En la actualidad, el mundo entero conoce lo que es la aplicación WhatsApp y la usa para sus comunicaciones diarias. Sin embargo, esta apenas lleva 10 años en el mercado.

Desde su lanzamiento, el camino que ha llevado ha sido largo y se ha encontrado con múltiples tropiezos. Para contar su historia, es necesario irnos más atrás en el tiempo y conocer la vida de su principal creador, el ucraniano-estadounidense Jan Koum.

Un comienzo difícil

Las historias conjuntas de este hombre y de la red social que crearía tienen su inicio el 24 de febrero de 1976. Fecha en la cual, Jan Koum o Ян Кум, en ucraniano, dio su primer respiro en la ciudad de Kiev.

Para el momento de su nacimiento, Ucrania aún formaba parte de la entonces existente Unión Soviética. Durante sus primeros 16 años de vida, Koum se mantuvo allí con su familia.

Para 1992, el panorama de Koum cambió cuando se dirigió junto con su madre a Estados Unidos y consiguió residenciarse en California gracias a programas de ayuda social. Pasaron dos años en los que tanto él como su madre trabajaron duro para mantenerse a flote.

Cuando cumplió 18, ocurrieron dos eventos importantes, el primero, su padre intentó seguir a su familia a Estados Unidos, pero al final se quedó en Ucrania –donde falleció 2 años más tarde en 1994. La segunda cosa fue que Koum pudo ver por primera vez la facilidad y el interés que podía tener por el mundo de la tecnología y la programación. Un hecho que, posteriormente desencadenaría todos los eventos que combirtieron a Koum en casi el padre de la mensajería instantánea.

El talento por delante

Jan Koum en la Universidad Estatal de San José (de izquierda a derecha, el cuarto).

Su dedicación y talento fue tal que, para 1996, ya había logrado ser admitido en la Universidad Estatal de San José para estudiar programación. En paralelo, había conseguido un empleo como probador de seguridad en la empresa Ernst & Young.

Allí, conocería al que sería el posterior co-fundador de la aplicación que lo convertiría en uno de los hombres más ricos del planeta, Brian Acton. Sin embargo, antes de que esto fuera posible, tuvo que transitar un camino largo.

Antes de trabajar en Ernst & Young, Koum fue parte –durante su adolescencia– de un grupo de hackers que se hizo conocer como w00w00 y en donde conoció a los que luego serían los creadores de Napster. Fue este conocimiento el que no solo le permitió trabajar en esta empresa de seguridad, sino que le dio las herramientas para destacarse y pensar en hacer más.

Luego, para 1997, tanto Koum como Acton comenzaron a trabajar para Yahoo!. A este punto, Koum dejó sus estudios en San Jose para enfocarse en su nuevo trabajo. Allí, pasaron los siguientes 9 años de sus vidas. Trabajaron en múltiples proyectos y recopilaron experiencia.

Brian Acton y Jan Koum.

Durante ese tiempo que estuvieron allí, Acton acompañó a Koum en uno de los momentos más difíciles de su vida, cuando, en el 2000, la madre de este fallece luego de una larga batalla contra el cáncer. Este proceso los hizo más cercanos y permitió que, después, en el 2007 ambos decidieran dejar Yahoo! para comenzar a buscar empleo en Facebook y en Twitter. En ambos casos, sus solicitudes fueron rechazadas.

Para el 2008, ambos toman un año sabático y recorren varios países de Latinoamérica. Luego de esta pequeña pausa, vendría el invento que cambiaría el mundo de la mensajería.

Primeros pasos de Whatsapp

En el 2009, cuando Koum y Acton regresan de su viaje, Koum tiene una revelación luego de adquirir un iPhone y tener acceso por primera vez a la App Store –que, para entonces, solo tenía 7 meses de funcionamiento.

Podría decirse que Koum vio más allá en el tiempo, pues pudo intuir el impacto futuro que podrían llegar a tener las apps en la vida de las personas. Conversó mucho con Acton y desarrollaron la idea de una aplicación que no solo permitiera enviar mensajes, sino que también informara sobre el estado de los otros usuarios.

Es decir, que informara si estos se encontraban ocupados al momento, libres o realizando alguna actividad particular. En el mismo 2009, durante el cumpleaños de Koum, –el 24 de febrero– WhatsApp sale por primera vez al mundo.

La aplicación tuvo un breve período de gestación en el que incluso su nombre fluyó con facilidad. Koum eligió este casi de inmediato debido al juego de palabras existente en la sumatoria de la frase What’s up? (¿Qué tal?) y App (Aplicación).

En un principio, esta app de mensajería no tuvo tanto éxito como el esperado. Por suerte, en el propio 2009 esto cambió cuando la App Store añadió lo que ahora conocemos como las notificaciones push. Con ellas, WhatsApp era capaz de notificar a sus usuarios cada vez que un mensaje era recibido. Solo era este el detalle faltante para que la popularidad de esta aplicación comenzara a despegar.

WhatsApp y Facebook se unen

Mark Zuckerberg y Jan Koum.

Pasaron 5 años en los que la app de mensajería instantánea solo supo crecer. Cada vez más usuarios en el mundo la descargaban y comenzaban a volverla parte de sus vidas.

Un vistazo a las incursiones de Facebook en el mundo de la salud en la CES 2020

La app se volvía un fenómeno mundial, todo, bajo los atentos ojos de los grandes de la tecnología. En el 2012, Mark Zuckerberg se pondría en contacto por primera vez con Jan Koum interesado en la empresa.

Durante los próximos dos años, este par se encontraría en variadas reuniones y paseos por el famoso Silicon Valley. Sin embargo, no sería sino hasta el 2014 que llegaría una propuesta formal de parte del CEO de Facebook con respecto a la posibilidad de adquirir la aplicación.

En ese momento, Koum accedió y realizó la venta de la app por 19 billones de dólares. Una suma que, en un abrir y cerrar de ojos lo convirtió en uno de los norteamericanos más ricos del mundo.

Por los próximos dos años, todo transcurriría de una forma tranquila. WhatsApp continuaba creciendo exponencialmente y ahora Koum no solo era el CEO de la empresa, sino que hasta contaba con un asiento en la mesa directiva de Facebook, empresa de la cual también comenzó a obtener ganancias. Todo parecía ir muy bien hasta el escándalo de Cambridge Analytica.

La partida de Jan Koum

Meses antes de que Facebook fuera acusado de utilizar inadecuadamente la información de sus usuarios, el co-creador de WhatsApp –Acton– había dejado las filas de la empresa. Este, al igual que Koum, había ingresado a la misma desde que la aplicación fue adquirida por el gigante de la tecnología.

Sin embargo, se alejaría de la misma debido a sus declaradas diferencias con el pensamiento de Facebook en cuanto al uso de los datos de los usuarios y de la privacidad de los mismos.

En el 2017, solo a meses de lo ocurrido con Cambridge Analytica, Koum se uniría a este movimiento y dejaría Facebook. En un post que compartió en la red social, dio a conocer su renuncia, su gratitud por el tiempo que había pasado allí y los motivos por los que dejaba la empresa.

It's been almost a decade since Brian and I started WhatsApp, and it's been an amazing journey with some of the best…

Posted by Jan Koum on Monday, April 30, 2018

Formalmente, esta publicación no hace referencia a las diferencias de opinión entre Zuck y Koum con respecto a la privacidad de los usuarios. Pero, se puede especular al respecto por las propias acciones que tomó este hombre.

Durante el escándalo del 2016, tanto él como Acton se sumaron al movimiento #DeleteFacebook que surgió en protesta al abuso de poder que ejerció la empresa sobre los datos de sus usuarios. Asimismo, se dice que Koum estaba siendo fuertemente presionado por Facebook para que permitiera que WhatsApp se uniera al ecosistema de plataformas de la empresa (Facebook, Twitter, Messenger…).

Lastimosamente, aceptar implicaba debilitar el cifrado interno de la app de mensajería, para que fuera compatible con las otras plataformas. En resumen, le estaría dando acceso a Facebook a la información de esos usuarios también. Algo que la empresa, en el 2014, le había prometido jamás obligarlo a hacer.

Hasta el momento de su partida Koum se negó a esto. Pero una vez se alejó de su puesto de CEO la decisión no estuvo más en sus manos. Es por ello que, en cualquier momento, podríamos ver cómo esta fusión se lleva a cabo, sino es que ya lo ha hecho sin dar demasiadas noticias de ello.

Jan Koum en la actualidad

En estos momentos, Koum sigue siendo parte de la nómina de Facebook a pesar de haber dejado su puesto administrativo. Sin embargo, no tiene una relación directa con la compañía ni con las decisiones que esta toma.

Cuando este hombre realizó el trato con Facebook realizó donaciones a variadas organizaciones de apoyo social. Ello, tal vez como un modo de retribuir aquel primer apoyo que recibió cuando llegó al país.

En la actualidad, continúa ayudando a diversas organizaciones. Asimismo, ha dicho que aprovecha para dedicarse a su afición por los autos Porsche y el frisbee –algo que jugó mucho durante su año sabático mochileando por Latinoamérica.

Koum ha declarado en varias ocasiones que no le gusta ser reconocido como un emprendedor, pues, para él, estos buscan la posibilidad de hacer dinero. Mientras que él, en realidad, lo que buscaba era poder ser capaz de crear algo funcional y que ayudara a la gente.

Su deseo parece haberse cumplido, ya que WhatsApp es la aplicación de mensajería predilecta del mundo. Esta es ahora un ícono de la época moderna, y el nombre de Koum prevalecerá junto a ella, no como un simple emprendedor, sino como el hombre que venció todas las adversidades para traer al mundo esta novedosa idea.

Línea de tiempo del recorrido de Koum para crear WhatsApp

Cortesía de: Histografías.com

Más en TekCrispy