Meses atrás hablamos del devastador efecto que han tenido los prolongados incendios forestales en el Amazonas, y del riesgo que implica su reducción sobre la biodiversidad y la concentración de carbono en la atmósfera.

Estos incendios han ocurrido de manera deliberada, en gran medida gracias a la actividad agrícola ilegal en la región que implica que los agricultores limpien la tierra para el pastoreo o los cultivos. Esto junto a la deforestación, que en la actualidad ha alcanzado su punto más alto en una década.

Un equipo de investigadores brasileros decidió estudiar un poco este tema, y puso sus esfuerzos en determinar el efecto que el humo de estos incendios forestales podría tener sobre los glaciares de los Andes.

Según los hallazgos, publicados en la revista Scientific Reports, es probable que la prevalencia de estos incendios aumenten la tasa de fusión de dichos glaciares, lo que a su vez podría interrumpir el suministro de agua para decenas de millones de personas.

Los contaminantes oscurecen el hielo

Los investigadores consultaron las observaciones y modelos de incendios registrados entre 2007 y 2010 en la zona, un período con una alta tasa de fuego, y encontraron que los aerosoles de la combustión tenían potencial de aumentar la fusión de los glaciares al oscurecer el color de su superficie.

América Del Sur, Amazonas, Brasil, Andes, Mapa
La alteración de las tasas de fusión de los glaciares como consecuencia de los incendios en el Amazona podría afectar a todo el continente.

Mientras ocurre un incendio, los vientos predominantes transportan las partículas de polvo y contaminantes a cientos de kilómetros, llevándolas hasta la nieva, donde quedan atrapadas. El carbón negro junto con el polvo acumulado en el hielo lo oscurecen y, por consiguiente, reducen la capacidad del glaciar de reflejar la luz solar acelerando las tasas de fusión hasta en un 14 por ciento, según los investigadores.

“Considerando la proximidad de la cuenca del Amazonas a los glaciares andinos tropicales y las dimensiones de la quema de biomasa amazónica, esperamos mayores tasas de derretimiento a medida que se deforesta más Amazonas”.

El gran problema radica en que más de 75 millones de personas dependen del agua en los glaciares andinos, y dentro de estos grupos se encuentran también los agricultores de la región. De hecho, para ellos el deshielo estacional es un proceso vital para obtener sus alimentos.

Si el hielo se derrite más rápidamente (como resultado de los incendios forestales cercanos), entonces se acortan los períodos de cultivo y se limita el suministro de agua potable a la población. Todo esto podría generar crisis por la disminución de los recursos, y no solo impactaría a la región andina, sino posiblemente a todo el continente.

“Esto no puede considerarse un problema regional”, dijo Newton de Magalhaes Neto, del Instituto de Geografía de la Universidad Estatal de Río de Janeiro. “En cambio, tiene implicaciones sociales a escala continental”.

Esto nos recuerda la necesidad de que los organismos encargados desarrollen y apliquen estrategias contundentes para reducir los incendios forestales, así como informar a la población sobre los riesgos de prácticas como la deforestación y la agricultura no planifica.

Referencia:

Amazonian Biomass Burning Enhances Tropical Andean Glaciers Melting. http://dx.doi.org/10.1038/s41598-019-53284-1