Rusia se ha convertido en un país altamente polémico en cuanto a temas de seguridad digital. Constantemente se han visto envueltos en todo tipo de situaciones –con ellos como protagonistas o no– en las que es necesario posar la mirada sobre ellos debido al manejo de las tecnologías y a la información.

Curiosamente, también son unos de los países más privados en cuanto a sus datos y solo dan a conocer al público lo que consideran necesario. Asimismo, suelen buscar constantemente mejores métodos para proteger su información, así como su autonomía.

Con el auge de los equipos digitales y con países como China y Estados Unidos a la cabeza del mercado, Rusia ha buscado la forma de mantenerse independiente de estas influencias. Por ello, ahora ha liberado una ley que forzará a las compañías extranjeras a acoplarse a las reglas del juego puestas por Rusia o a simplemente salirse de la partida.

Esto es lo que implica la nueva ley

La ley fue aprobada recientemente y pronto entrará en vigencia. Con ella activa, cualquier dispositivo vendido en Rusia necesariamente deberá tener preinstaladas aplicaciones autóctonas del país.

Esto no implica que el software nativo del equipo deberá desaparecer, pero sí que deberá convivir con el impuesto por Rusia. Esto implicaría que, los equipos vendidos en el país, comenzarían a estar personalizados únicamente para el uso de quienes viven en él.

¿Por qué hacen esto?

El gobierno ruso ha declarado que han hecho estos cambios como una forma de darle a su pueblo la capacidad de decidir. Con ello, se refieren a que muchos individuos –sobre todo, los de edad avanzada– pueden tener problemas a la hora de personalizar sus equipos y descargarles las aplicaciones que desean.

¿Será Rusia el primer país del mundo en tener una vacuna oficial contra el coronavirus?

Rusia comenta que muchas apps extranjeras cuentan con versiones autóctonas que esas personas podrían preferir usar. Por ello, aseguran que esta medida que hará convivir a los softwares es la forma perfecta de ofrecer más opciones a los rusos.

Sin embargo, cabría pensar ¿qué tanto poder de decisión verdadero existe en una medida que es impuesta? Y, si de verdad las personas querrían un equipo con aplicaciones autóctonas ¿no tienen ya la capacidad de adquirirlo? Tal vez lo que compran un iPhone, desean sus aplicaciones de iOS. Así que, ¿cuál es el verdadero poder de decisión?

Algunas grandes marcas tendrán que dejar el mercado

Apple considera que dejar entrar apps de terceros sería una amenaza para su seguridad, y que la compañía no puede tolerar ese tipo de riesgos.

Con la llegada de esta ley, muchas empresas tendrán que modificar sus estrategias con la finalidad de permanecer en el mercado ruso. Básicamente, tendrán que comenzar a programar sus sistemas de forma que sean compatibles originalmente con los softwares desarrollados en Rusia.

Sin embargo, no todas las empresas serán capaces de haces esta división, y como consecuencia tendrán que salir del mercado. Un ejemplo perfecto de ello es Apple, que –con su nuevo enfoque orientado a la privacidad de sus apps– no puede permitir la entrada indiscriminada de apps de terceros que podrían revelar o recabar más información de la debida.

Más en TekCrispy