El genio titiritero detrás de Big Bird de ‘Sesame Street’, Caroll Spinney, ha fallecido luego de sus 85 años de edad. Tal como lo han descrito en el portal web, Sesame Workshop, “el genio artístico” dijo adiós en su hogar en Connecticut.

Quienes conocieron a Spinney destacan su “amabilidad y encantadora visión del mundo”, ambas son la razón de ser de ‘Sesame Street’ desde que el programa infantil dijo presente en la televisión en 1969. El Big Bird original tuvo que decir adiós por causa de la distonía –un trastorno que afecta el movimiento y genera contracciones musculares involuntarias–.

La carrera de Spinney estuvo destacada por impresionantes presentaciones como actuar en China junto con Bob Hope, bailar con las populares e indiscutibles Rockettes en el Radio City Music Hall y hasta dirigir orquestas sinfónicas. Sin duda, el marionetista ha dejado un legado impresionante en el mundo de los programas infantiles. ¡Por Dios! Quienes no tuvo un peluche, muñeco o hasta una lonchera del popular pájaro gigante y amarillo.

Con respecto a la noticia, la cofundadora de ‘Sesame Street’, Joan Ganz Cooney, se refirió a él como un artista, que agrega a su lista de logros una estrella en el paseo de la fama de Hollywood.

“Las contribuciones de Caroll Spinney a ‘Barrio Sésamo’ son innumerables. No sólo nos dio a Big Bird y a Oscar, también nos dio mucho de él mismo. Todos en Sesame Workshop lamentamos su muerte y sentimos una inmensa gratitud por todo lo que ha dado a ‘Sesame Street’’ y a los niños de todos los rincones del mundo”.

Sin duda, perder a un grande como Spinney dejará una secuela en el mundo de la actuación, pero, las estrellas siempre brillan aún cuando se sientan apagadas. La franquicia en la que se ha convertido ‘Sesame Street’ tiene mucho que agradecerle al artista que afortunadamente muchos tuvieron la oportunidad de ver triunfar.