Como usuarios de cualquier dispositivo o artefacto, resulta vital contar con algunos conocimientos básicos que nos permitan resolver fallas cotidianas. Si tenemos un vehículo, saber al menos teóricamente cómo cambiar un neumático y como mantenerlo en buen estado a nivel general es un asunto importantísimo. Los computadores no escapan de esta lógica y aunque siempre estamos frente a ellos en casa o el trabajo, los temas de hardware solemos dejarlos en manos de los más expertos.

Si bien esto es correcto, resulta ideal conocer a grandes rasgos cuáles son esos componentes que más presentan fallas y así intentar evitar que se presenten. Por ello, creamos esta pequeña guía para mostrarte cuáles son esos problemas comunes que generan las piezas del computador y las buenas prácticas que debes llevar a cabo para mantener y alargar su vida útil.

Seguridad física: la clave para evitar fallas de hardware

Cuando hablamos sobre asuntos de seguridad, siempre pensamos en virus, hackers, filtraciones de datos y cosas por el estilo, pero este tema puede ser más profundo. El hardware del computador como encargado de hacer realidad la ejecución del software, amerita cuidados y buenas prácticas que aseguran no solo un buen funcionamiento, sino también que su vida útil pueda extenderse mucho más.

En ese sentido, la seguridad física entra en el juego de las condiciones que necesitamos para mantener nuestros computadores en el mejor estado. Esto implica elementos como protección ante variaciones de voltaje, usando reguladores a fin de que los cambios de electricidad no comiencen a entorpecer el rendimiento de los componentes del computador. Igualmente, el espacio en donde ubicas el equipo, la ventilación que obtiene y el mantenimiento físico forma parte de esta área de seguridad que aunque importante, parece mantenerse en segundo plano.

Si hasta el momento te intimidan un poco los temas de hardware, puedes mirar nuestras guías de ensamblaje de un computador donde mostramos de una manera más amigable que estos procesos no son tan complicados como se cree.

Teniendo en cuenta esto, vamos a revisar esos componentes que generan la mayor cantidad de solicitudes de servicio técnico y qué podemos hacer para mantenerlos funcionando perfectamente.

Tarjeta madre

La motherboard es uno de los componentes más exigidos del sistema puesto que, es sobre ella donde se da la conexión con el resto de las piezas. Tomando en cuenta esto, hablamos de un componente sumamente delicado y que no debería ser manipulado a menos que sea estrictamente necesario, es decir, solo en caso de que presente una falla demasiado notable.

Las causas de los problemas de la tarjeta madres tienen diversas causas, pero dentro de las más comunes tenemos: temperatura, voltaje y el polvo. La temperatura es un tema vital en todo el sistema de hardware del computador y para ello, incorpora mecanismos que buscan refrigerar hasta brindar al menos, las condiciones mínimas para funcionar de forma correcta. Sin embargo, a causa de fallas en los disipadores, altas temperaturas externas y poca ventilación, la tarjeta madre comienza a deteriorarse y por ende, a fallar en su funcionamiento.

La manera de evitar este tipo de inconvenientes es ubicar el equipo en un lugar con buena ventilación sin bloquear las salidas de aire del  computador. Igualmente, revisa los ventiladores del equipo a fin de corroborar que están funcionando correctamente y de lo contrario, reemplázalos.

Por su parte, los temas de voltaje afectan directamente a la tarjeta madre puesto que es ella quien recibe la descarga y la distribuye a través de sus circuitos y conductores para alimentar al resto de los componentes. Esto quiere decir, que las variaciones frecuentes de voltaje podrán generar un daño irreparable en la tarjeta madre en caso de sobrecarga o deteriorarla rápidamente en caso de caídas bruscas de electricidad.

De esta manera, para prevenir fallas provenientes del voltaje, asegúrate de contar con un regulador de corriente capaz de mantener el voltaje correcto para no generar stress en los componentes de la tarjeta madre.

Por último mencionamos al polvo, ¿recuerdas la última vez que destapaste y limpiaste el computador por dentro? Si nunca lo has hecho o nunca la has llevado al servicio técnico para que este tipo de mantenimiento, en cualquier momento tu tarjeta madre puede sufrir fallas. Los computadores suelen acumular muchísimo polvo, sobre todo en el área de ventilación y al no ser atendido, el polvo puede extenderse por toda la tarjeta madre.

La solución es simple, destapar el equipo y retirar el polvo con una sopladora o brocha suave. La sopladora resulta la herramienta perfecta para este caso, sin embargo, no es algo que tengamos en nuestra caja de herramientas por lo que el servicio técnico podría ser una buena opción.

Fuente de poder

Tal y como lo indica su nombre, la función de este componente es servir como fuente de alimentación a todo el sistema de hardware. En ese sentido, es la fuente de poder la encargada de tomar la corriente alterna que viene desde el tomacorriente y hacer ese flujo de energía digerible para las piezas del computador.

IsMyHdOK, una aplicación para medir la salud de tu disco

Las fallas más comunes que afectan a la fuente de poder tienen que ver naturalmente con problemas de voltaje y al igual que en el caso de la tarjeta madre, el polvo. De esta manera, acá tenemos otra razón para ocuparnos en obtener un buen equipo regulador de corriente que mantenga sanos los componentes de la fuente de poder.

Esta pieza es una pequeña caja que además de los circuitos que cumplen con la tarjeta de conversión de voltaje, también incluye un ventilador que mantiene su refrigeración. Como mencionamos antes, el área de los ventiladores suele recoger muchísimo polvo que puede acabar afecto el resto de los circuitos y transistores, de manera que, también es vital prestar atención a la acumulación de polvo en la fuente de poder.

Disco duro

El disco duro como centro de almacenamiento de nuestros datos, es esa pieza que deseamos nunca falle. Sin embargo, este es un escenario posible y común, tomando en cuenta que incluye elementos que deben mantenerse en movimiento para funcionar. Esto quiere decir, que hablamos de un componente sumamente delicado ante los impactos que pudieran estropear los platos o las piezas móviles del disco.

En ese sentido, el principal consejo para todo el que busque un modo de mantener protegido y evitar problemas con su disco duro, es prevenir en todo lo posible que el equipo sufra algún impacto. Esto es sobre todo aplicable en el caso de los laptops, en donde el disco duro se encuentra aún más expuesto a daños.

En el caso de los discos sólidos, más que los impactos suelen presentar problemas por temas de voltaje. Es decir, son piezas bastante susceptibles a los problemas eléctricos por lo que cortes inesperados o sobrecargas de voltaje pueden generar muchos inconvenientes. Para este tipo de escenarios, la recomendación es la misma que para la tarjeta madre y fuente de poder: un regulador o protector de voltaje.

Memoria RAM

Las memorias RAM en general han avanzado mucho tanto en su rendimiento como en su vida útil. Años atrás estás piezas eran sumamente susceptibles a las fallas de electricidad más leves por lo que en muchos hogares y empresas, usuarios y técnicos acabaron teniendo verdaderos cementerios de memorias  RAM.

El otro enemigo acérrimo de la memoria RAM es la temperatura, un factor que en general juega en contra del buen rendimiento de todas las piezas.

Sin embargo, en ambos casos los fabricantes han perfeccionado sus productos y en el mercado podemos encontrar memorias con capacidad de refrigeración y mucha resistencia a los cortes eléctricos. No obstante, si no estás en posición de realizar estas inversiones, debes prestar mucha atención a la ventilación del equipo y asegurar una buena temperatura en donde su ubicación a fin de mantener las memorias bien refrigeradas.

Ventiladores o fan cooler

En todas las piezas que  hemos comentado hay un factor en común que afecta directamente el rendimiento: la temperatura. En ese sentido, la forma de contrarrestar la alta producción de calor de los componentes del equipo es a través de la refrigeración que producen los ventiladores. Su función principal es extraer este calor de dentro del computador hacia fuera, sin embargo, cuando comienzan a fallar podría verse comprometido todo el sistema.

El principal enemigo de los ventiladores de un computador es el polvo y estos suelen acumular muchísimo tras un tiempo de actividad. En ese sentido, para evitar que su vida útil se reduzca, resulta crucial mantener destapados los espacios de ventilación y las pequeñas aspas del ventilador a fin de que la extracción de calor sea exitosa.

Atento al mantenimiento físico preventivo

Nuevamente, cuando pensamos en mantenimiento del computador se nos viene a la mente herramientas como CCleaner y todo el software creado para limpiar el software. Sin embargo, este asunto es mucho más profundo y si no se mantienen limpios y en buen estados los componentes físicos del computador, lo más seguro es que alguna de las piezas del sistema acabe fallando.

En ese sentido, el mantenimiento físico preventivo no es más que la limpieza de las piezas del equipo y puedes hacerlo tú mismo o llevarlo al servicio técnico. Para hacerlo en casa solo necesitarás un destornillador, retirar los tornillOs y quitar la tapa principal del case, luego retira el polvo con una brocha muy suave a fin de que no erosiono los circuitos a su paso.

Realizar esta tarea al menos un par de veces al año, asegurará que el computador prolongue su vida útil y mantenga un buen rendimiento general.

Más en TekCrispy