Justo ahora, en este mismo momento, en distintas ciudades del mundo, el germen de las nuevas redes 5G crece y se expande en capacidades y alcance. Cada vez son más las naciones y entes privados que se dan cuenta de las utilidades que tendrá este nuevo estilo de conexión.

Con su llegada, estamos poniendo nuestros pies en el umbral de una nueva era dominada por la inmediatez y el alto consumo de datos. Ya en otras oportunidades de la historia nos hemos topado con infinitos procesos evolutivos de la tecnología.

Sin embargo, el paso que lleva este último nos hará ver sus consecuencias mucho más rápido de lo que esperamos. Ya que, tal como se están manejando en este momento, será cosa de solo un par de años para comenzar a ver la influencia de las redes 5G en una gran variedad de ámbitos en nuestras vidas.

El futuro ya está aquí

Según el Ericsson Mobility Report de noviembre de este año, el consumo general de datos de los usuarios ha aumentado más de un 60% de lo que era el año anterior. Con ello, podemos ver claramente la tendencia por la que las sociedades comienzan a decantarse.

Los datos y el transporte de los mismos se están volviendo cada vez más valiosos para el consumidor moderno y, como tal, será necesario para este que existan plataformas adecuadas capaces de ofrecerle todas las comodidades que necesite.

Esto no se trata de un hecho que ocurrirá el año que viene, ni dentro de una década, es un fenómeno que se manifiesta hoy. Por lo que, la respuesta el mismo también debe ocurrir en estos momentos.

Básicamente, el aumento exponencial de las plataformas 5G se trata de la respuesta de la tecnología a esta creciente demanda. Ya que, este formato ofrece la llave a procesos de transferencia de datos mucho más veloces, en mayor cantidad y con más calidad.

5G para todos

Según lo planteado por el reporte de Ericsson, para el 2025 el consumo de datos promedio por cada usuario de las redes 5G podría llegar a posicionarse en unos 45GB por cada dispositivo usado, en América del Norte.

Compañía canadiense comienza a ofrecer 5G pero sin equipos

Un ejemplo de esto en otro continente se da en Asia, específicamente en Corea del Sur. Allí, ya mismo, el promedio de uso de datos de los usuarios de 5G alcanza los 25GB por mes. Particularmente, en este país se llevó a cabo un movimiento para hacer que las redes 5G estuvieran al alcance de todos sus habitantes en todo el territorio.

Sin embargo, no en todos los lugares es así aún y, todavía hay mucho que hacer para propagar su uso. Por ahora, solo algunos espacios particulares cuentan con un acceso total al servicio.

La expansión de las redes 5G

Afortunadamente, países que prometen ser líderes en esta área, como los Estados Unidos, ya están tomando cartas en el asunto. Muchas de las compañías de telefonía y redes del país han optado por comenzar a desarrollar servicios y planes que incluyan este nuevo tipo de red.

Asimismo, las compañías desarrolladoras de dispositivos móviles ya se están dedicando a desarrollar dispositivos capaces de soportar la cantidad de datos que se manejan en las redes 5G sin disminuir su velocidad de procesamiento.

Posiblemente, dentro de los próximos 5 años, podamos contemplar paso a paso la llegada de las redes 5G a nuestra cotidianidad y cómo este nuevo poder para manejar muchos más datos de los que tenemos ahora, cambia la forma en la que nos desenvolvemos en la sociedad y la manera en la que interactuamos con la misma.

Llegará un punto en el que las redes 5G serán lo común en el mundo. Sin embargo, mientras tanto, también veremos el crecimiento y expansión de otras redes –ahora, complementarias– como la 4G para llenar los espacios a los que la 5G, por algún motivo y otro, aún no ha podido llegar.

Más en TekCrispy