A lo largo de los años, las luchas feministas han dado amplios frutos, y es por ello que ahora la mujer no se limita únicamente a labores hogareñas, sino que ha logrado destacar en un amplio ámbito laboral y deportivo.

Y aunque estos cambios son considerados positivos, es de notar que han influido en el estilo de vida de muchas mujeres, siendo la maternidad uno de los aspectos más afectados. Y es que aunque muchas tienen el deseo de ser madre y formar una familia algún día, se ha hecho más que frecuente retrasar la edad para cumplir dicha meta.

El problema, como muchos sabrán, es que el reloj social no necesariamente va a la par con el reloj biológico. Entre los 45 y 55 años de edad, las mujeres atraviesan un proceso llamado menopausia caracterizado por la desaparición de la menstruación, y ante esta ausencia no es posible procrear. Sin embargo, mientras esta siga en juego, es posible que queden embarazadas, pero mientras mayor sea la edad, más difícil y peligroso será.

En la actualidad existen muchos avances, como las técnicas de reproducción asistida, que permiten a mujeres de edades avanzadas tener hijos con menores riesgos. A propósito de ello, la jefa de sección de Obstetricia Médica y Tocología de Alto Riesgo en el servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital La Paz de Madrid, la doctora María de la Calle, resalta que la Sociedad Española de Fertilidad recomienda que para aplicar a estos métodos las mujeres sean de 50 años.

La edad de inicio de la maternidad

En una entrevista concedida a Infosalus, De la Calle señaló que la edad de inicio de la maternidad se ha incrementado en las últimas dos décadas, siendo de 27 años a principio de los 90, y de 34 años en la actualidad.

De hecho, resalta que más de un tercio de la población femenina de mujeres embarazadas tiene edades por encima de los 35 años, y una  “substancial proporción del 10% por encima de los 40”. En España, la edad promedio es de 32 años.

La probabilidad de embarazo se reduce con la edad

Y sí, es cierto que muchas mujeres mayores lucen más jóvenes de lo que son, pero ello no implica lo mismo ocurre en su interior. El paso del tiempo es inminente, y el final de la vida reproductiva y la edad de la menopausia sigue rondando los 50 años. Dicho así, ya a los 40 años se reducen las posibilidades de embarazo.

Pero esta reducción de las posibilidades puede iniciar incluso antes. La experta señala que a partir de los 34 años disminuye la reserva ovárica, lo que a su vez afecta la probabilidad de quedar embarazada. Aunque bien sabemos que en la actualidad “hay mujeres que hasta los 50 se quedan embarazadas de forma espontánea. Sin embargo, esto “es raro y extraordinario”, aclara.

El problema no es solo quedar embarazada, sino que, de lograrlo, “las posibilidades de complicaciones y los riesgos aumentan” cuando se trata de mujeres en edades avanzadas. De modo que:

“Lo ideal es quedarse embarazada antes de los 35 para disminuir las enfermedades maternas y las complicaciones fetales. Aunque puede haber pacientes de 30 con dificultades y otras con 40 que no tengan problema”.

Los riesgos de un embarazo en edad avanzada

Entre las complicaciones puede mencionarse que, al estar envejecido, el útero tiene problemas para vasculizar, no se contrae igual de bien, y puede desencadenar problemas en la placenta como preeclampsia.

Además, los embarazos en edades avanzadas también pueden tener consecuencias sobre el bebé. Aumenta el riesgo de crecimiento intrauterino retardado o surgir cromosomopatías, como el síndrome de Down. Los fetos en este tipo de embarazos también tienen mayor probabilidad de alteraciones malformativas y cardíacas.

Tenemos pues que a partir de los 34 años se va complicando el panorama de ser madre de manera espontánea. Y aunque existen técnicas avanzadas como la y a la inseminación artificial, que pueden resolver este problema, estas no necesariamente funcionen en todos los casos.

“El embarazo natural es más complicado de conseguir y los tratamientos de fecundación in vitro son menos eficaces. No siempre consiguen vencer al reloj biológico. Es introducir un óvulo de una chica de 20 años en una maceta de 47 años, las complicaciones serán mayores porque, por ejemplo, ese útero o maceta estará envejecido”.

Dicho esto, se puede estar más claro en torno a este tema. No se trata de una situación completamente negativa, pero sí es signa de consideración en nuestros tiempos. Si bien ser madre demasiado joven no es lo ideal para el desarrollo profesional y personal en general, esperar demasiado puede dificultar e incluso imposibilitar el proceso.

Referencia:

Hasta qué edad es posible quedarse embarazada. https://www.infosalus.com/mujer/noticia-edad-posible-quedarse-embarazada-20191125082439.html