A pesar de que un reporte reciente firmado por unos 11,000 científicos sugirió la reducción de la población humana mundial como una de las acciones para abordar el cambio climático, esto no necesariamente deba ocurrir de esa forma.

De hecho, un estudio posterior reveló que en realidad hay recursos energéticos, por ejemplo, para garantizar una vida digna a las personas pobres del mundo también, encontrando además que los excesos de la riqueza sí estimulaban el gasto energético.

En lo que respecta a alimentación, el escenario es mucho más tenebroso. Una investigación publicada en la revista Science Advances revela que el número de personas desnutridas está incrementado en todo el mundo, alcanzando más de dos mil millones de personas que sufren de falta de micronutrientes.

Se ha perdido 94% de las abejas polinizadoras y plantas nativas en los últimos 125 años

Ante una situación tan alarmante, los investigadores aprovecharon la oportunidad para resaltar la necesidad de unión entre naciones, la inversión de dinero en investigaciones sobre el tema y la creación de un organismo internacional que aborde todo sobre seguridad alimentaria y agricultura a nivel mundial.

Cooperación internacional e investigación

El desequilibrio alimentario a nivel mundial está causando daños y representa una amenaza para la humanidad.

En su documento, los autores resaltan que la falta de alimentos saludables en la dieta de muchas personas y la mala administración de los sistemas agrícolas, junto al consumo excesivo y desperdicio de alimentos son extremadamente nocivos para el planeta. A su parecer, estas tendencias representan “una amenaza sin precedentes para la seguridad alimentaria mundial” que merece ser abordada con acciones contundentes cuanto antes.

Entre ellas, está la posibilidad de invertir en infraestructura de investigación a fin de que los profesionales puedan recolectar y proporcionar datos confiables sobre la salud de la población, pero sobre todo, sobre su nutrición, prácticas agrícolas, cambio climático y sostenibilidad.

Y sí, se sabe que ya hay organismos encargados de dichas tareas, sin embargo, este sería el resultado de una mayor cooperación internacional que permita llenar los vacíos actuales en torno a estos temas.

La creación de un organismo internacional

Pero la unión y la investigación debe dar lugar también a una organización de carácter internacional que se encargue de un organismo internacional de seguridad alimentaria y agricultura que tome decisiones políticas al respecto.

“Tal organismo tendría el apoyo de la gran comunidad científica asociada a él y podría abordar los problemas nutricionales y agrícolas más acuciantes”, escriben los investigadores en su informe.

Los encargados de tomar dichas decisiones deben proporcionar fondos para las investigaciones relacionadas, y a su vez, desarrollar campañas que aborden el problema desde el punto de vista social y cultural. Los autores señalan el cambio de comportamiento entre consumidores y agricultores tan influyentes en las crisis actuales.

Referencia:

Focus on food security and sustainability. https://www.eurekalert.org/pub_releases/2019-12/uob-fof121119.php

Más en TekCrispy