Como lo hemos venido viendo, Google se encuentra haciendo modificaciones en varios de sus flancos con la intención de convertir sus productos en elementos mucho más competitivos. En el área de los asistentes virtuales, Apple lleva la batuta junto a Siri.

Sin embargo, los esfuerzos constantes de Google podrían pronto comenzar a dar frutos. Ahora, la nueva función que han traído está diseñada para mejorar el sistema de alarmas de Google Assistant.

Sí es cierto, las alarmas digitales ya son un elemento totalmente común para las personas. Por ello, Google no busca inventar un nuevo sistema de alarmas, sino innovar en el tipo de experiencias e interacciones que se tienen con ellas.

Despierta a tu modo

Con esto en mente, la nueva actualización de Google Assistant hará que la alarma configurable del mismo sea mucho más personalizable. De este modo, los usuarios podrán controlar cada uno de los detalles concernientes a las alarmas que se coloquen durante el día.

Muchos requieren de un sonido estridente que les despierte el cerebro en un segundo a primera hora de la mañana. Otros, prefieren los tonos más suaves que los vayan sacando de las profundidades del sueño peldaño a peldaño.

En ocasiones, encontrar el tono correcto no es tan fácil y quita tiempo, por lo que las personas optan por continuar usando las fórmulas genéricas que capaz no se adaptan tanto a sus estilos ni a las necesidades de su día a día.

Ahora, la llegada de esta nueva alternativa de Google Assistant planea cambiar esto por completo. Según la hora del día –e incluso el clima– que el sistema detecte, poco a poco podrá ir aprendiendo cuáles son los mejores tonos para llamar la atención de sus usuarios.

Por ejemplo, podrían determinar que las alarmas matutinas deberían ser suaves, mientras que los recordatorios de la tarde deben ser más estridentes, puesto que podrían tener que competir con las distracciones que otros estímulos simultáneos podrían generar.

Un proyecto colaborativo

Tal como lo hemos mencionado, encontrar el tono justo para las necesidades de cada quien no siempre es tan fácil. Por ello, Google Assistant está trabajando en conjunto con otro proyecto nacido de Google Brain, Magenta.

Este se trata de un proyecto colaborativo que pretende explotar las posibilidades creadoras de la IA y del deep learning. Con la combinación de ambas, trabajan para crear un sistema que sea capaz de generar imágenes, audios y contenidos audiovisuales por su cuenta.

Creación del Proyecto Magenta.

A través del deep learning es capaz de aprender nuevos datos, ritmos, formas y técnicas, que luego puede aprender a manipular para crear algo nuevo gracias a la IA. Los contenidos de audio que se crean en este espacio, comenzarán a corresponder con los solicitados por Google Assistant según los datos de personalización que ha recopilado. De este modo, literalmente podrá ser capaz de ofrecerles a todos sus usuarios el estilo musical perfecto para sus necesidades.