Desde finales de este mes, el gigante de la fabricación de impresoras y fotocopiadoras, Xerox, solo parece tener una meta en mente, adquirir HP. Durante días, los altos directivos de ambas compañías han sostenido reuniones y han intercambiado cartas con respecto a este tema.

Sin embargo, los eventos no parecen estarse desenvolviendo tal y como Xerox lo esperaba. Una y otra vez, HP ha rechazado las propuestas de la empresa con base en diferentes motivos.

En algunas oportunidades, han argumentado las dudas en cuanto a la capacidad de Xerox para cumplir monetariamente sus ofertas. Por otro lado, han dicho que los ofrecimientos de la compañía son ambiguos y condicionales, por lo que no están dispuestos a hacer un acuerdo.

33 millones de dólares no han sido suficientes

A pesar de los múltiples rechazos, Xerox no se ha detenido en su empeño por fusionarse con el gigante del mercado de la tecnología que es HP. En su última oferta, la empresa estipuló que pagaría 33 millones de dólares a HP para poder realizar la compra.

Sin embargo, nuevamente fue rechazada el día de ayer, bajo la premisa de que el monto se trataba de una desvalorización de la compañía. No obstante, Xerox ha comentado que esta excusa no tiene sentido.

Según las cuentas realizadas por socios de HP, cada una de las acciones de la empresa debe estar en unos aproximados 14 dólares. Con la compra de 33 millones, cada una de estas subiría su valor individual a 22 dólares, lo que claramente sería una mejora en la valorización de la empresa.

Ya sea que los altos ejecutivos de HP hayan o no sacado esta cuenta, la verdad es que la respuesta final ha sido un rotundo no. Pero, Xerox no planea dejar que ello lo detenga.

Xerox se cansó de los rechazos

Junto con su más reciente oferta de 33 millones a HP, Xerox también envió un ultimátum. Según el mismo, si no recibían una respuesta afirmativa para este lunes y llegaban a un acuerdo amigable, comenzarían a tomar medidas más drásticas.

En vista de la sostenida negativa, hoy mismo Xerox se ha puesto manos a la obra para cumplir con lo prometido. Para ello, han llevado su propuesta de compra por 33 millones de dólares a los accionistas de la empresa, quienes, en realidad, tienen una voz determinante sobre el asunto.

Los accionistas tendrán la última palabra

La oferta se ha puesto hoy mismo sobre la mesa. Como lo hemos dicho, el aceptarla incrementaría el valor de las acciones de esta y podría llegar a ser un beneficio para los accionistas.

Por lo que, es muy probable que –en contra de los deseos de la mesa directiva de la empresa– la fusión de Xerox y HP se lleve a cabo pronto. Sin embargo, nada está escrito aún y hace falta conocer la determinación que tomarán los accionistas de la compañía. Xerox ya ha soltado su as, ahora, falta conocer las cartas que pueda tener guardadas HP.

Escribir un comentario