Hace unos 700 millones de años, la Tierra experimentó la edad de hielo más severa de su historia: las glaciaciones criogénicas conocidas como los episodios glaciales Sturtian y Marinoan, las cuales amenazaron la supervivencia de gran parte de la vida del planeta durante millones de años.

Se ha sugerido que durante las glaciaciones criogénicas la vida dependiente del oxígeno puede haber estado restringida a charcos de agua de deshielo en la superficie. Sin embargo, el registro fósil criogénico (aunque escaso) no parece tener una riqueza de especies significativamente menor que el intervalo preglacial, y múltiples clados eucariotas evidentemente perduraron a través de las edades de hielo, lo que ha desconcertado a los científicos por décadas.

La Zona Habitable nos presenta un nuevo Exoplaneta que podría contener agua

Evidencia directa

Pero los resultados de una investigación realizada por científicos de la Universidad McGill revelaron la primera evidencia directa de que el agua de deshielo glacial proporcionó un salvavidas crucial a los eucariotas durante las glaciaciones criogénicas.

Cuando las burbujas de aire atrapadas en el hielo glacial se liberan en el agua a medida que se derrite la enriquecen con oxígeno.

Para el estudio, los investigadores examinaron rocas ricas en hierro dejadas por depósitos glaciales en Australia, Namibia y California para obtener una ventana a las condiciones ambientales durante esta edad de hielo. Con este propósito, el equipo utilizó mapas geológicos y pistas de los lugareños para rastrear las formaciones rocosas.

Al analizar la composición química del hierro de estas formaciones rocosas, los investigadores pudieron estimar la cantidad de oxígeno en los océanos hace unos 700 millones de años, y con ello, tener un mejor entendimiento de los efectos que esto habría tenido en toda la vida marina dependiente del oxígeno, incluyendo los primeros animales como las simples esponjas.

La evidencia obtenida de estos análisis sugiere que, aunque gran parte de los océanos durante la congelación habría sido inhabitable debido a la falta de oxígeno, en las áreas donde la capa de hielo comenzó a flotar hubo un suministro crítico de agua de deshielo oxigenada.

Ambientes marinos oxigenados

Esta observación, además de representar evidencia de la existencia de ambientes marinos oxigenados en las glaciaciones criogénicas, ofrece una explicación de cómo los primeros animales sobrevivieron la glaciación global.

Aunque durante este periodo los océanos eran inhabitables, el deshielo ofreció un suministro crítico de agua rica en oxígeno.

Esta tendencia puede explicarse por lo que se ha denominado “bomba de oxígeno glacial”, un fenómeno que ocurre cuando las burbujas de aire atrapadas en el hielo glacial se liberan en el agua a medida que se derrite, enriqueciéndola con oxígeno.

Si bien los hallazgos de esta investigación se centran en la disponibilidad de oxígeno, los eucariotas primitivos también habrían necesitado alimentos para sobrevivir a las duras condiciones de la edad de hielo, por lo que se requiere explorar cómo estos entornos podrían haber mantenido una red alimentaria.

Los autores del estudio señalan que un punto de partida podrían ser los entornos de hielo modernos que albergan ecosistemas complejos en la actualidad.

Referencia: Subglacial meltwater supported aerobic marine habitats during Snowball Earth. PNAS, 2019. https://doi.org/10.1073/pnas.1909165116

Más en TekCrispy