No es la primera vez que esta empresa da pasos en pro de la creación de un teléfono flexible. De hecho, muchas otras empresas también se han comenzado a interesar por esta carrera.

Sin embargo, pocas hasta la fecha lo han logrado. Por ahora, una de las selectas que al parecen han logrado esta meta ha sido Motorola con su Motorora Rarz.

Ahora, parece que Samsung está dispuesto a intentarlo de nuevo con estos equipos. Eso sí, al parecer vendrán con algunas modificaciones producto del aprendizaje que les dio el primer lanzamiento de este tipo de modelos.

Nueva imagen, nuevo precio

Han sido pocas las especificaciones que se han dado con respecto a las funciones con las que cumplirá este equipo. Sin embargo, sí se ha podido determinar que se espera que tenga unas 6,7 pulgadas de pantalla.

Asimismo, según los más recientes informes, el precio de este nuevo Fold parece ser mucho menor al de su antecesor el Galaxy Fold. Siendo vendido este último por más de 1.800 dólares y estando el primero previsto para unos 900 dólares aproximadamente.

Con ello, es posible que Samsung esté buscando estrategias de mercadeo alternativas. Ya que, al ser este un equipo tan particular, es necesario posicionarlo en el mercado de una forma distinta a la común. Por ello, es probable que se vayan por una táctica similar a la usada algunas veces por Motorola, al posicionar estos equipos como dispositivos asequibles de gama media.

¿Cuándo podríamos ver el Samsung Fold nuevo?

Por ahora, lo que más hay en el aire en cuanto al Samsung Fold son expectativas. Después de todo, además de estos informes oficiales, no se tienen muchos datos sobre las características del mismo o de las funciones que tendrá.

Filtración del Samsung Galaxy S11e sugiere que llegará con triple cámara trasera

Se sabe que Samsung, desde el 2016 es dueño de una patente para un teléfono flexible que se doble verticalmente, por lo que, se esperaría que este próximo modelo sea construido bajo los parámetros de esa patente. Más allá de allí, habría que esperar un poco más hasta febrero, o hasta que ocurra otra filtración sobre su contenido.

En febrero, se espera que se presente el próximo teléfono insignia de la marca el Samsung Galaxy S11. Según las estimaciones, el precio del mismo debería rondar en su estadio inicial los 1.000 dólares.

Por ello, podemos ver que, con todo y sus características especiales, es muy probable que el Samsung Fold se convierta en uno de los equipos más asequibles de la empresa para el 2020. Algunas predicciones apuntan a que el Fold de febrero solo será el primero de una serie de lanzamientos consecutivos que se darán a mitad y finales del año que viene.

Puede ser que Samsung esté enviando este primero al mercado a “romper el hielo”, para luego comenzar a presentar modelos con más funcionalidades y –por supuesto– mejoras con respecto al primero. De este modo, poco a poco podrían ir construyendo un nicho de mercado en el cual este particular equipo pueda comenzar a desenvolverse.

Más en TekCrispy