empresas puedan respaldar sus datos y tenerlos en caso de emergencia. En un futuro, también esperan poder facilitar la mudanza de datos de uso cotidiano para que la carga de trabajo y de información también pueda almacenarse de forma segura, y automáticamente, en la nube.