Cuando se habla de redes sociales es prácticamente imposible no resaltar su eficiente labor de conectar a personas en diferentes lugares del mundo y permitir el intercambio de información variada. Pero también es necesario destacar los aspectos negativos en torno a estas que, dada su amplia adopción en las sociedades del mundo, parecen hacerse cada vez más abundantes.

En este sentido podemos sacar a colación el término de acoso cibernético, conocido también como “abuso virtual”. Según los autores de un nuevo estudio, se define como un “comportamiento intencionalmente agresivo que se implementa a través de la comunicación digital, como correo electrónico, mensajes de texto o teléfono móvil”.

Este podría llevarnos a pensar en las típicas bromas de mal gusto a las que proceden muchos adolescentes con el fin de mal poner a alguien, pero en realidad no se limita únicamente a la juventud. Los resultado de esta nueva investigación publicada en la revista Cyberpsychology, Behavior, and Social Networking revela que casi el 15 por ciento de sus participantes adultos había sido objeto de acoso cibernético.

El abuso virtual es mayor entre adultos jóvenes

Los investigadores consultaron el New Zealand Attitudes and Values ​​Study (NZAVS) de 2017, un estudio longitudinal a nivel nacional de neozelandeses adultos, del cual extrajeron datos de 20,849 participantes cuyas edades iban de 18 a 97 años de edad. Dividieron dicha muestra en cohortes de edad y consideraron si los participantes habían sido víctimas de acoso cibernético y si esta había ocurrido durante el último mes.

Encontraron que 15 por ciento de los individuos del estudio habían sido blanco de ciberacoso, observándose los niveles más altos en adultos jóvenes de 18 a 25 años de edad durante varios períodos del tiempo de su vida y durante el último mes.

“Los resultados actuales indican que, en promedio, el acoso cibernético es de hecho más frecuente entre los adultos jóvenes que las cohortes de mayor edad, como lo demuestran las tasas de acoso cibernético solo durante el último mes”.

Pero los grupos de mayor edad también reportaron este tipo de incidentes, específicamente lo que los autores señalan como ciberacoso de por vida. Entre estos, el 24 por ciento correspondía a adultos de 26 a 35 años de edad, y el 13 por ciento de 46 a 55 años, registrándose el abuso incluso en grupos de más de 66 años, lo cual representa el 6.5 por ciento.

Mayor abuso virtual hacia maoríes y no europeos

Maorí, Los Hombres, Salto, Lanza, Caza, Guerrero
Aquellos que se identificaron como europeos informaron niveles de acoso cibernético más bajos que aquellos identificados como maoríes, indígenas neozelandeses.

Llama la atención también que los participantes que se identificaron como europeos informaron niveles de acoso cibernético más bajos que aquellos identificados como maoríes y de las naciones del Pacífico durante ambos períodos. Esto nos recuerda un estudio anterior que hablaba de las altas tasas de discriminación hacia estas comunidades en Nueva Zelanda.

“Este estudio, que informó la prevalencia del acoso cibernético basado en varios subgrupos, proporciona información importante que permitirá el desarrollo de programas de prevención y tratamiento más específicos”, concluyó la editora en jefe Brenda K. Wiederhold.

Los autores reconocen que esta investigación tiene ciertas limitaciones, pero consideran que estas proponen un punto de partida para estudiar más a fondo la prevalencia del acoso cibernético entre las diversas etnias en edad adulta, que ya ha demostrado ser más frecuente de lo que muchos imaginarían.

Referencia:

How Common Is Cyberbullying Among Adults? Exploring Gender, Ethnic, and Age Differences in the Prevalence of Cyberbullying. https://www.liebertpub.com/doi/10.1089/cyber.2019.0146