Las conmociones cerebrales, la forma más común de lesión cerebral traumática, son un factor de riesgo potencial para la depresión y las conductas suicidas. La gran mayoría de las investigaciones sobre esta relación se ha centrado en los adultos, siendo pocos los estudios que han examinado esta relación entre los jóvenes.

Esto revela una brecha sustancial de salud pública, especialmente porque el suicidio es la tercera causa principal de muerte entre los jóvenes de 12 a 19 años de edad. Además, dado que las conmociones cerebrales pueden inducir la aparición de trastornos del comportamiento y del estado de ánimo, es biológicamente plausible que sean un factor de riesgo indirecto para el comportamiento suicida.

¿Es el pensamiento negativo repetitivo un factor de riesgo para la enfermedad de Alzheimer?

Examinando datos

En tal sentido, los resultados de una investigación realizada por científicos de la Universidad de Texas en Houston, sugieren que los estudiantes de secundaria con antecedentes de conmociones cerebrales relacionadas con el deporte podrían tener un mayor riesgo de suicidio.

El estudio reveló que las estudiantes con antecedentes de conmociones cerebrales tenían mayores probabilidades de informar todos los factores de riesgo de suicidio.

Para llegar esa conclusión, el equipo de investigación examinó el vínculo entre el historial de conmoción cerebral y los factores de riesgo para el suicidio en más de 13.000 estudiantes de secundaria en los Estados Unidos.

El equipo preguntó a los participantes si habían recibido una conmoción cerebral relacionada con el deporte o la actividad física en el último año, así como una serie de preguntas para medir posibles comportamientos suicidas.

Los investigadores encontraron que los adolescentes que informaron haber tenido una conmoción cerebral en el último año, aproximadamente el 15 por ciento de los encuestados, tenían más probabilidades de informar sentimientos de depresión, pensamientos suicidas o intentos de suicidio.

Factores de riesgo de suicidio

Los participantes masculinos con una conmoción cerebral reportada en el último año tenían el doble de probabilidades de informar haber intentado suicidarse, y tres veces más probabilidades de reportar un historial de recibir tratamiento médico por un intento de suicidio que aquellos que no tuvieron una conmoción cerebral reciente.

Las conmociones cerebrales, la forma más común de lesión cerebral traumática, son un factor de riesgo potencial para la depresión y las conductas suicidas.

El estudio también reveló que las estudiantes con antecedentes de conmociones cerebrales tenían mayores probabilidades de informar todos los factores de riesgo de suicidio. Tenían más probabilidades de sentirse tristes o desesperanzadas, tener ideas suicidas o haber intentado suicidarse, y tenían el doble de probabilidades de indicar un historial de recibir tratamiento médico por un intento de suicidio, en comparación con las féminas que no informaron conmoción cerebral en el último año.

Esta información es relevante ya que estudios han mostrado que las atletas de secundaria tienen mayores tasas de conmoción cerebral que sus homólogos masculinos.

¿Pueden las vacunas contra la gripe y la neumonía reducir el riesgo de padecer Alzheimer?

Estos resultados confirman que las conmociones cerebrales pueden, a largo plazo, originar serios resultados adversos para los jóvenes con cerebros en desarrollo.

En tal sentido, los investigadores emplazan a padres, cuidadores y proveedores de salud a ser conscientes de las señales de advertencia del suicidio, que incluyen expresiones de sentirse desesperado, retraimiento o aislamiento social, así como cambios de humor extremos y comportamiento imprudente o ansioso.

Referencia: Self-reported history of concussions is associated with risk factors for suicide completion among high school students. Journal of Affective Disorders, 2019. https://doi.org/10.1016/j.jad.2019.11.047

Más en TekCrispy