A pesar de su connotación negativa, los juegos de video han demostrado tener beneficios en el pensamiento. Pero esto no necesariamente se deba al uso de dispositivos electrónicos para ello, sino quizás a la forma en que está concebido el juego y sus objetivos.

Y es que no solo los videojuegos, también los juegos de mesa e incluso las cartas parecen ser útiles a nivel mental. De hecho, los resultados de una investigación reciente sugieren que las personas que los juegan tienen más probabilidades de mantenerse mentalmente inteligentes en el futuro. Los hallazgos se publicaron en la revista Journals of Gerontology Series B: Psychological Sciences.

Viejitos jugando juegos de mesa

Un equipo de psicólogos de la Universidad de Edimburgo reunió a más de 1000 personas de 70 años de edad para evaluar su desempeño en lo referente a memoria, resolución de problemas, velocidad de pensamiento y capacidad de pensamiento general.

Dichas pruebas fueron repetidas cada tres años hasta que los participantes alcanzaron los 79 años. Entre los 70 y 76 años de edad se les preguntó con qué frecuencia jugaban juegos como cartas, ajedrez, bingo o hacían crucigramas.

Los participantes eran parte del estudio Lothian Birth Cohort 1936, que incluyó un grupo de individuos nacidos en 1936 y que participaron en la Encuesta mental escocesa de 1947, cuando tenían 11 años de edad. Estos resultados también fueron tomados en cuenta, así como factores de estilo de vida, como la educación, el estado socioeconómico y los niveles de actividad, que bien sabemos pueden afectar las habilidades cognitivas.

Una vez recolectada toda esta información, los investigadores aplicaron métodos estadísticos para analizar la relación entre la frecuencia de este tipo de juegos en cada individuo y sus habilidades de pensamiento.

El envejecimiento no solo ocurre a nivel físico, sino también a nivel cognitivo. Pero los investigadores descubrieron que las personas que aumentaron la frecuencia de dichos juegos en los últimos años experimentaron una menor disminución de las habilidades de pensamiento, particularmente en la función de memoria y la velocidad de pensamiento, a los 70 años.

Los juegos de mesa son útiles incluso en la vejez

Caroline Abrahams, directora de caridad de Age UK, se ha pronunciado ante estos resultados, resaltando el hecho de que el envejecimiento no necesariamente implique un deterioro grave de la capacidad cognitiva y que, de hecho, estos resultados sugieren que es posible evitarlo, o por lo menos reducir su impacto.

“Aunque las habilidades de pensamiento de algunas personas pueden disminuir a medida que envejecemos, esta investigación es una prueba más de que no tiene que ser inevitable. La conexión entre jugar juegos de mesa y otros juegos los juegos digitales más adelante en la vida y las habilidades de pensamiento y memoria más agudas se suman a lo que sabemos sobre los pasos que podemos tomar para proteger nuestra salud cognitiva, que incluyen no beber alcohol en exceso, estar activos y llevar una dieta saludable”.

Lo más relevante de ello es que incluso si el aumento de la frecuencia de dichos juegos se produce ya avanzada la vejez hay efectos positivos. De este modo, estos hallazgos pueden ser de utilidad para aquellos interesados en proteger sus habilidades de pensamiento para la vejez.

Referencia:

Playing analog games is associated with reduced declines in cognitive function: a 68 year longitudinal cohort study. https://academic.oup.com/psychsocgerontology/advance-article/doi/10.1093/geronb/gbz149/5628188