El doctor Zwelini Lawrence Mkhize, ministro de Salud de Sudáfrica, anunció que a partir de hoy (27 de noviembre) estará disponible una nueva píldora que no solo podría ayudar a las personas con VIH a controlar su salud más rápido y con menos efectos secundarios, sino que podría evitar más de 300.000 nuevas infecciones en la próxima dos décadas.

La nueva píldora, para ser tomada una vez al día, combinará un antirretroviral (ARV) relativamente nuevo llamado dolutegravir con los ARV más utilizados, tenofovir y lamivudina.

Más eficiente y accesible

Si bien la mayoría de los sudafricanos en tratamiento contra el VIH ya usan uno de estos medicamentos junto con un tercero llamado efavirenz, una revisión realizada por la Organización Mundial de la Salud descubrió que dolutegravir, también llamado DTG, era mejor que efavirenz para reducir el nivel de VIH en la sangre de las personas a niveles muy bajos. Cuando esto sucede, se dice que el paciente está viralmente reprimido.

El precio de esta nueva terapia se encuentra en alrededor de 75 dólares por persona por año, lo que la hace mucho más accesible.

Las personas con supresión viral no pueden transmitir el virus, lo que es en parte por lo que un estudio presentado en la Conferencia Internacional de SIDA de 2018 encontró que cambiar para incluir DTG como parte del tratamiento estándar en Sudáfrica podría reducir nuevas infecciones y prevenir decenas de miles.

Tras el lanzamiento público de hoy, al menos cinco provincias comenzarán a implementar la nueva combinación que contiene DTG antes de que esté disponible en todo el país para marzo de 2020.

La nueva píldora estará disponible para las personas que han sido diagnosticadas recientemente con VIH, así como para pacientes de larga duración con un régimen que incluya efavirenz y que hayan estado viralmente reprimidos durante al menos seis meses.

Sudáfrica representa más del 10 por ciento de todas las muertes relacionadas con el VIH y el 15 por ciento de nuevas infecciones. El país cuenta con el programa de tratamiento contra el VIH más grande del mundo, brindando tratamiento antirretroviral a unos 4,8 millones de personas.

Se estima que el precio de esta terapia se encuentre en alrededor de 75 dólares por persona por año y podría bajar más, creando ahorros que podrían permitir que hasta cinco millones de personas más reciban tratamiento.

Defectos congénitos

El anuncio del lanzamiento de la nueva píldora se produce después de 18 meses de deliberaciones por parte de activistas, expertos y funcionarios del gobierno tras las noticias de que en Botswana un pequeño número de mujeres que tomaban el medicamento concibieron bebés con defectos congénitos graves, conocidos como defectos tubulares neurales, un trastorno que afecta el cerebro, la columna vertebral o la médula espinal.

El doctor Zwelini Lawrence Mkhize, ministro de Salud de Suráfrica, anunció el lanzamiento de la nueva píldora contra el VIH.

La investigación presentada en julio en la Conferencia Internacional sobre el SIDA encontró tres de esos defectos por cada 1.000 partos entre las mujeres que estaban tomando el medicamento cuando quedaron embarazadas, en comparación con aproximadamente una de esas deformidades por cada 1.000 nacimientos entre las mujeres que tomaron otros ARV.

Estudios similares entre aproximadamente 1.500 mujeres brasileñas en tratamiento ARV, una cuarta parte de las cuales concibieron mientras tomaban dolutegravir, no encontraron defectos de nacimiento. No obstante, los científicos continúan monitoreando el fenómeno en todo el mundo.

Si bien el descubrimiento de defectos congénitos en Botswana paralizó el despliegue mundial de DTG, los resultados de nuevas pruebas, aunado a los aportes de las mujeres que viven con el VIH en todo el mundo y los beneficios del DTG, llevaron a la OMS a dar luz verde al medicamento para su uso generalizado.

Referencias:

Update of recommendations on first- and second-line antiretroviral regimens. World Health Organization, 2019. https://bit.ly/2QV1WMo

New high-quality antiretroviral therapy to be launched in South Africa, Kenya and over 90 low- and middle-income countries at reduced Price. World Health Organization, 2019. https://bit.ly/2Dndv75