El CEO de Tesla, Elon Musk ha salido victorioso del juicio donde Vernon Unsworth, el rescatista de la cueva de Tailandia lo acusó por difamación, luego de un altercado entre Musk y Unsworth a través de Twitter.

Un juicio en el que un jurado de Los Ángeles, California tardaron menos de una hora en entregar su veredicto unánime, después de un juicio de cuatro días en un tribunal federal donde determinaron que Musk no es responsable de los daños denunciados por Vernon, quién solicitaba US$190 millones por daños.

Musk Vs. Unsworth

Musk es uno de los tantos personajes que más ha estado en los tabloides, pues su forma de expresarse a través de su cuenta de Twitter ha causado más de una reacción adversa al magnate.

Si bien recordamos, el año pasado especìficamente en el mes de junio se presentó una situación delicada donde durante un día de excursión 12 niños y su entrenador de fútbol quedaron atrapados en una cueva de Tailandia.

Durante los labores de rescate el CEO no solo se traslado hasta el lugar, sino que además puso a disposición toda la maquinaria de su compañìa de tecnología The Boring Company a los grupos de rescatistas y autoridades para tratar de aportar su granito de arena en el rescate de los niños y su entrenador.

Un altercado en Twitter

Una medida que fue alabada y criticada por muchos, pues muchos lo tacharon de oportunista incluyendo a Unsworth quién criticó a Musk por sus acciones. Un comentario al que desde luego Musk respondió de forma impulsiva llamado “pedófilo” al rescatista y defendiendo la utilidad de su submarino, que cabe destacar nunca fue utilizado.

Aunque a los dos días Musk se disculpo por el mismo medio con Unsworth mencionando que: “Sus acciones en mi contra no justifican mis acciones contra él, y por eso le pido disculpas al señor Unsworth y a las compañías a las que represento como líder. La culpa es mía y solo mía.”, el buzo británico introdujo una demanda en contra del CEO de Tesla por difamarlo a través de Twitter.

Aunque este altercado terminó con un final feliz para Musk, esperemos que el CEO de Tesla aprenda y sea más prudente a la hora de emitir algún comentario en sus redes.