En la actualidad, las compañías del mundo de la tecnología no paran de invertir en la creación de nuevas maquinarias. Desde hace décadas, soñamos con un futuro –a veces más utópico o distópico– en el que las maquinas se han convertido en parte fundamental de nuestro día a día.

Ahora, no estamos tan lejos de hacer que esto se vuelva realdad. Sin embargo, para llegar hasta allí, aún hace falta que algunas de las grandes compañías de tecnología den el gran salto.

Por ahora, muchas se están enfocando en el desarrollo de software o en la creación de maquinarias para tareas específicas fuera de la cotidianidad. Debido a esto, a pesar de que en realidad ha habido muchos avances, no siempre estamos totalmente conscientes de ellos. Para cambiar un poco lo que ocurre en el tablero de juego Alphabet ha decido volver a incursionar en el mundo de la robótica.

Presentando el proyecto Everyday Robot

Alphabet, en un momento, fue el padre de la innovadora compañía de tecnología Boston Dynamics. Con ellos, lograron hacer grandes avances y hacer del nombre de esta misma popular.

Sin embargo, en el 2017, Alphabet se alejó de este mundo cuando le vendió la empresa a Softonic. Ahora, un par de años más tarde, Alphabet vuelve a la carga con una nueva meta en su mente: desarrollar robots que puedan ser utilizados en la vida cotidiana.

El nombre del proyecto que pretende perseguir esta meta es Everyday Robot. Este estará a cargo de X Lab. La existencia de este próximo proyecto fue anunciada en el blog de X Lab y su nacimiento se remonta a los cuarteles generales de su compañía creadora, Alphabet.

Todo ha iniciado en el cuartel general de Alphabet

Este proyecto tendrá como meta la creación de robots capaces de aprender y desenvolverse en el desarrollo de labores cotidianas. Sin embargo, este concepto aún suena muy abstracto y toda buena idea necesita tener un punto de partida.

En este caso, el nivel inicial de proyecto se ha dado dentro de las mismas paredes de Aphabet. Ya sabemos que la empresa cuenta con un sistema de clasificación de desechos que les permite ser verdes al reciclar gran parte de lo que se desecha en la empresa.

Facebook y Google mantendrán el teletrabajo hasta 2021

No obstante, siempre pueden ocurrir errores y que un tipo de basura se mezcle con otra podría generar que se contamine y no pueda ser reciclada. Como una forma de abordar este problema. El equipo diseñó robots que fueran capaces de clasificar y organizar los residuos.

De la práctica se aprende

Los robots de Alphabet lograron reducir el procentaje de desechos desperdiciados de un 20% a menos del 5%.

En la mayoría de los casos, se espera que para que un robot sea capaz de realizar una tarea, esta deba ser programada en su código. Sin embargo, gracias a la existencia de tecnologías como el machine learning, lo que antes podría haber sido una labor tediosa, ahora puede transformarse en una interactiva actividad.

Esto debido a que, la empresa ha desarrollado un método de entrenamiento más empírico a través del cual los robots son capaces de adquirir las habilidades que necesitan para desempeñar sus tareas. En este caso, la empresa colocó a los robots en simuladores por las noches, de forma que pudieran llevar a cabo las tareas de clasificación y que aprendan de ellas.

Luego, este conocimiento nuevo lo utilizan en la mañana para ser eficientes en situaciones reales. Finalmente, estos datos reales entran a la simulación para que el robot continúe trabajando y aprendiendo. En pocas palabras, han conseguido la forma de acondicionar este tipo de equipos a través de procesos tan naturales como el ensayo y el error.

¿Cuál es la meta a largo plazo de este proyecto?

En un principio, esperan poder perfeccionar sus robots clasificadores de basura. Pero, no planean simplemente quedarse así.

A través de lo que han descubierto que se puede hacer con el machine learning, ahora buscan conocer si paulatinamente puede añadir nuevas habilidades a un robot antes construido para una tarea específica, o si es estrictamente necesaria la utilización de otra maquinaria.

Asimismo, esperan poder enseñar a sus robots a realizar eficientemente tareas cada vez más complicadas. De este modo, a largo plazo, estos equipos verdaderamente podrían convertirse en los asistentes predilectos para las tareas de la cotidianidad en los hogares.

Más en TekCrispy