La mayor parte de la superficie de Groenlandia, la isla más grande del mundo, está cubierta de hielo, una capa que contiene suficiente agua como para elevar el nivel global del mar en 7,4 metros. Con esto, ya podemos hacernos una idea de los problemas que causaría el derretimiento total de esta.

Pero como muchos saben, esto ya es un hecho en nuestra actualidad. El aumento de la temperatura del aire del océano a causa del calentemiento global estimulado por la humanidad ha alterado la superficie de la isla. Desde hace unos 30 años, esta ha estado experimentando como una mayor escorrentía, la formación de lagos supraglaciares y el desprendimiento de icebergs que quedan navegando en el océano hasta desaparecer.

En 2013, el Panel Intergubernamental para el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) predijo que al final de este siglo el deshielo daría lugar a un aumento el nivel del mar en 60 centímetros, lo cual tendría consecuencias en las civilizaciones humanas.

¿El futuro de la producción de comida sostenible podría estar en las vacas?

Pero ahora un grupo robusto de científicos de unas 50 instituciones internacionales como Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en California, la Agencia Espacial Europea (ESA) y la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA) de EE. UU., estudió los datos de once misiones satelitales diferentes para calcular los cambios en la masa de hielo de Groenlandia entre 1992 y 2018, y los resultados no son nada alentadores.

La tasa de deshielo supera la predicha por IPCC

89 científicos consultaron las mediciones de las alteraciones que ha sufrido la capa de hielo de la isla danesa  y encontraron que la isla ha perdido 3,8 billones de toneladas de hielo desde principios de los años 90, lo que ha elevado el nivel del mar en 1,06 centímetros en casi treinta años.

La tasa de deshielo se ha multiplicado por siete, pasando por un deshielo de 33.000 millones de toneladas por año en la década de los 90 a 254.000 millones de toneladas por año en la última década.

Lo más preocupante de elo es que esta tasa de deshielo ha superado la predicha por el IPCC anteriormente, y aumenta la probabilidad de que se produzca el aumento de siete centímetros más rápido de lo esperado.

¿Qué ha causado el deshielo en Groenlandia?

Los autores destacan dos factores que influyeron en la pérdida de hielo en la isla. La mitad se atribuyó al deshielo de la superficie como resultado del aumento de la temperatura del aire. Mientras que la otra mitad ocurrió a causa del aumento del flujo de los glaciares, derivado del aumento de la temperatura del océano.

Desde 1992 la tasa de deshielo se aceleró hasta 2013. En 2011, la tasa era de 335.000 millones de toneladas por año, diez veces la tasa de la década de 1990. Sin embargo, en 2013 se frenó, coincidiendo con un período de temperaturas más bajas en el océano y la atmósfera, y la tasa de pérdida cayó a un promedio de 238.000 millones de toneladas por año en los años siguientes.

La tala de los bosques tropicales tendrá un impacto peor del que se pensaba

Pero a pesar de ello, los autores sostiene que este deshielo sigue siendo siete veces mayor y no incluye todos los datos de 2019, un año en el que se experimentaron las temperaturas máximas en varios lugares del mundo.

“Si las pérdidas de hielo continúan, el nivel del mar aumentará entre 5 y 12 cm adicionales para 2100″, aseguró Andrew Shepherd, investigador en la Universidad de Leeds, de Reino Unido y uno de los autores del estudio.

Cada centímetro que aumenta el nivel global del mar, expone a seis millones de personas a inundaciones costeras en todo el planeta. Partiendo de ello, los autores estiman que el derretimiento del hielo en Groenlandia provocará que unas 100 millones de personas sufran inundaciones cada año debido al aumento del nivel del mar.

Referencia:

Mass balance of the Greenland Ice Sheet from 1992-2018. https://www.nature.com/articles/s41586-019-1855-2

Más en TekCrispy