Greta Thunberg, una joven activista contra el cambio climático, ha sido objeto de admiración y de críticas desde que empezó a manifestar su ferviente opinión sobre el tema frente al parlamento sueco y posteriormente en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2018.

Su discurso directo, tajante y sin rodeos, señala a los culpables del cambio climático y despierta y estimula el interés de los jóvenes por la crisis, lo cual sin lugar a dudas puede ser positivo a largo plazo.

Gracias a ello, y a las numerosas protestas derivadas de sus intervenciones, ha logrado captar la atención de los medios, no solo sobre ella misma, sino sobre un tema de tanta importancia en el contexto de un planeta al borde del colapso total. No por nada fue escogida como «líder de la próxima generación» por la revista Time en mayo de este año.

Así ocurrieron los grandes momentos de la ciencia de esta década

Pero los reconocimientos hacia la joven no han cesado desde entonces. Recientemente hablamos de un escarabajo diminuto encontrado en el Museo de Historia Natural de Londres que fue denominado “Nelloptodes gretae” en honor a la joven activista.

Y ahora, en pleno desarrollo de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2019 (COP25), Thunberg se ha ganado el título de «la persona del año» en la revista Time.

Ícono de una generación

Greta Thunberg, la persona del año según la revista Time. Crédito: Time.

En una publicación reciente, la revista Time resalta el hecho de que, a pesar de su corta edad y de sus pocas influencias, Thunberg se ha convertido en ícono de una generación por su coraje para decir lamentables verdades a las autoridades de diferentes países del mundo.

“Thunberg no es líder de ningún partido político o grupo de defensa. Ella no es la primera en hacer sonar la alarma sobre la crisis climática ni la más calificada para solucionarlo. Ella no es científica ni política. No tiene acceso a las palancas de influencia tradicionales: no es multimillonaria ni princesa, ni una estrella del pop, ni siquiera una adulta. Es una adolescente ordinaria que, al reunir el coraje para decirle la verdad al poder, se convirtió en el ícono de una generación. Al aclarar un peligro abstracto con indignación penetrante, Thunberg se convirtió en la voz más convincente sobre el tema más importante que enfrenta el planeta”.

En catamarán y tren, no en avión

Thunberg mientras viaja en tren de Lisboa a Madrid. Crédito: Evgenia Arbugaeva/Time.

Este reconocimiento ha sido anunciado luego de las declaraciones emitidas por la joven activista durante la COP25, en Madrid, España, un evento en el que representantes de países de todo el mundo se han reunido para acordar nuevas acciones que reduzcan el aumento de la temperatura global.

Para llegar, Thunberg zarpó desde el puerto de Hampton, en Virginia, Estados Unidos, con el objetivo de cruzar el Atlántico para asistir al evento a bordo de un catamarán llamado La Vagabonde, que pertenece a una pareja australiana que se ofreció a llevarla.

La activista sueca evita viajar el avión como una muestra de su compromiso con la salvación del planeta, consciente de que las emisiones de este medio de transporte son altamente contaminantes. Llegó a Lisboa el pasado 3 de diciembre, desde donde tomó un tren para llegar a la ciudad de Madrid.

Cada gran cambio en la historia ha venido del pueblo

Durante su intervención, Thunberg citó varios datos de investigaciones científicas como sustento para sus argumentos pro ambientalistas y, por supuesto, para dar mayor peso a su llamado a la acción.

Recordó a su público que para tener por lo menos 67 por ciento de posibilidades de evitar el aumento de la temperatura global media en un grado y medio, el límite de emisiones debía ser de 420 gigatones de CO2 adicionales. Y al ritmo que van las acciones climáticas actuales, dicha meta se alcanzarían en ocho años, demasiado tiempo considerando la urgencia y los efectos desastrosos que está generando el cambio climático.

¿Qué esperar de la conferencia sobre el cambio climático COP25?

Fue entonces cuando, como es rasgo común en su discurso, se refirió directamente a las fallas en las acciones de los líderes respecto a la situación, que a su parecer, no están actuando acorde a ella:

“Nuestros líderes no se están comportando como si estuviéramos en una emergencia. En una emergencia cambias tu comportamiento. Si hay un niño en mitad de la carretera y los coches se acercan a toda velocidad, no miras a otro lado porque es muy incómodo, inmediatamente corres y lo rescatas”.

Y en vista de las acciones poco contundentes de los gobiernos, declaró que la esperanza para salvar el planeta no está puesta sobre estos o las grandes corporaciones, sino en el pueblo. “Cada gran cambio en la historia ha venido del pueblo”, aseguró.

Luego de sus declaraciones, Thunberg inició su viaje de regreso a casa en Suecia, nuevamente en tren, bus eléctrico y coche eléctrico, en compañía de su padre. Y como es costumbre, «la persona del año» ha revuelto los ánimos de los activistas de su movimiento Fridays for Future, que protestaron luego de su discurso.

Referencia:

Revista Time. https://time.com/person-of-the-year-2019-greta-thunberg/?utm_source=twitter&utm_medium=social&utm_campaign=person-of-the-year&utm_term=_&linkId=78763203

Más en TekCrispy