Este año se han comenzado a desarrollar en todo el mundo iniciativas orientadas a la adopción y distribución de las redes 5G. Sin embargo, existen algunos lugares que presentan más actividad que otros en este ámbito.

Uno de estos se trata de Estados Unidos, ya que cuenta con una gran variedad de empresas en una carrera directa por convertirse en los mejores proveedores de señal posibles. Por los momentos, los líderes en la calidad y velocidad de la señal parecen ser Sprint y Verizon.

No obstante, en noviembre T-Mobile demostró estar también interesado en ingresar en la carrera. De hecho, comentaron que para este 6 de diciembre –si lograban cerrar un trato con Sprint– liberarían su propio servicio de redes 5G.

T-Mobile nos ha dado una buena sorpresa

Hasta este momento, la fusión entre Sprint y T-Mobile no ha terminado de llevarse a cabo. Pero, ello no parece haber sido un impedimento muy grave para este último.

Hoy mismo, han liberado la que ahora entendemos era la alternativa de T-Mobile en caso de que los tiempos con Sprint no se cumplieran. Esta se trata de una red 5G de “banda baja” que funciona con 600 MHz.

Por los momentos, las de Verizon y Sprint siguen siendo mucho más veloces con 2.5 GHz. Sin embargo, T-Mobile tiene una ventaja contra ellas y es que su cobertura es mucho mayor.

Trabajan en una red 5G para todos

Un detalle que la empresa se ha encargado resaltar es lo distinto que es su enfoque con relación al de sus competidores. Los antes mencionados, han optado por una alta velocidad, pero con graves problemas de conectividad debido al breve alcance de sus líneas.

Europa prepara 5Growth, el proyecto piloto para implementar redes 5G en la industria

Por otra parte, T-Mobile no ofrece una red tan veloz, a cambio de la estabilidad de saber que esta siempre estará disponible. Desde ya, su sistema de redes cubre a más de 200 millones de personas en casi 1 millón de millas cuadradas en Estados Unidos.

Además, el plan de T-Mobile es hacer las líneas 5G igual de asequibles que las regulares. Por ello, su plan de cobro será el mismo que el que se pide por las redes LTE. De este modo, también presentan una clara diferenciación entre su enfoque de negocios y el de sus compañías rivales.

¿Y qué ha pasado con la unión con Sprint?

Por lo que parece, Sprint y T-Mobile aún tienen en puertas la posibilidad de fusionarse. Sin embargo, no han logrado hacerlo en los tiempos esperados por este último.

De seguir con la fusión, el público estadounidense podría tener una mejora muy significativa en los servicios de redes 5G que recibe. Después de todo, esta significará la llegada de conexiones de “banda alta” predeterminadas de Sprint al amplio y estable rango de cobertura de T-Mobile. Si todo sale bien, para el 2020 podríamos estar viendo lo mejor de los dos mundos en relación con la conexión 5G.

Más en TekCrispy