Se ha demostrado que para el deterioro cognitivo en adultos mayores, la soledad es un factor de riesgo mayor que la depresión, las enfermedades cardíacas, la diabetes y el accidente cerebrovascular.

Este contexto fundamentó una investigación enfocada a determinar si la soledad emocional, la soledad social y el aislamiento social afectaban el rendimiento cognitivo entre las personas mayores, así como la importancia para la salud mental y física de tener vínculos emocionales fuertes y cercanos –no solo estar en la misma habitación con otras personas– en la edad adulta.

Consumo de marihuana entre adultos mayores de Estados Unidos casi se duplicó en 3 años

Impacto en la cognición

Los análisis realizados, que examinaron datos del Estudio Longitudinal de Envejecimiento de Nueva Zelanda en el periodo 2010 – 2012, mostraron que la soledad emocional tenía un impacto perjudicial en la cognición.

Muchos adultos mayores pueden sentir una aguda ausencia de relaciones cercanas, íntimas y significativas, a pesar de estar rodeados de amigos, familiares y conocidos sociales.

Adicionalmente, la investigación encontró que los adultos mayores que estaban emocionalmente solos pero no socialmente aislados tenían una cognición más pobre que aquellos que estaban solos y socialmente aislados.

Los datos apoyan la noción de que las conexiones sociales crean beneficios conductuales y psicológicos que pueden compensar el deterioro cognitivo, y el impacto de socializar mejora el estado de ánimo y reduce el estrés. Pero la discrepancia es que, para algunos, la convivencia grupal no satisface la necesidad de intimidad individual, sino que resalta la ausencia de un “alma gemela” e intensifica la soledad.

Los adultos mayores enfrentan cambios importantes en la vida, como la muerte de un cónyuge, la disminución de la salud física y la fuerza, menos independencia o tener que alejarse de amigos establecidos.

Aunque no se perciban como socialmente aislados o socialmente solitarios, muchos adultos mayores pueden sentir una aguda ausencia de relaciones cercanas, íntimas y significativas, a pesar de estar rodeados de amigos, familiares y conocidos sociales.

Combatir el estigma de la soledad

En referencia a los hallazgos, la doctora Catherine Whitehouse, académica en la Escuela de Psicología de la Universidad de Massey, en Nueva Zelanda, y autora de la investigación, comentó:

“Los términos ‘envejecimiento exitoso’, ‘envejecimiento positivo’ y ‘envejecimiento saludable’ reflejan cambios demográficos a nivel mundial y apuntalan los crecientes intereses del gobierno y del sector de la salud en esta área”.

La investigación encontró que los adultos mayores que estaban emocionalmente solos pero no socialmente aislados tenían una cognición más pobre.

En tal sentido, explica la investigadora, es fundamental comprender los matices de la soledad social y emocional y cómo difieren, así como el papel del aislamiento social y el impacto en la función cognitiva, que incluye la memoria, la fluidez, el lenguaje y la capacidad visoespacial.

¿Puede la aspirina prevenir el deterioro mental relacionado con el envejecimiento?

Aunque no existe una definición universalmente acordada de la soledad, las descripciones incluyen sentimientos subjetivos de aislamiento, separación, sentimiento distante de los demás, pérdida o abandono.

A fin de combatir el estigma de la soledad, la autora enfatiza que la sociedad necesita hablar más abierta y profundamente sobre el valor y la importancia de las conexiones emocionales en todos los grupos de edad.

Referencia: ‘Lonely in a crowd’ can reduce brain function. Massey University News, 2019. https://bit.ly/2YED4dx

Más en TekCrispy