Sin lugar a dudas, la Cybertruck de Elon Musk fue uno de los vehículos cuya revelación fue más esperada en todo el mundo. Aunque la empresa no realizó costosos anuncios ni enormes campañas de promoción, la sola promesa de esta camioneta “como salida del futuro” mantuvo al público interesado.

Entre las promesas realizadas por Musk, este comentaba que el vehículo contaría con capacidades todo terreno y que sería verdaderamente resistente. Esta fue una promesa que todos estuvimos muy dispuestos a creer hasta el inesperado incidente que ocurrió durante la presentación.

Con un movimiento muy seguro del brazo, el diseñador del vehículo, Franz von Holzhausen, lanzó una bola de metal a la ventana del piloto del vehículo. La expectativa era que esta rebotara sin dañar el vidrio, pero no esto no ocurrió ni en esta, ni en la del pasajero.

Luego de este desafortunado incidente, von Holzhausen tuvo que dejar el escenario y Musk debó regresar para continuar con la presentación. En ese momento, con todo en caliente, encontrar la forma apropiada para reaccionar era difícil, y dar explicaciones hubiera sido muy engorroso.

Pero, ahora que la situación se ha calmado un poco –aunque las noticias aún vuelan con respecto a este incidente– Musk ha comenzado a compartir con nosotros retazos de información que explicarían por qué ha ocurrido este problema.

El orden fue el problema

Según el propio comentario de Musk en Twitter, la razón del problema con en vidrio se originó a causa de las pruebas anteriores. Lo que, podría tomarse como cierto ya que, minutos antes de la prueba con la bola de metal, el propio von Holzhausen había golpeado la puerta delantera del vehículo con un martillo de construcción para demostrar su durabilidad.

Esto es lo que pasa cuando pruebas el auto indestructible de Tesla en vivo

Según esta teoría, los golpes del martillo podría haber roto las bases del cristal, lo que, en consecuencia, causó que este se debilitara y no fuera capaz de resistir el impacto de la bola de metal.

Tal vez acá el ensayo fue el error

Para demostrar que la resistencia de los cristales de la Cybertruck no solo fue algo que Musk y von Holzhausen se imaginaron, el CEO compartió a través de Twitter un video del jefe de diseñadores realizando en el backstage la misma prueba que falló en el escenario.

En esa oportunidad, la bola rebotó sin problemas y todos parecen complacidos. Sin embargo, tal vez fueron las pruebas sostenidas de esta capacidad las que paulatinamente fueron creando fisuras en el cristal que, en última instancia, comprometieron la resistencia de toda su estructura.

Lo bueno de todo esto

A pesar de que esto se ha visto como un bache en la llegada de la Cybertruck al mundo, la verdad es que aún existen muchas personas interesadas en la misma. De hecho, el propio Musk ha comentado que ya han recibido más de 200.000 ordenes previas para comprar la camioneta del futuro de 39.900.

Eso sí, el propio Musk ha admitido que, en cuanto al vidrio y su resistencia, tendrán que hacer algunas modificaciones antes de enviarla al mercado. Tal vez, hasta fue bueno que ocurriera en el escenario y no más tarde. Así, el producto final estará libre de una falla que definitivamente habría comprometido su “impenetrabilidad”.

Más en TekCrispy